El futuro de los sindicatos

Nuevas y viejas formas para reinventarse

CSI-F, el más representativo en el sector público, prepara el salto al privado

El PSOE quiere dar más poder a las centrales

Miguel Borra, presidente de CSI-F.
Miguel Borra, presidente de CSI-F.

"A diario llegan a las sedes del sindicato de funcionarios CSI-F trabajadores de empresas privadas que nos piden que les representemos en sus comités, porque quieren otro modelo de sindicato, distinto a CC OO y UGT, ajeno a los escándalos y al margen de cualquier vinculación política”.

Así explica Miguel Borra, presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), cómo han irrumpido en el sector privado, siendo un sindicato corporativo de empleados públicos.

De esta forma, esta central ha sabido sacar partido a la erosión experimentada por los grandes sindicatos de clase durante la presente crisis económica. De hecho, desde 2009, el sindicato ha multiplicado por cuatro el número de delegados en empresas privadas hasta sumar unos 4.000, la mitad de todos sus representantes.

CSI-F cuenta así con delegados en grandes multinacionales del sector de la alimentación como Nestlé, Coca Cola, Cuétara o Heineken. En empresas de seguridad y servicios como Eulen, Prosegur o Secúritas; en sectores como Notarías, Registros o Paradores Nacionales. Y cuenta con la mayoría de representantes en los comités de empresa de compañías como Estée Lauder o Talgo España.

Este salto al sector privado podría ser el ejemplo de una fórmula de reinvención sindical. Se trata de realizar labores comerciales como las de cualquier empresa, ampliando los sectores donde vender sus servicios.

Pero también hay otras fórmulas para que el sindicalismo reformule su actividad. Y una de esas fórmulas la acaba de poner sobre la mesa esta misma semana el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, al proponer que si los socialistas gobernaran tras las próximas elecciones generales, cambiarían la ley para dar más poder a los sindicatos.

¿Cómo? recuperando la vieja tesis sindical de que sean las secciones sindicales (grupos de trabajadores afiliados a uno u otro sindicato en la empresa) los que piloten la negociación colectiva (convenios, salarios etc) en lugar de que sean los comités de empresa y delegados sindicales, como ocurre en la actualidad. Según los defensores de este modelo, dar el poder a las secciones sindicales reforzaría el trabajo sindical y la afiliación. Si bien, con esto se abre la puerta al cobro de un canon por estas labores de negociación colectiva, algo que los tribunales han puesto en cuestión.

CC OO y UGT ven con buenos ojos la propuesta de Sánchez, aunque coinciden en que “hay que afinarla”.

1º de Mayo y posicionamiento político

“Así no salimos de la crisis. Las personas son lo primero”. Este será el lema que los sindicatos CCOO y UGT defenderán hoy en las movilizaciones que han convocado en 80 ciudades españolas para celebrar el Primero de Mayo, día de los trabajadores. Esta festividad cumple hoy 125 años y los principales sindicatos, con su máximos líderes a la cabeza, se manifestarán en Madrid para denunciar “el despilfarro” de las políticas de austeridad y sus efectos devastadores en el empleo, la cohesión social y la calidad de vida.

Al tratarse de un año electoral, los máximos líderes sindicales pedirán en sus dicursos a los partidos políticos “concreción” en sus programas económicos. Además, los responsables de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, recordarán a los representantes políticos que la desafección ciudadana viene de hacer promesas y no cumplirlas y les emplazarán a que “afinen y pulan” sus propuestas. Es previsible que hagan un balance negativo de la legislatura a efectos económicos y de derechos de los trabajadores. Y que anuncien movilizaciones en las empresas para reforzar la negociación colectiva, ante la imposibilidad de cerrar el acuerdo de convenios con la patronal.

Normas
Entra en El País para participar