Destinia realiza pruebas de realidad aumentada con Oculus

Viajar sin salir de casa, cada vez más cerca

La industria turística está trabajando con aplicaciones para las Google Glass y para el Apple Watch para aproximarse a los consumidores a través de las nuevas fórmulas de consumo. Junto a estas apps, la industria comienza a jugar con las opciones que ofrece la realidad aumentada en la que trabajan empresas como Oculus Rift, empresa adquirida por Facebook por  2.000 millones de dólares..

La agencia de viajes online Destinia, que ya probó en su momento con las Google Glass y permitió realizar compras con bitcoins, ahora ha decidido adentrarse en los viajes virtuales de la mano de las posibilidades que ofrece Oculus Rift, que trabaja para poner en el mercado -aún sin fecha concreta- gafas de realidad virtual.

La realidad virtual ha supuesto, por el momento, un aliciente para la industria de los videojuegos -ya se han hecho pruebas con el Grand Theft Auto (GTA) - y ahora es el turno para el sector de los viajes y el turismo. Destinia ha desarrollado junto con La Rioja una realidad aumentada que permite al viajero, desde su propia casa y gracias a las Oculus, descubrir varios escenarios de la comunidad autónoma, como la estación de esquí de Valdezcaray. "Es una tecnología que está empezando y de la que se irá reduciendo tanto el tamaño de las gafas como el precio de las mismas", ha asegurado Amuda Goueli, consejero delegado de Destinia. La agencia de viajes online no descarta utilizar las Oculus para mostrar los hoteles y reconoce que la tecnología ha contado con el "interés de varias cadenas hoteleras nacionales".

Entre las cadenas hoteleras que ya han realizado pruebas con las Oculus está Marriot, que entre septiembre y noviembre de 2014 realizó una experiencia en varias ciudades de Estados Unidos denominada "viajes teletransportados", que permitía al usuario viajar en el espacio a destinos como Londres o las playas de Hawaii.

Normas