El impago de las pymes es el doble que el de las grandes empresas

El FMI demanda una reforma legislativa que facile el acceso al crédito de estas empresas

El impago de las pymes es el doble que el de las grandes empresas

Las pymes continúan sufriendo las consecuencias de la crisis. Y es que a pesar de que los principales indicadores económicos apuntan a una recuperación global de la zona euro, los datos a nivel macroeconómico no se observan en el comportamiento de las medianas y pequeñas empresas, que continúan sufriendo los estragos de tal coyuntura.

Es lo que se desprende de uno de los últimos informes del Fondo Monetario Internacional (FMI), que revela que las pymes de gran parte de los países miembros de la Unión Europea soportan una “carga desproporcionada”, lo que les ha obligado a elevar su ratio de impago. De hecho, este organismo sostiene que los niveles de impago de las pequeñas y medianas empresas europeas son el doble, en términos cuantitativos, que el de las grandes empresas y corporaciones internacionales.

Una situación que obliga a las pymes europeas, reza el informe, a enfrentarse a “multitud de retos para poder reestructurar sus deudas”. De hecho, subrayan que a pesar de que los avances conseguidos en algunos países son significativos, los mismos no suponen que sean una norma general, pues la mayoría son pasos “insuficientes” y “demasiado lentos”. Es por ello que no sorprende que el mismo documento anime a las administraciones públicas y a las entidades financieras a conceder más incentivos y a cambiar la normativa y legislación con el objeto de facilitar la recuperación de estos pequeños negocios.

De hecho, indica el FMI, se echa en falta una legislación más estricta en lo que respecta a la regulación de la gestión de los bancos y en el modus operandi que estos siguen a la hora de conceder créditos a las pymes.

Mejora del marco de resolución extrajudicial

En este sentido, el organismo internacional reclama una mejora “del marco de resolución extrajudicial” como método más “rápido y barato” para que las pymes puedan acceder al crédito. Unas empresas que, subraya el FMI, son de vital importancia para las economías de la eurozona, pues representan el 99% de la actividad empresarial de los países miembros.

Del mismo modo, se subraya que dos de cada tres empleados europeos trabajan en este tipo de iniciativas, por lo que se ha de apoyar tanto a pymes como a emprendedores a la hora de reactivar la economía de este continente. Para ello, las soluciones pasan por alcanzar una estabilidad financiera, dice el FMI, a partir de la cual se reduzca en tan temido endeudamiento privado.

Normas