La internacionalización y el comercio electrónico, claves

La industria alimentaria, preocupada por los márgenes

KPMG y FIAB identifican los retos de las empresas ante la caída de precios

La internacionalización y el negocio digital ganan enteros

La industria alimentaria, preocupada por los márgenes

Los precios en los productos de alimentación y bebidas siguen bajando y las empresas tienen que hacer esfuerzos para mantener sus márgenes. Un estudio realizado por la patronal de la industria, FIAB, y KPMG, evidencia que el 42% de los productores cree que este será el gran reto del sector para este año.

El informe, titulado Retos y estrategias de la industria de alimentación y bebidas en España, es el resultado de una encuesta entre 107 directivos del sector. Casi un tercio de los encuestados considera prioritario la reducción de costes para poder mantener los márgenes. El 21% considera que la internacionalización es la mejor vía para mejorar ingresos en el marco de la caída continuada de los precios.

El negocio en el exterior ha sido en los últimos años una vía de escape de la industria ante la bajada del consumo en España. Los planes de la patronal contemplan alcanzar la exportación del 35% de la producción para el año 2020. El 43% de los encuestados cree que será clave la competitividad de la empresa para poder mirar hacia otros mercados. Además, el 50% de los directivos entiende que para abrirse camino será imprescindible lograr acuerdos de cooperación con otras firmas. Una medida que ya se ha realizado para llevar la alimentación española a otros países. Sin embargo, el 62% cree que las diferencias en la regulación dificultan estas alianzas.

El estudio de KPMG y FIAB intenta avanzar cuáles serán las tendencias hacia las que irán los clientes. El 28% de los encuestados considera que se seguirán moviendo por el precio, el 26% cree que mirará por la cercanía del comercio. El mismo porcentaje señala que será cada vez más importante el comercio online en los hábitos de consumo del usuario.

Precisamente el entorno digital es otro de los grandes retos para la industria alimentaria. Un sector en el que el comercio electrónico no ha logrado todavía tener el impacto que si ha tenido en otros como el textil o el turismo. Prácticamente la mitad de los encuestados señala que este canal será “el factor más relevante” para que continúe el desarrollo del negocio. Para ello, la mejora de la logística y la creación de nuevas aplicaciones serán fundamentales.

La concepción de las nuevas tecnologías está cambiando también a la hora de comunicar con el cliente. Así, el 31% cree que las redes sociales son el medio más relevante para entrar en contacto con el consumidor. Este canal supera al marketing en el punto de venta (30%) y las acciones en medios tradicionales como la televisión o la radio (20%). Sin embargo, destaca que solo el 3% de los encuestados cree prioritario el canal para la inversión de la empresa.

Según Carlos Peregrina, socio responsable de consumo y distribución de KPMG en España, “la digitalización es uno de los mayores retos a los que se enfrenta la industria”. “Es tan importante como la internacionalización y la eficiencia”. Por su lado, Mauricio García de Quevedo, director general de FIAB, cree que es necesario adaptarse para “competir en un mercado global”.

La industria de la alimentación y las bebidas es una de las principales actividad económica de España, con una facturación anual que ronda los 90.000 millones de euros. Adolece de una importante atomización, puesto que el 90% de las empresas son pymes, lo que lastra los procesos de internacionalización. El año pasado creció un 2,6% respecto a 2013.

Normas