Le sustituye el magistrado José de la Mata

El juez Ruz deja hoy la Audiencia rumbo a Móstoles

El juez Ruz deja hoy la Audiencia rumbo a Móstoles

El juez Pablo Ruz ha celebrado hoy en compañía de los funcionarios su último día como juez de la Audiencia Nacional, a donde llegó hace cinco años en sustitución de Baltasar Garzón para investigar causas de gran calado político como el caso Gürtel y los papeles de Bárcenas.

Según han informado fuentes jurídicas, el magistrado ha pasado hoy su última jornada laboral en la sede de la calle Prim de la Audiencia Nacional, donde se ha despedido de los funcionarios y ha firmado sus últimas resoluciones como titular del Juzgado Central de Instrucción 5, que a partir del lunes pasará a manos del juez José de la Mata.

Ruz ha estado trabajando hasta el final -se espera que hoy notifique algún escrito del caso Gürtel-, lo que no le ha quitado tiempo para celebrar esta mañana su despedida con los trabajadores de su juzgado en un acto que califican de “muy emotivo” y en el que ha recibido de regalo una maleta de piel marrón.

No está previsto que acuda a trabajar a la Audiencia mañana, pero sí irá el lunes para firmar su cese, que coincidirá con la toma de posesión de De la Mata, quien tendrá que seguir instruyendo piezas del caso Gürtel y otros asuntos como la fortuna de Jordi Pujol hijo.

Esta semana, Ruz ha estado preparando su partida con los trabajadores del juzgado y ha confeccionado con su ayuda el llamado alarde, es decir, un resumen de los asuntos en curso que entregará a De la Mata cuando le de el relevo.

Este último magistrado, proveniente de la Audiencia Provincial de Madrid, también ha estado acudiendo estos días a la calle Prim para reunirse con su predecesor y discutir con él el estado de los casos pendientes.

Tras su salida de la Audiencia, donde trabajaba en calidad de juez en comisión de servicios, Ruz pasará de los titulares al anonimato y volverá a su antiguo juzgado, el de instrucción número 4 de Móstoles, para investigar asuntos más comunes.

Tiene para ello un plazo de ocho días, es decir, hasta el martes 28 de abril, por lo que no se espera que su reincorporación sea simultánea a la de De la Mata.

En previsión de su partida, Ruz ha cerrado en los últimos meses causas que tenía pendientes desde hacía años, como la pieza de la llamada primera época del caso Gürtel, en la que ha procesado a 41 personas, y el caso Bárcenas, que sentará en el banquillo a otras cinco, entre ellas el extesorero del PP.

También ha acabado la instrucción de la causa sobre el fichaje del brasileño Neymar, pendiente solo del auto de apertura de juicio oral que tendrá que redactar Mata, y hace tan solo unos días terminó, en un golpe de efecto, la del genocidio del Sahara procesando a 11 altos cargos y militares marroquíes.

El juez que le coge el testigo deberá acabar de investigar algún caso de alto contenido político como la causa que indaga la fortuna del primogénito del expresidente catalán Jordi Pujol y la pieza que trata sobre la llamada segunda época del caso Gürtel, esta última en su recta final. 

Normas