Se prejubila con 26 millones de euros

Cano, el hombre de la casa que afrontó la travesía del desierto

El hasta ahora consejero delegado de BBVA sustituyó a José Ignacio Goirigolzarri en 2009.

Fue el responsable del plan estratégico global de la entidad.

El hasta ahora consejero delegado de BBVA, Ángel Cano.
El hasta ahora consejero delegado de BBVA, Ángel Cano. EFE

Cercano y didáctico, el hasta ahora consejero delegado de BBVA, Ángel Cano, fue elegido el año pasado para poner cara al grupo también de puertas adentro ofreciendo una rueda de prensa trimestral para los empleados del grupo.

Una iniciativa muy aplaudida y reconocida por la plantilla y que pareció revalidar las aspiraciones de Cano a terminar sucediendo a Francisco González cuando abandone la presidencia de la entidad financiera. Hombre de la casa desde hace décadas, Cano se despidió ayer de estas aspiraciones como ya hiciera quien le entregó el testigo en 2009, José Ignacio Goirigolzarri, el hoy presidente de Bankia.

Nacido en Santander en 1961, Cano se licenció en Ciencias Económicas y Empresariales para ingresar después en el área financiera de Arthur Andersen, donde pasó siete años. En 1991 ingresó en Argentaria como director de intervención general, cargo en el que permaneció hasta 1998, cuando fue nombrado miembro del comité de dirección. Un cargo que conservó tras la fusión de BBV y Argentaria en el actual BBVA, donde luego fue director financiero y responsable de recursos humanos.

Antes de pasar a la primera línea ejecutiva, Cano fue también responsable de diseñar y ejecutar el plan de transformación global del grupo que, con fuerte presencia en México y otros países de América del Sur, ha permitido al banco capear con bastante éxito lo más duro de la crisis financiera internacional. Unos años difíciles, en cualquier caso, en los que este gran seguidor del Atlético de Madrid y amante de los maratones se ha ocupado también de asentar con éxito a BBVA en Cataluña, con la adquisición de Unnim y Catalunya Banc.

“Ángel ha sido un gran consejero delegado durante unos años muy complejos y ahora comenzamos una nueva fase para avanzar hacia nuestro objetivo de ser el mejor banco universal de la era digital”, defendía ayer Francisco González, presidente de BBVA, en un comunicado de la entidad financiera.

“Han sido años difíciles e intensos y hoy BBVA está en una magnífica posición”, se despedía por su parte el propio Ángel Cano en el mismo comunicado. Al abandonar su cargo accederá a una prejubilación de unos 26 millones de euros.

Normas