Pretende alcanzar los 300 millones de litros al año

La bodega de Félix Solís en Valdepeñas crecerá un 50%

Aumentará su capacidad para elaborar vino y se convertirá en la tercera planta más grande del mundo tras una californiana y otra australiana

Félix Solís Ramos, tercera generación del grupo bodeguero, la pasada semana en su oficina comercial de Madrid
Félix Solís Ramos, tercera generación del grupo bodeguero, la pasada semana en su oficina comercial de Madrid

"Vamos a emprender algunas inversiones importantes, que se van a centrar en nuestra bodega central de Valdepeñas, que es una de las plantas de producción de vino más grandes e innovadoras del mundo”. Son palabras de Félix Solís Ramos, director de exportación y marketing de Félix Solís Avantis, sobre los planes inmediatos de la compañía manchega. El grupo bodeguero destinará 40 millones de euros en dos años para ampliar su principal bodega en esta localidad de Ciudad Real.

“Estamos en un momento importante dentro de la historia de la empresa. Podemos dar un alto significativo a nivel de presencia en los mercados y de volumen de producción”, señala Solís. Tras la inversión, en la planta se podrá elaborar hasta 300 millones de litros de vino, un 50% más de los 200 millones actuales, y se podrá embotellar 400 millones de botellas. La inversión se realizará sin endeudamiento y se utilizarán recursos propios provenientes de los retornos anuales.

Se convertirá así en la tercera planta más grande del mundo en elaboración de vino, por detrás de Gallo Winery, en California (EE UU) y Accolade Wines, en Australia, según datos de la propia empresa.

Nuevas marcas de espumosos y sangría ‘frizante’

La inversión para aumentar la capacidad de vitinificación de la bodega de Valdepeñas también tiene el objetivo de elaborar nuevos tipos de vino. El grupo acaba de lanzar una sangría frizante llamada Frissé, una bebida con gas y de bajo contenido alcohólico dirigida al público joven o poco acostumbrado al vino. Se prevé que pongan en el mercado un millón de botellas.

Otro proyecto muy relevante para la compañía son los futuros vinos espumantes elaborados por el método Charmat, un segmento en el que se han duplicado las ventas en todo el mundo en pocos años. De este tipo de vinos, por ejemplo, se enmarca el Prosecco italiano. De esta categoría, el grupo prevé poner en circulación 24 millones de botellas al año. Además, ha presentado dos nuevas marcas, Pulpo (Rías Baixas) y Casa Albali (Valdepeñas).

El grupo facturó el pasado año 250 millones de euros y comercializó 250 millones de botellas. El 57% de las ventas provinieron de la exportación a 115 países, principalmente a los mercados europeos.

La inversión se destinará a nuevos depósitos de fermentación, a adaptar la bodega a formatos especiales y pequeños de botellas, y nuevos tipos de vinos, con más valor añadido. También permitirá que la producción de otros países se pueda envasar en Valdepeñas.

El grupo dispone de 40 marcas principales de vino y cerca de 1.000 distintas referencias, de diferentes regiones. La enseña Félix Solís dispone de productos de la denominación de origen de Valdepeñas y de La Mancha. Con la firma Pagos del Rey está presente en Toro, Rueda, La Rioja y Ribera del Duero. Pertenece al 100% a la familia Solís, está presidido por Félix Solís Yáñez, y su hijo homónimo es la tercera generación dentro de la dirección de la compañía.

El directivo reconoce que, para la ampliación, se ha elegido su bodega originaria valdepeñera por su gran capacidad: “El futuro viene por nuevos tipos de producto y por una buena relación calidad y precio. La bodega de Valdepeñas es la que puede mover un mayor volumen a un precio razonable. Está situada en el corazón de Castilla-La Mancha, en el centro neurálgico del vino mundial, en el sentido de que es la mayor zona productora del mundo y con calidades que van a aumentando años tras año. Es un diamante en bruto sin explotar”.

Planes internacionales

Desde 2001, la exportación de la compañía ha crecido un 150% en los últimos diez años, desde los 50 millones de litros hasta los 120 millones. El objetivo de la compañía pasa por seguir aumentando el peso de las ventas internacionales. El grupo cuenta con una embotelladora en China y, según Solís, la filial de Pagos del Rey en ese país está aumentando las importaciones de producto ya embotellado.

Viña Albali es su marca que más exporta, una de las etiquetas más vendida en el exterior junto a otros rivales como Campo Viejo (La Rioja) o Torres (Penedés). De este producto más vendido, el grupo comercializa alrededor de 36 millones de botellas.

Entre sus vinos más destacados se encuentra Caliza (denominación de origen La Mancha), Blume (Rueda), Arnegui (La Rioja), Ayrum (Valdepeñas), Finca La Meda (Toro) y Gran Bajoz (Toro).

Normas