Tesla Powerwall permite almacenar energía de fuentes renovables

Tesla descubre sus baterías para llevar energía limpia a las casas

Elon Musk, consejero delegado de Tesla, con las baterías Powerwall
Elon Musk, consejero delegado de Tesla, con las baterías Powerwall REUTERS

El fabricante de vehículos eléctricos Tesla ha desvelado su última apuesta, que irrumpe con fuerza dentro del mercado eléctrico de casas y negocios. Se trata de Tesla Powerwall y Tesla Powerpack, sus baterías de almacenamiento de energía para atender a la alimentación de casas, oficinas e industria. La empresa construirá baterías que almacenarán energía de cualquier fuente renovable para su consumo cuando no haya producción eléctrica limpia. Las baterías serán especialmente útiles para instalaciones aisladas, que hasta ahora han necesitado tanques de gasoil de respaldo y favorecerán el autoconsumo fuera del sistema energético y la red. La idea de Elon Musk, consejero delegado de Tesla, no es que los hogares dejen de suministrarse desde las infraestructuras tradicionales pero sí que abaraten su factura.

Tesla empezará a vender las baterías en verano en EEUU

Las baterías domésticas Powerwall llegarán en dos modelos a lo largo del verano al mercado estadounidense: el modelo grande, de 10 kilowatios/hora (kwh), costará 3.500 dólares (3.110 euros) y el de 7 kwh, unos 2.600. Tienen el tamaño de un calentador de agua y estarán en varios colores, para instalación al aire libre o en interiores. Por su parte, Powerpack será la opción para la industria y llega con bloques de 100 kwh escalables hasta 100 megawatios/hora.

El precio anunciado para las baterías fue otra de las grandes sorpresas de la noche de Musk. Los 3.000 dólares son un tercio del coste que se barajaba entre los analistas y podrá seguir bajando gracias a las economías de escala que logrará la propia Tesla. El precio final y la disponibilidad geográfica dependerá de la velocidad a la que la empresa sea capaz de expandir su red de gigafactorías, como denominan a las fábricas de baterías de la compañía, que son una pieza clave.

Musk afirmó que el movimiento dado por la compañía ayudará a cambiar "la infraestructura eléctrica de todo el mundo". "Tesla está dando el paso definitivo en su misión de llevar la generación de energía con cero emisiones a todos el mundo", afirmaron en un comunicado.

El profesor del IE Business School, Enrique Dans, asegura a CincoDías que las baterías de Tesla no son una solución definitiva. “Su precio y sus limitaciones en términos de capacidad (7 kwh, en torno a un tercio de las necesidades de una casa) las alejan todavía del mercado masivo”, dice. Sin embargo, no le cabe ninguna duda de que la propuesta de Tesla marca decididamente el camino a seguir: “Un modelo de generación eléctrica descentralizada en el que una gestión adecuada de las energías renovables toma un gran protagonismo”.

Papel central de la tecnología

Instalación

1. El principal socio para la instalación en EEUU de las baterías en casa será Solar City aunque Tesla apuntó que tiene previsto trabajar con más empresas de instalación.

2. La instalación no está incluida en el precio, aunque la empresa afirma que “no es compleja” ni costosa. Sí incluyen un mantenimiento durante 10 años.

3. Las baterías pueden proveer de dos kwh constantes de energía a las casas y asumir picos de hasta tres kwh.

En opinión de Dans, la estrategia de Musk parece la misma que la seguida con sus vehículos eléctricos: empezar por el segmento alto del mercado, poco sensible al precio pero comprometido con valores como la sostenibilidad y apalancarse en la rápida evolución de la tecnología para ir penetrando en mercados de menor poder adquisitivo. “Las compañías eléctricas van a tener que adaptarse a un mercado en el que estas tecnologías van a empezar a jugar un papel central: blindarse haciendo lobby y forzando leyes absurdas y ecológicamente insostenibles no va a ayudarlas”, añade.

Este experto pronostica cambios de calado en el sector energético, pues la tecnología de paneles solares ha sobrepasado ya unos niveles de eficiencia notables y la de los acumuladores eléctricos está protagonizando importantes inversiones y desarrollos por parte fondos tan visionarios como Kleiner Perkins Caufield & Byers, o de personajes como Vinod Khosla, Bill Gates o Musk. El mercado de las baterías de almacenamiento y recarga va a multiplicar su valor por casi 10 veces en menos de cinco años, hasta los 19.000 millones de dólares en 2017 frente a los menos de 200 millones de 2012, según la consultora IHS CERA.

Normas