_
_
_
_
_
Tiene limitado el 'pay out' en el 50%

Talgo repartirá entre el 20% y el 30% del beneficio en dividendos

El beneficio del fabricante de trenes en 2014 alcanzó 38,5 millones

Carlos de Palacio Oriol, presidente de Talgo. Detrás, la ministra de Fomento, Ana Pastor. / Efe
Carlos de Palacio Oriol, presidente de Talgo. Detrás, la ministra de Fomento, Ana Pastor. / Efe

Talgo ha desvelado su política de dividendos como futura compañía cotizada a partir del 7 de mayo: pagará entre un 20% y un 30% de su beneficio consolidado después de impuestos. Será a partir de 2016 y este incentivo para los inversores está limitado en el 50% de pay out, tal y como marcan las condiciones de un crédito firmado por la compañía con el Banco Europeo de Inversiones. El acuerdo con la entidad pública exige a la empresa que no exceda el citado 50% sobre el beneficio a la hora de repartir dividendos.

Talgo facturó 384 millones el año pasado (un 17% más), cuando declaró un beneficio neto de 38,5 millones. La OPV persigue la colocación de un 45% del capital, lo que arroja una valoración de 1.231 a 1.573 millones de euros para el fabricante español de trenes. Con una horquilla de precios de 9 a 11,5 euros por título, su PER será de 32 a 41 veces.

Presidida por Carlos de Palacio Oriol, Talgo va a colocar 61,5 millones de acciones, ampliable a 67 millones. Santander, JP Morgan, Nomura y Rothschild actúan como aseores de la operación.

Los tres mayores accionistas tienen plan de permanencia, aunque todos ellos rebajarán aproximadamente a la mitad su paquete de acciones, según consta en el folleto de la operación aprobado por la CNMV. Estos partícipes son Trilantic Capital Partners, con el 63%; la familia Oriol con el 20,3%, y el fondo de capital riesgo MCH Private Equity, que decñara el 16,2% restante. Los tres están grupados en el holding Pegaso Rail International. La oferta se dirige exclusivamente a inversores institucionales.

Hasta 136 millones para incentivos a la dirección

Talgo tiene enlazado su plan de incentivos a la dirección con la salida a Bolsa que está a punto de ejecutar. En el marco de la colocación, la empresa se va a hacer con un paquete del 4,41% al 4,73% del capital para entregar acciones a unos 40 directivos. A los precios orientativos de la OPV, esta remuneración oscilará entre 98 millones y 136 millones de euros.

La empresa diseñó en 2006 un primer programa de incentivos a seis años que premiaba tanto el incremento de valor de la compañía como la permanencia en la misma. Las condiciones pactadas de crecimiento se cumplieron y los pluses fueron liquidados a lo largo de 2012. A partir de ahí, en el último trimestre de ese año, Talgo volvió a firmar nuevas obligaciones con sus directivos que se cubren con acciones a largo plazo.

El nuevo programa de remuneración está vinculado de nuevo a una serie de objetivos de gestión, contabilizado por el grado de crecimiento del grupo, y premia la fidelidad del equipo a la casa. Talgo pactó con sus empleados de mayor nivel que pagaría en cuatro años en efectivo o en acciones.

Los más de 1.700 empleados del fabricante de trenes también tendrán regalo con el debut en el parqué. Talgo se va a reservar acciones por otros cinco millones de euros para retribuir a su plantilla. El volumen a repartir va del 0,27% al 0,34% del capital.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Sobre la firma

Javier Fernández Magariño
Es redactor de infraestructuras, construcción y transportes en Cinco Días, donde escribe desde junio de 2000. Ha pasado por las secciones de Especiales, Cinco Sentidos, 5D y Compañías siguiendo la información de diversos sectores empresariales. Antes fue locutor de informativos en la Cadena Cope, además de colaborar en distintos medios de Madrid.

Archivado En

_
_