Monlau Repsol Technical School presenta su programa para 2015

Escuela de valores para forjar campeones

Foto de familia de la presentación del proyecto 2015 de la Monlau Repsol Technical School.
Foto de familia de la presentación del proyecto 2015 de la Monlau Repsol Technical School.

Marc Márquez, Jorge Lorenzo, Dani Pedrosa… son caras visibles del éxito del motociclismo español en el mundo. Pilotos de primer nivel en la categoría reina de este deporte, MotoGP. Pero los pilotos son solo una parte del engranaje que hace posible la competición durante la temporada en los diversos campeonatos. Detrás de ellos se despliega un nutrido equipo compuesto por mecánicos, técnicos e ingenieros sin los cuales este espectáculo sería imposible. Todo el equipo compite cuando los pilotos se suben a la moto. En el mundo del automovilismo ocurre lo mismo.

Acompañando al éxito de los pilotos españoles lleva desde 1998 la Monlau Repsol Technical School, formando mecánicos de competición en las disciplinas de motociclismo y automovilismo. Es la culminación de un proyecto educativo que inició en 1982 Pío Ventura, fundador del Grupo de Monlau, al que se unió la multinacional petrolera española Repsol. “Más que patrocinio es simbiosis”, destacó Teresa de Istúriz, directora de patrocinios de Repsol, sobre la implicación de la petrolera en el proyecto durante la presentación del programa de actividades de la escuela para este curso. “Se trata de una alianza que surge de forma natural, con innovación, con tecnología y con las personas. La innovación forma parte del ADN y de la actividad diaria de la compañía”. De hecho, el Centro Tecnológico de Repsol colabora con la escuela.

Pero de sus aulas no salen solo mecánicos de competición, como recordó el director de la escuela, Jaime Serrano. “Hoy la escuela da formación a los tres pilares de la estructura del motorsport, mecánicos de competición, ingenieros (desde 2010) y pilotos”. Monlau inició su camino en la competición con la creación de un equipo de motociclismo en el Campeonato del Mundo, que contaba con Emilio Alzamora como piloto principal (fue campeón del mundo de la extinta categoría de 125cc en 1999) y que hoy es su consejero delegado.

Éxito profesional

En la última década, más de un centenar de antiguos alumnos han conseguido dedicarse profesionalmente al deporte del motor, participando en las competiciones más exigentes y prestigiosas del mundo, como los Mundiales de MotoGP y Fórmula 1. Asimismo, son muchos los pilotos que han iniciado su trayectoria deportiva en la escuela, como Marc Márquez, Álex Márquez y Álex Rins, entre otros.

En la actualidad, Monlau Repsol Technical School, radicada en Barcelona, alcanza los 238 matriculados en iniciación, primer curso y segundo curso de Mecánica de Competición, en las especialidades de motociclismo y automovilismo. Además, cuenta con 30 alumnos en la sexta promoción del máster de Ingeniería de Competición.

La filosofía de trabajo en Monlau, según expuso el director general del grupo, Juan Ventura, está en “combinar la formación teórica con las prácticas dentro del aula-talller y con prácticas también en los circuitos, lo que lo acerca a la formación dual de la que tanto se habla ahora”. El equipo de formadores son mecánicos e ingenieros en activo que complementan sus clases en la escuela con la actividad propia de la competición durante los fines de semana, “lo que les permite estar al día en todas las novedades técnicas y deportivas que van surgiendo”, resaltó Ventura. Así, los alumnos tienen la posibilidad de realizar prácticas reales en competiciones de primer nivel.

“El presente de la escuela está asegurado, hemos de pensar en el futuro”, afirmó Emilio Alzamora. Y pensando precisamente en ese futuro, Monlau ya tiene casi a punto el proyecto de máster online, que previsiblemente empezará a funcionar a partir de 2016. “Lo que se está haciendo ahora es traducir al inglés todo el máster, con la idea de llegar a cuantas más personas mejor en todo el mundo”, explicó su responsable, Marc Nadal.

Alzamora alabó el papel destacado que desempeña la escuela, “porque el talento por sí solo no basta, debe estar combinado con valores”.

Becas para los alumnos más aventajados

La vinculación entre Monlau y Repsol va mucho más allá de un patrocinio tradicional, aseguran sus responsables. Fruto de esta unión nació en 2013 el Programa de Becas Repsol, cuyo objetivo es respaldar a los mejores ingenieros, mecánicos y pilotos de la escuela y facilitarles el desarrollo de sus carreras profesionales.

El programa consta de 30 becas destinadas a los alumnos de mecánica de competición de automovilismo y motociclismo que acrediten mejor expediente académico al finalizar sus estudios. En el máster de Ingeniería de Competición son cuatro las becas que se otorgan a los graduados que obtengan las mejores calificaciones. La evaluación de los alumnos es constante y su desempeño en todas las facetas del curso queda reflejada en un ranking, que es el que se tienen en cuenta para las becas. Todos los becados reciben como gratificación el reembolso del 50% del coste total del último curso.

La petrolera subvenciona, además, los dos proyectos finales de los alumnos del último curso, cuyo objetivo es diseñar y construir un kart y una moto3 que competirán en la última carrera de las Rotax Series de Motorland y el FIM CEV Repsol, respectivamente. Además, Repsol otorga 10 becas a los alumnos de los departamentos de competición de motociclismo y automovilismo para que puedan realizar prácticas reales en competiciones del motor.

Normas