En desacuerdo con el reparto de los derechos de televisión

La Federación Española de Fútbol suspende el campeonato de Liga

Todas las competiciones oficiales pararán a partir del próximo 16 de mayo

No se jugarán ni las dos últimas jornadas ni la final de la Copa del Rey

La Federación Española de Fútbol (RFEF) ha convocado un paro indefinido en todas las competiciones de fútbol, partir del 16 de mayo, lo que supondría paralizar la liga en la jornada 37. No se jugarían las dos últimas jornadas ni la final de la Copa del Rey. La RFEF se suma así a la petición de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), que anoche ya anunciaba la posibilidad de huelga. 

Según un comunicado de la Federación,  "la Junta Directiva ha repasado la situación de la disconformidad con el reparto del 4,55% procedente de las Quinielas y su retirada sin motivo alguno por parte del Secretario de Estado para el Deporte; el estudio realizado sobre las consecuencias de la Ley de Emprendedores, que conducen a la imposibilidad de la presencia de los colaboradores más imprescindibles en la organización del fútbol más humilde; las inspecciones de la Agencia Tributaria y de la Seguridad Social a los clubes de futbol aficionado, que han obligado a abandonar sus puestos a una elevada cantidad de directivos modestos, alma verdadera de nuestro deporte; la situación de los requerimientos de reintegro por parte del CSD sobre gastos efectuados, desembolsados y justificados con destino y destinatarios finalistas para el fútbol aficionado; las reivindicaciones en favor de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) en su función aglutinadora de representación de todos los futbolistas de las competiciones de nuestro país; y también las continuadas injerencias del CSD, que obran en conocimiento de nuestra Federación Internacional (FIFA), y que han motivado una seria advertencia por parte del máximo organismo del fútbol mundial, comunicada al Gobierno de España".

Además, continúa el comunicado, "la RFEF ha abordado también el contenido del Real Decreto-ley 5/2015, de 30 de abril" y asegura haber llegado a estas conclusiones: 

1. Después de transcurridos tres meses desde la primera comunicación formal al Sr. Ministro de Educación, Cultura y Deportes, no se ha resuelto ninguno de los problemas citados que afectan gravemente al fútbol aficionado.

2. La promulgación del Real Decreto-ley 5/2015, de 30 de abril, ha contado con el apoyo expreso de la RFEF en varias ocasiones. Queremos hacer constar con claridad que nuestras solicitudes más importantes nunca afectaron negativamente a los beneficios económicos para los clubes, la Liga, y el fútbol en general.

3. A diferencia de otras entidades, la RFEF nunca contó con el borrador del Real Decreto-ley, como hubiéramos deseado, al objeto de efectuar aportaciones para contribuir con buena voluntad a su mejora. Tan sólo en el último momento se nos ofreció una información parcial sobre una mínima parte de datos.

4. Esta actitud, unida al contenido del Real Decreto-ley, ha sido entendida por la Junta Directiva de la RFEF como una falta de respeto y consideración al órgano rector de todo el fútbol español, que ha sido ignorado, despreciado y ninguneado por el Gobierno de España, en su papel de institución responsable global del fútbol en nuestro país, y socio integrador de la FIFA y de la UEFA.

Nuestras propuestas, de haber sido escuchadas, habrían redundado en beneficios y mejoras para el fútbol español. A cambio de nuestra colaboración y ayuda desinteresada, hemos recibido como respuesta la expropiación ex lege de ciertos derechos básicos, entre otros, la titularidad del audiovisual.

El Gobierno utiliza el dinero privado del fútbol para políticas deportivas a través del CSD para otras actividades ajenas al fútbol. Además, se nos adjudica el papel de garantes de los clubes de sus deudas tributarias y a la Seguridad Social; se nos impone la función de “carteros” de nuestro dinero para entregarlo inmediatamente a las federaciones de ámbito autonómico, por lo cual la RFEF no percibe nada del manido 1%. Por ende, el Gobierno Central, con este dinero privado del fútbol, fija los porcentajes y el destino finalista que debe recibir cada federación territorial, dependiente de una Administración autonómica.

5. La Asociación de Futbolistas Españoles ha informado de su decisión de convocar huelga para las próximas fechas, 16-17 de mayo de los corrientes y de forma indefinida. Del mismo modo, han manifestado su intención de no participar en las competiciones los representantes del estamento de árbitros y de entrenadores así como las Federaciones de ámbito Autonómico, lo que imposibilita la disputa de las jornadas.

"La Federación justifica su decisión por “la actitud irrespetuosa hacia la RFEF del Gobierno de España en el contenido de este Real Decreto-ley y por la falta de resolución de todas las cuestiones que motivaron en los meses precedentes paros totales de todas las competiciones en diecisiete federaciones territoriales, que afectaron a más de 600.000 deportistas, 30.000 partidos y 15.000 entidades de fútbol aficionado, ignoradas en su significación y sentimiento”.

Normas