¿Una asignatura curricular sobre emprendimiento?

Castilla La Mancha ya incluye entre sus asignaturas curriculares "Iniciativa Emprendedora". Según los expertos, la LOMCE permite la entrada de más contenido en el aula relacionado con el emprendimiento.

¿Una asignatura curricular sobre emprendimiento?

"Mamá, ¡he aprobado Iniciativa Emprendedora!". Esta frase ya se pronuncia en Castilla La Mancha, Comunidad donde existe una asignatura de emprendimiento dentro del currículo de asignaturas de secundaria. En España, actualmente 350 profesores dan clases de emprendimiento a 17.000 jóvenes, según Franco Soldi, CEO de Young Potential Development (YPD), un modelo de programación de competencias y emprendimiento en el aula.

El objetivo de esta metología es entrenar el talento, para que los jóvenes puedan desarrollar habilidades relacionadas con el emprendimiento. Según Soldi, la LOMCE permite la entrada de este tipo de asignaturas en el currículo de cualquier Comunidad Autónoma, y en el futuro la asignatura de emprendimiento estará, probablemente, en una gran mayoría de aulas de la geografía española.

¿Cuántos emprendedores más podría generar una asignatura sobre emprendimiento en la escuela?

Todos necesitamos desarrollar y fomentar nuestro espíritu emprendedor. En YPD creemos que todos los jóvenes, sin distinción de sus objetivos profesionales o personales, deben ser emprendedores en el sentido más amplio de la palabra. No es tanto cuantificar el número como globalizar el concepto para el desarrollo de competencias que serán indispensables el día de mañana para todos los jóvenes. Actualmente nadie nos enseña cómo aprender a trabajar en equipo, a desarrollar una idea, a empatizar con los demás o a conocerte ti mismo para poder ser capaz de influenciar positivamente en los demás. En YPD ayudamos a los jóvenes a desarrollar su potencial y descubrir su talento, sobre todo, enfocándonos en esas habilidades. Porque creemos que esas serán las competencias que marcarán la diferencia el día que salgan a ganarse la vida, por encima incluso de los conocimientos técnicos adquiridos que ya se les presuponen a nuestros jóvenes.

¿Sería factible contar con una asignatura así en el sistema educativo? Es decir, ¿se conocen negociaciones o valoraciones por parte del Ministerio de Educación para que esto sea así? O, sin embargo, ¿es algo que quedará reducido al ámbito privado y a que los padres decidan llevar al niño extraescolarmente a esas clases?

Como sabe las competencias en educación están transferidas a las distintas Comunidades Autónomas. Y hay algunas pioneras como Castilla-La Mancha que ya tienen dentro del currículo de secundaria asignaturas como “Iniciativa Emprendedora”. En este tipo de asignaturas, la metodología YPD ha entrado como un guante por lo que estamos andando con pequeños pasos. Pero hay que hacer mucho más. Obviamente con la entrada en vigor de la LOMCE, que reconoce y ya incluye competencias claves en el currículo como “sentido de iniciativa y espíritu emprendedor”, todas las Comunidades irán metiendo poco a poco estas competencias para completar un sistema que no solo se base en la mera transmisión de conocimientos, sino también en el enfoque experiencial desde el que se pueden adquirir estas destrezas. Y con ello conseguiremos que este aprendizaje no solo se quede en el ámbito extraescolar.

¿Qué aportaría a los chavales una asignatura sobre emprendimiento?

Como decía anteriormente, para YPD el emprendimiento es algo mucho más completo que solo montar una empresa. Ser empresario es un fin del emprendimiento empresarial. Que está muy bien. Pero no todos los jóvenes pueden o quieren terminar siendo empresarios. Hay otros emprendimientos como el social o el intraemprendimiento, por poner dos ejemplos, que también están incluidos en esta palabra tan grande como “emprendimiento”. Nosotros defendemos que cualquier persona en la vida debería ser emprendedor, entendido como esa capacidad de querer transformar el entorno, de ser proactivos, de ser entusiastas, ya sea trabajando como empresario o por cuenta ajena. Por tanto una asignatura sobre emprendimiento no solo aporta las bases para poder conocer cómo montar una empresa, sino que ayuda al joven a desarrollar todas esas habilidades y competencias del siglo XXI que van a ser fundamentales en su formación profesional, y lo que es más importante, personal. Y, por supuesto, también ayuda a crecer y motiva a la figura clave en la educación que es el profesor.

¿Qué temas tocaría?

Los 4 pilares en los que se basa el método YPD: energía (para que el motor funcione; balancear el espíritu, cuerpo y alma), creatividad (para poner en marcha todas esas grandes ideas que llevan dentro), comunicación (conseguir que dominen las habilidades de comunicación que les ayudarán a entender y hacerse entender por otros) y liderazgo (entendido desde el autoliderazgo, conociéndose a ellos mismos para dar el paso y poder ejercer una influencia positiva sobre los demás).

Normas