Britta Weidenbach, gestora de fondos de Deutsche AWM

“La renta variable es muy interesante hoy en día”

"La gestión de una cartera se juzga por los números, seas hombre o mujer”

"La valía de un equipo directivo se puede comprobar cuando las cosas van mal"

“La renta variable es muy interesante hoy en día”

El de los fondos de inversión es un sector dominado claramente por los hombres. Britta Weidenbach (Aachen, Alemania, 1974) es la máxima responsable para Europa de renta variable de Deutsche Asset & Wealth Management, la división de inversiones del grupo Deutsche Bank para la que trabaja desde hace 16 años. Dirige, de hecho, dos de sus fondos estrella: Top Euroland y Top Europe LC. En total tiene poder de decisión sobre cerca de 9.000 millones de euros.

En su puesto no abundan las mujeres. ¿El hecho de serlo le ha supuesto algún problema a lo largo de su carrera?

Siempre creí que la ventaja de gestionar una cartera de valores es que se te juzga por los números. Y estos no mienten: resulta evidente si el profesional al mando, sea mujer u hombre, lo hace bien o mal. Por mi parte, el equipo que dirijo tiene un 20% de mujeres. Creo que en la gestión de activos la proporción de género está más equilibrada que en otros negocios relacionados con la banca.

¿Cómo definiría su estilo de gestión?

“En España hemos visto señales de recuperación que nos llevan a prestar más atención a compañías del país. Lo mismo pasa con Italia”

Creo que estoy muy orientada hacia la construcción de equipos, algo especialmente importante en una profesión como la nuestra. Es fundamental mantener un espíritu colaborador: nadie puede cubrir el mercado entero por sí solo; hacen falta especialistas en sectores y países. Facilita las cosas el hecho de que muchos de mis colaboradores lleven más de diez años conmigo.

¿Cree que ahora es buen momento para invertir en capital riesgo?

Invertir directamente en compañías hace que estés más involucrado con la inversión. Algunas de estas apuestas van mal y otras bien. Lo que nosotros hacemos es analizar cuidadosamente el rendimiento de las empresas para encontrar los valores que son capaces de crecer a un ritmo superior al del mercado. La renta variable es muy interesante hoy en día, especialmente comparada con el bajo rendimiento de la renta fija.

En cuanto a España, ¿qué sectores le atraen más?

Nuestro método consiste en explorar el mercado de abajo arriba. En Madrid he tenido reuniones con varias compañías. Hemos encontrado firmas interesantes relacionadas con el sector financiero, aunque no se cuenten entre los grandes; también en seguros y en el sector del ocio, aunque solo estén orientadas al mercado europeo. Nos gusta también lo que vemos en telecomunicaciones. Como ve, no nos cerramos a sectores concretos.

Este año hay elecciones en España. ¿Afecta eso a sus análisis de inversión?

Tenemos en cuenta estas cuestiones desde el momento en que afectan a las decisiones de la eurozona. Por ejemplo, el giro a la izquierda de Grecia. Hace unos meses también se habló de lo mismo en España con Podemos... Todo esto tiene una ligera repercusión en el sentimiento general sobre la renta variable española, pero no afecta al hecho de que las grandes compañías del Ibex 35, como BBVA, Santander o Telefónica, dependan cada vez menos de lo que suceda en España y más de Latinoamérica. Por lo que he oído y leído, el peso de Podemos se ha reducido considerablemente en las últimas semanas.

“La renta variable es muy interesante hoy en día”

¿Qué países europeos resultan más atractivos?

No nos fijamos tanto en países como en compañías con potencial de crecimiento. Dicho esto, es verdad que en España hemos visto señales de recuperación que nos llevan a prestar más atención a compañías de su país. Medidas como la reforma del mercado laboral han impulsado la recuperación. Eso es también lo que empezamos a ver en Italia, que comienza a implementar su propia reforma laboral. Una vez más, estos signos evidencian una mejoría de la que se podrían beneficiar empresas italianas o que operen en Italia.

¿Hasta qué punto pesan las consideraciones subjetivas a la hora de decidir inversiones?

Los números son muy importantes: hay que saber la capacidad operativa de la compañía y su potencial de crecimiento, que es lo que finalmente marca su valoración de mercado. Pero es verdad que hay elementos, como la capacidad del equipo directivo, su estilo de gestión, que también marcan la diferencia. En mi experiencia, la valía del equipo directivo se puede comprobar cuando la empresa pasa por malos momentos. Saber si se puede confiar en los timoneles de una compañía es fundamental para decidir una inversión. Contar con un equipo gestor fiable puede ser determinante para que apostemos por la empresa. También nos guiamos por indicadores como el ESG (medioambiental, social y gobernanza, en sus siglas inglesas), con los que comprobamos que las compañías estén suficientemente involucradas con la sociedad.

¿Ha cambiado mucho el sector desde que empezó a trabajar en él?

El aspecto regulatorio ha cambiado mucho, sí. Ahora está todo más definido. Gestionar una cartera de valores es una actividad mucho más controlada y documentada ahora. Definitivamente, creo que eso beneficia claramente al cliente.

Normas