Las mayorías absolutas son cosa del pasado

Arranca la campaña electoral del declive del bipartidismo

El PP perdería la mayoría absoluta en sus grandes feudos y dependería de Ciudadanos

El PSOE sería la formación más votada en Extremadura y Asturias

Ada Colau se impone a Trias en Barcelona y Aguirre lograría la victoria en Madrid

Encuestas electorales del CIS Ampliar foto

Las mayorías absolutas no tienen cabida en el futuro político inmediato, que estará marcado por la fragmentación y el declive del bipartidismo. Al menos, así lo refleja las encuestas publicadas ayer por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) a las puertas de las elecciones autonómicas y municipales que se celebran el próximo 24 de mayo.

El Partido Popular seguiría siendo el partido más votado y quedaría primero en nueve de las trece comunidades en las que se celebran comicios. Aun así, perdería casi todas las mayorías absolutas que actualmente ostenta. Solo mantendría el control absoluto en el parlamento de Castilla y León. En Madrid, Murcia, La Rioja, Comunidad Valenciana, Cantabria, Aragón, Baleares, y Castilla-La Mancha, la formación de Mariano Rajoy sería el partido con más escaños, pero debería buscar el apoyo de Ciudadanos para acceder al Gobierno. El partido de Albert Rivera irrumpe con mucha fuerza y tendrá la llave de la gobernabilidad en multitud de autonomías.

Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid, el PP pasaría de 72 a 48-49 escaños y Cristina Cifuentes dependería de los 22-23 representantes de Ciudadanos para ser investida. El PSOE perdería casi diez puntos y se quedaría con 27-28 escaños. Podemos sería la tercera fuerza con 22-23 representantes en la cámara legislativa.

En Castilla-La Mancha, la situación es especialmente apretada. El PSOE tendría un mayor porcentaje de votos, un 35,1% frente al 34,9% del PP. Sin embargo, traducido a escaños, la formación de María Dolores de Cospedal lograría entre 14-15 representantes por los trece del PSOE. El PP precisaría de los escaños de Ciudadanos (entre tres y cuatro) para gobernar.

El líder de C’s, Albert Rivera, celebró los datos del CIS y aseguró que conseguirán superar las expectativas de la encuesta para poder luchar “de tú a tú con PP y PSOE”. Podemos, por su parte, sería la tercera fuerza política en la mayoría de comunidades, dejando sin representación a Izquierda Unida. Sin embargo, el partido de Pablo Iglesias tendría un papel menor que Ciudadanos a la hora de permitir la gobernabilidad.

Podemos puede ser clave en Extremadura, Asturias y Baleares. En la comunidad hoy presidida por José Antonio Monago, el PSOE obtendría entre 26 y 28 escaños, lo que permitiría gobernar con el apoyo del partido de Pablo Iglesias, que lograría ocho representantes. Y, en Asturias, Javier Fernández se mantendría al frente de la comunidad con la ayuda de Podemos, que irrumpe como el segundo partido en porcentaje de voto y el tercero en escaños.

La situación de Baleares es particular. El PP de José Ramón Bauzá sería nuevamente el partido más votado, sin embargo, el PSOEpodría arrebatarle la presidencia si lograse aglutinar el apoyo del resto de partidos de izquierda.

Coalición Canaria, con 17 escaños, ganaría las elecciones en Canarias, seguida del PSOE, que obtendría entre 15 y 16 escaños, y el PP, que lograría entre 12 y 14. En Navarra, UPN lograría la primera posición con 11-12 escaños, seguido de Podemos que irrumpe con 11 diputados, casi un empate. En un parlamento de 50 escaños aparecen otras seis formaciones por lo que resulta muy complicado buscar pactos.

El CIS también publicó ayer el barómetro de abril, que incluye una encuesta sobre las elecciones generales, que previsiblemente se celebrarán a finales de este año. El PP ganaría con el 25,6% de los votos y el PSOE volvería a colocarse en segunda posición, con el 24,3% de los sufragios. Podemos cae a la tercera posición con un apoyo del 16,5% frente al 23,9% registrado en la encuesta de enero. Así, los socialistas liderados por Pedro Sánchez superan a la formación de Pablo Iglesias y suben dos puntos. De hechos, se produce prácticamente un empate técnico entre PP y PSOE.

El barómetro de abril también recoge el auge de Ciudadanos, que recibiría el 13,8% de los votos cuando el CIS le otorgaba en enero el 3,1%. La encuesta de abril refleja que el bipartidismo todavía resiste el empuje de las formaciones emergentes. PP y PSOE suman el 49,9% de los votos. La encuesta del CIS se realizó en la primera quincena de abril, antes de que se produjera el registro del domicilio y despacho del exvicepresidente Rodrigo Rato.

Ada Colau adelanta a Trias en Barcelona

En la segunda ciudad más poblada de España, Barcelona, los movimientos de izquierdas ganarían las elecciones. Ada Colau, candidata de Barcelona en Comú, lograría once concejales frente a los ocho del actual alcalde de CiU, Xavier Trias. Hasta siete partidos obtendrían representación. Ciudadanos, con seis ediles, quedaría en tercera posición, seguido de PSC (cinco concejales), ERC y PP (con cuatro representantes cada uno) y la CUP, que entraría con tres.

Aguirre, alcaldesa con permiso de Ciudadanos

El PP mantendrá la alcaldía de Madrid, según la encuesta del CIS. Esperanza Aguirre lograría entre 22 y 23 concejales y podría ser investida con el apoyo de los nueve o diez representantes de Ciudadanos. Ahora Madrid, la coalición que incluye a Podemos, se convertiría en la segunda fuerza política con 13 o 14 concejales. Así, Manuela Carmena superaría al candidato socialista, Antonio Carmona, que quedaría en tercera posición con solo 12 representantes.

Barberá, lejos de la mayoría absoluta

La histórica alcaldesa de Valencia Rita Barberá podría mantenerse en el poder durante una séptima legislatura. La candidata del PP perdería la mayoría absoluta y pasaría de 20 a 13 concejales. Como sucede con Esperanza Aguirre, Barberá precisaría de un acuerdo con Ciudadanos para mantener el bastón de mando. El PSOE quedaría como segunda fuerza política con seis representantes, seguido de Ciudadanos y Valencia en Comú con cinco cada uno.

Normas