El selectivo pasa de perder los 11.100 a rozar los 11.200

El Ibex 35 avanza un 0,43% en una sesión alocada

El euro marca máximos de dos meses y daña a las Bolsas

Janet Yellen advierte de los precios elevados en Wall Street

Inversores consultan los monitores en el parqué madrileño. Suponemos. Ampliar foto
Inversores consultan los monitores en el parqué madrileño. Suponemos. EFE

Las sesiones duran ocho horas y media en la Bolsa española pero hay días en los que el signo de la jornada se dedice solo en la parte final. Hoy ha sido un claro ejemplo de ello. Una sesión de taquicardias. Durante buena parte de la sesión el Ibex ha cotizadocon alzas claras, recuperándose así del batacazo del martes y llegando a subir un 1%, pero la apreciación del euro frente al dólar y el aviso de Yellen sobre los precios caros de la Bolsa han aguado la fiesta al selectivo y le han hecho entrar en terreno negatico. Aun así, cuando el índice perdió los 11.100 puntos ha rebotado y cierra con un alza del 0,43% hasta los 11.163,6. Hasta el último minuto no ha estado claro el final, como en un intenso e igualado partido de fútbol. Día ideal para los traders y de tilas para los inversores de largo plazo. 

En el selectivo español, las mayores subidas del día las anotan Acciona (+2,33%), Abertis (+2,03%) y Mapfre (+1,77%). Por contra, destacan las caídas de Endesa (-1,27%), ArcelorMittal (-1,34%) y Abengoa (-2,05%). Por su parte, Gas Natural cae un 1,74% tras presentar resultados.

Aunque las Bolsas europeas se han animado por la mañana gracias a un buen índice PMI de actividad del sector servicios en la zona euro y en especial en España, donde sube hasta los 60,3 puntos, su nivel más alto desde 2006, los números rojos han regresado, cierto es que fugazmente, a los parqués. Las noticias que han llefado desde Atenas han sido moderamente positivas, por lo que esta vez la responsabilidad de los descensos bursátiles se atribuye casi en exclusiva a la fortaleza del euro.

De hecho, varios analistas creen que Grecia no tiene tanta influencia sobre las Bolsas y atribuyen directamente las turbulencias en el Viejo Continente al repunte del euro frente al dólar. La moneda única sube hasta las 1,113 unidades del billete verde, máximos de dos meses. Eso ha despejado cualquier ilusión de una sólida remontada en los parqués.

En esta compleja red de intereses cruzados que son los mercados, la publicación de un dato de creación de empleo privado en Estados Unidos claramente por debajo de lo que esperaba el mercado (169.000 frente a 200.000) ha debilitado al dólar, es decir, ha fortalecido al euro. La razón es que el mercado interpreta que un mercado laboral menos fuerte de lo previsto atrasara la subida de los tipos de interés por parte de la Fed.

La presidenta de este organismo, Janet Yellen, ha aportado más razones para la intranquilidad en los mercados al afirmar en una conferencia en Washington que los tipos a largo plazo están anormalmente bajos y que las valoraciones de la Bolsa son caras.

Los descensos del martes y el avance incierto de los mercados hoy son un toque de atención que invita a la cautela.Así lo creen desde el departamento de análisis de Bankinter, donde destacan que “los movimientos de mercado que estamos viendo últimamente invitan a la prudencia por lo que los perfiles más conservadores deberían reducir sus posiciones hasta que escampe”. Más optimistas, deste el comité de inversiones de atlCapital indican que las Bolsas europeas viven solo una corrección y afirman que “después de este reajuste en los precios de las acciones españolas y europeas, dejaríamos de reducir posiciones”.

¿Y qué hay de Grecia, foco de inquietud permanente para los inversores? La principal novedad fue que el país ha devuelto al FMI un tramo del rescate de 200 millones de euros. Además, elTesoro heleno tenía una cita con los mercados que, a pesar de las tensiones, ha superado con nota. El país ha colocado 1.137,5 millones de euros en letras del Tesoro a 6 meses a un interés del 2,97%, idéntico al de la anterior emisión.

Esto ha sido suficiente para que el mercado griego respirara. El Ase, principal indicador de la Bolsa ateniense, avanza un 2,86%, aunque la rentabilidad del bono griego a diez años sube hasta el 11,25%. Eso sí, las negociaciones entre Grecia y sus acreedores distan mucho de llegar a buen puerto.Todas las partes dan por hecho que en la reunión del Eurogrupo del próximo lunes no habrá pacto.

La tercera gran inquietud de los inversores es precisamente el brusco repunte de la rentabilidad de la deuda soberana en las últimas semanas. El interés de la deuda española con vencimiento a una década sube al 1,9%, con la prima de riesgo en los 132 puntos básicos. En este entorno algo menos favorable, el Tesoro intentará mañana captar hasta 5.000 millones en una subasta de deuda.

En el mercado de petróleo, el crudo sigue revalidando nuevos máximos anuales. Hoy la razón de las subidas del entorno del 2,5% tanto en el caso del barril Brent como en el del West Texas es la primera caída en las reservas semanales de petróleo en Estados Unidos en 17 semanas.

Normas
Entra en El País para participar