200.000 personas se inscriben en la plataforma de la OCU

Último día para apuntarse a la compra colectiva de gasolina

Hoy termina el plazo de inscripción

Puede inscribirse en www.quieropagarmenosgasolina.org

Cepsa y BP hacen ofertas

Gasolinera de Cepsa
Gasolinera de Cepsa

Más de 190.000 consumidores se han sumado a la iniciativa de compra colectiva de carburantes puesta en marcha por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) con el objetivo de conseguir un ahorro en la factura de la gasolina que pagan las familias, y cuyo plazo de inscripción termina hoy.  La campaña, en la que cualquier ciudadano puede informarse y participar a través de la web www.quieropagarmenosgasolina.org, fue puesta en marcha por la OCU el pasado marzo ante la falta de competencia en el mercado español al considerar que los precios de los carburantes no reflejan el abaratamiento del petróleo.

Desde la OCU se recuerda que cuantos más usuarios se apunten a la campaña mas ahorro se podrá lograr. Hasta el momento, Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante y Málaga son las provincias con más personas apuntadas.

Reticencias de Repsol

La subasta de un precio competitivo para la compra colectiva de carburantes anunciada por la OCU no atrajo en principio a las petroleras, que, de sumarse a la iniciativa será más bien por una cuestión de imagen. La OCU ya ha realizado dos subastas de luz.

Según datos de la asociación de consumidores, más del 60% de los inscritos reposta habitualmente diesel y un 26% por ciento, gasolina. Tras el fin de la campaña, la OCU comunicará a todos los participantes el ahorro obtenido.

Cepsa y BP han presentado ofertas para hacerse con la bolsa de consumidores inscritos en la compra colectiva de carburante lanzada en abril, aseguran fuentes empresariales.

Repsol, Cepsa y BP son las tres únicas compañías con una red de estaciones de servicio suficientemente amplia como para dar cobertura a la iniciativa de la OCU en todo el país. Aún así, la organización también se reserva la posibilidad de elegir varios operadores de distintas regiones con el objetivo de cubrir el territorio más amplio posible.

Fuentes de la OCU se han muestran “muy satisfechas” con el interés mostrado por las empresas y, sin ofrecer número de aspirantes ni sus nombres, sí aseguran disponer de “varios proveedores” dispuestos a competir en la iniciativa.

La organización aspira a obtener un descuento de más de ocho céntimos, pero asegura que su intención es la de negociar sin marcar un mínimo de descuento. En las propias empresas ven difícil alcanzar rebajas de esta envergadura.

Durante la presentación de la iniciativa, la OCU indicó que el descuento se aplicará a través de una tarjeta de la que dispondrán los consumidores inscritos, que no estarán obligados a repostar en las gasolineras de la empresa ganadora.

La OCU ya ha realizado compras colectivas de electricidad y telefonía, a las que se han sumado 500.000 y 200.000 hogares, respectivamente, que han conseguido un ahorro medio de entre 50 y 80 euros anuales.

Desde la organización de consumidores se ha criticado la falta de competencia en el mercado de carburantes en España, donde “los precios antes de impuestos y, sobre todo, los márgenes que aplican las operadoras son mayores que en una gran parte de los países europeos”.

Cada hogar español gasta aproximadamente 1.300 euros al año en carburante, lo que supone un 5 por ciento de su presupuesto, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) facilitados por la OCU.

Normas