La odisea de ser autónomo y discapacitado

Los problemas a los que se enfrentan los autónomos son conocidos por todos, pero si el autónomo tiene una discapacidad, las dificultades son mayores. El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad ha solicitado una serie de medidas al Ministerio para mejorar la situación.

La odisea de ser autónomo y discapacitado

Los trabajadores autónomos se enfrentan cada día a un trabajo sin horario, teniendo que dedicar muchas horas para poder pagar la cuota mensual, el 21% del IVA de lo facturado, el IRPF, etc. Por todos es sabido que los profesionales autónomos tienen una serie de problemas pero, ¿qué ocurre si, además el trabajor autónomo tiene una discapacidad?

Ser un trabajador por cuenta propia y además tener una discapacidad es mucho más complicado. Desde el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) solicitan favorecer más su integración en el mercado laboral. Desde CERMI, que es miembro de Somos Pacientes, comunidad de asociaciones de pacientes, y han solicitado públicamente al Ministerio de Empleo y Seguridad Social un aumento en los apoyos e incentivos para los trabajadores autónomos con alguna discapacidad. El objetivo principal es fomentar estos autónomos en el mercado laboral.

CERMI ha emitido un documento con las propuestas al Ministerio

El Gobierno ha anunciado la revisión de la Ley del Estatuto del trabajo autónomo, que se aprobó en el año 2007. Con motivo de esta revisión, el CERMI ha remitido al Ministerio de Empleo un documento con la propuesta de mejoras e incentivos para los trabajadores autónomos con discapacidad, esperando que lo incluyan en la reforma. Entre estas medidas planteadas destaca “la de que las reducciones en las cotizaciones de los trabajadores autónomos con discapacidad a la Seguridad Social alcancen el 100% de la cuota y se hagan indefinidas, ya que actualmente solo llegan al 50% y únicamente durante un período de 5 años”.

También los autónomos con discapacidad sobrevenida

Por otro lado, el CERMI también ha solicitado que los incentivos para los trabajadores por cuenta propia con discapacidad sea ampliable a los que ya pertenecen al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social, adquieren una discapacidad sobrevenida y continúan en su actividad productiva. Porque según aseguran desde el comité, solo pueden acogerse a las ayudas los trabajadores con una discapacidad previa y se establecen como autónomos, y no los que la adquieren a posteriori, por lo que se exponen a “una limitación injustificada”.

Normas
Entra en El País para participar