Desvela el programa en el Foro Cinco Días

Pastor lanza un plan de Cercanías con 1.250 millones de inversión

El área de Bareclona recibirá 400 millones, por los 167 millones de Madrid

La ministra de Fomento defiende la rentabilidad del AVE

La ministra de Fomento, Ana Pastor, avanzó ayer un plan para modernizar las prestaciones e infraestructuras de Renfe Cercanías con inversiones prevista por 1.257 millones. El programa, uno de los más ambiciosos desde la puesta en marcha de este servicio urbano e interurbano, trasciende el corto plazo que resta para la conclusión de la legislatura, al estar diseñado a tres años vista, e incide especialmente en las áreas de Barcelona, con 400 millones de euros en mejoras, y Madrid, a cuya red de Cercanías se destinarán 167 millones de euros. El esfuerzo partirá de Adif, que pondrá 1.000 millones especialmente para la remodelación de estaciones, y de Renfe, que aportará 257 millones. Queda patente un importante guiño a Cataluña en la previsión inversora del Gobierno.

Del anuncio de Pastor, realizado durante su intervención en el Foro CincoDías, se desprende la intención de Fomento de dejar atada la definitiva modernización del servicio de tren más utilizado en España, con una base de 405 millones de usuarios al año, independientemente del color político del próximo Gobierno. La red cuenta con medio millar de estaciones que atienden unas 3.000 frecuencias diarias.

Entre las novedades cabe esperar la renovación de interiores de decenas de trenes que derivan de la serie 440. También se dará impulso a un nuevo sistema de tarificación –en función del recorrido realizado y no por coronas o zonas– a través de una tarjeta de prepago, cuya puesta en marcha en 2016 precisa la previa implementación de nuevos sistemas tecnológicos. Entrará en funcionamiento a partir de junio un nuevo programa de fidelización que abarca por primera vez al cliente de Cercanías; van a remodelarse las estaciones, con la gradual implantación de wifi a partir de junio (las estaciones de Getafe, en Madrid, y Plaza de Cataluña, en Barcelona, serán las primeras) y la mejora de los sistemas de control y seguridad, entre otras novedades. Para Pastor resulta crítico potenciar la puntualidad (actualmente del 97%) y la posibilidad de aumentar frecuencias, para lo que se analizará la supresión de pasos a nivel y se actuará en la mejora de los sistemas de información al viajero.

"Mi problema no es con el AVE sino con las líneas que merecen 14 horas de viaje", dice Ana Pastor

Renfe opera con sus trenes de Cercanías en el centro y zonas metropolitanas de 18 ciudades, con 2.700 kilómetros de vía, bajo el modelo de obligación de servicio público por el que es el Estado quien carga con el déficit entre los costes de mantenimiento y los ingresos comerciales. Las subvenciones cubren alrededor del 47% de la factura.

El plan de inversión en Cercanías persigue incrementar el número de usuarios en 22 millones de pasajeros, según calculó Pastor ante una sala en la que se encontraban altos representantes del sector de las infraestructuras. Escuchaban su intervención el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez Pomar, el secretario general de Infraestructuras, Manuel Niño, y los presidentes de Renfe, Adif y Aena, entre otros cargos del Grupo Fomento. La presidenta y el consejero delegado de FCC, Esther Alcocer y Juan Béjar; el presidente de Indra, Fernando Abril-Martorell, el consejero delegado de Ferrovial, Íñigo Meirás; el presidente de Vueling, Alex Cruz; el consejero delegado de Dragados, Ignacio Segura, y el presidente de Navantia, José Manuel Revuelta, estaban entre los numerosos representantes de empresas.

Muchos de ellos, interesados en las actuaciones que derivan de este plan, pudieron saber que las actuaciones comenzarán a licitarse “de forma inminente”.

Más AVE

La titular de Fomento hizo una breve alusión al esfuerzo que ha merecido durante la legislatura el saneamiento de las cuentas del grupo: “Teníamos 117 obras paradas y 5.500 millones en facturas sin pagar”, recordó. Tras ello insistió en que en el último año de legislatura ha visto liberado el presupuesto para inversiones, con partidas por algo más de 9.000 millones (el 55% del total).

De igual modo que ha marcado buena parte de su acción al frente del ministerio, el AVE fue protagonista de buena parte de la conferencia de Ana Pastor. “Agradezco a quienes han criticado al tren de alta velocidad porque ha sido a partir de entonces cuando los españoles se han dado cuenta de su importancia”, ironizó, aludiendo indirectamente a las críticas de la fuerza política emergente Ciudadanos a la inversión ferroviaria de Fomento.

“Mi problema no está en el AVE, sino en las líneas que merecen 14 horas de viaje”, se defendió la ministra, y a renglón seguido recordó la próxima llegada del AVE a ciudades como Cádiz, Zamora, Palencia, Burgos, León, Castellón, Murcia y Granada, dentro de la puesta en servicio de 1.000 kilómetros de trazado a lo largo de este año. Durante el actual mandato, Fomento habrá destinado 22.400 millones de euros a potenciar el ferrocarril. Pastor también aprovechó para recordar que el servicio comercial de alta velocidad es rentable, “ganando nueve millones después de pagar el canon al Adif” como usuario de la infraestructura.

Normas