El Supremo derriba el ERE 15 meses después

Coca-Cola pide con páginas de publicidad buscar un acuerdo

La multinacional de Atlanta pide a las partes, con páginas de publicidad, que abran una nueva fase de diálogo

Ante lo que ha definido como el punto final del enfrentamiento judicial, la multinacional de Atlanta marcará a partir de mañana jueves un nuevo comienzo.  La filial española de la multinacional estadounidense ordenó ayer la inserción de anuncios publicitarios en varios medios de Madrid –se publican en las ediciones de mañana en los que se asegura que “hoy es el primer día para un nuevo futuro juntos”.

La empresa, que agradece además la confianza depositada en la marca, pretende con esta iniciativa “poner punto final a la crisis y marcar una nueva fase de entendimiento”. Fuentes de Coca-Cola consultadas por Cinco Días explicaron que la intención de esta página de publicidad es “convocar a la paz entre ambas partes, una vez que el Supremo ha puesto punto final a la fase judicial del conflicto”

Y todo ello después de que el Tribunal Supremo confirmara este miércoles la nulidad del ERE de las embotelladoras de Coca-Cola que afectó a un millar de personas. El alto tribunal ratifica así la sentencia de la Audiencia Nacional que el año pasado ya dictaminó en este sentido. Por el momento se conoce el fallo, mientras que el contenido de la sentencia se hará público en los próximos días.

En concreto, la Sala de Lo Social del Supremo entiende que hubo "una vulneración del derecho de huelga". El tribunal entiende que durante la huelga convocada contra el despido por el cierre del centro de Fuenlabrada, la empresa sustituyó la producción dejada de realizar por la de otras embotelladoras del grupo, perjudicando así el adecuado desarrollo del periodo de consultas.

La sentencia es, según el Supremo, "directamente ejecutiva" y la compañía tendrá que readmitir a los "despidos nulos", abonando los salarios de tramitación. Estos ya fueron incluidos en el caso de los 351 trabajadores que fueron readmitidos tras el fallo de la Audiencia Nacional. Queda por conocerse si los despidos declarados nulos son los más de 800 o solo los de la planta de Fuenlabrada.

Coca-Cola Iberian Partners ha emitido un comunicado en el que afirma su "respeto por el fallo del Tribunal Supremo" a pesar de que iba en contra del "criterio recogido en el informe del Ministerio Fiscal". "Cuando reciba oficialmente la sentencia, estudiaremos en detalle la forma de ejecutarla".

Por su lado, los sindicatos han celebrado la sentencia del Supremo. CCOO ha mostrado su satisfacción al entender que se han aceptado las reivindicaciones de los trabajadores. Los comités de empresa de algunas de las plantas que fueron cerradas, como la de Alicante, han solicitado que la empresa cumpla la sentencia y "reabra" las instalaciones.

Coca-Cola pide con páginas de publicidad buscar un acuerdo

Más de un año de conflicto

A falta de que se conozcan todos los detalles de la sentencia del Tribunal Supremo, se comienza a poner así punto final a un conflicto que ha durado más de 15 meses y en el que tanto empresa como trabajadores no lograron llegar a un acuerdo. Coca-Cola Iberian Partners tomó la decisión de presentar un ERE cuando se fusionaron las embotelladoras de Coca-Cola en España, suponiendo el cierre de cuatro plantas.

Cuando la Audiencia Nacional decretó la nulidad del ERE, sólo 350 trabajadores de los más de 1.000 despidos solicitaron la ejecución provisional a la espera del fallo de hoy del Supremo sobre el recurso interpuesto por la empresa. La Audiencia solicitó entonces la reincorporación en sus puestos anterior. La compañía ofreció traslados que fueron rechazados por el tribunal, por lo que fueron dados de alta sin prestación de servicio.

Iberian Partners tuvo, además, que abonar los salarios de tramitación de los trabajadores reincorporados. Según cuentas de la empresa, tuvo que abonar en torno a 7,5 millones de euros para cubrir este gasto que incluía los salarios desde junio más los intereses de demora de los más de 350 trabajadores que pidieron la ejecución de la sentencia. Estos no tuvieron que devolver las indemnizaciones por despido.

El resto de trabajadores se adhirieron a las propuestas de bajas voluntarias y prejubilaciones de la empresa. Coca-Cola Iberian Partners mantiene más de 5.000 personas en plantilla, a la espera de ver si tendrá que reincorporar o no a los empleados afectados por el ERE.

En este periodo han sido precisamente los trabajadores de una de ellas, Fuenlabrada, los que han presentado más batalla. Desde enero del año pasado llevan acampados en la puerta de la fábrica. Solicitan la reapertura de la planta, algo que ha sido descartado por la compañía en repetidas ocasiones, llegando incluso a comenzar el desmantelamiento.

Ante esta situación judicial tan compleja, la multinacional de Atlanta marcó ayer un claro punto y final. La filial de la multinacional estadounidense ordenó ayer la inserción de anuncios publicitarios en varios medios de Madrid –se publican en las ediciones de hoy– en el que asegura que “hoy es el primer día para un nuevo futuro juntos”.

La empresa, que agradece además la confianza depositada en la marca, pretende con esta iniciativa “poner punto final a la crisis y marcar una nueva fase de entendimiento”. Fuentes de Coca-Cola consultadas por Cinco Días explicaron que la intención de esta página de publicidad es “convocar a la paz entre ambas partes, una vez que el Supremo ha puesto punto final a la fase judicial del conflicto”

Normas