La medida afecta únicamente al 2% de los usuarios de este medicamento

Sanidad recomienda limitar el ibuprofeno en enfermos del corazón

Alfonso Alonso defiende que el consumo moderado no presenta ningún riesgo

El Ministerio de Sanidad ha advertido hoy del riesgo cardiovascular que conlleva tomar dosis altas de ibuprofeno y dexibuprofeno y ha recomendado "evaluar cuidadosamente" el peligro que puede conllevar.
El Ministerio de Sanidad ha advertido hoy del riesgo cardiovascular que conlleva tomar dosis altas de ibuprofeno y dexibuprofeno y ha recomendado "evaluar cuidadosamente" el peligro que puede conllevar. EFE

Tranquilidad y seguridad son dos de las palabras que repitieron ayer varios de los actores del sector sanitario y farmacéutico, después de que se conociese la recomendación del Ministerio de Sanidad a los médicos de no administrar dosis altas de ibuprofeno o dexibuprofeno a pacientes con patología cardiovascular grave como insuficiencia cardiaca, cardiopatía isquémica establecida, enfermedad arterial periférica o enfermedad cerebrovascular.

En el caso del ibuprofeno se establece el límite en 2.400 miligramos al día o más. Para el dexibuprofeno habría que dividir la cantidad por la mitad, al no tratarse de fármacos con la misma potencia. En su comunicado, Sanidad afirma que la información disponible no sugiere que dosis de ibuprofeno de 1.200 miligramos al día –las utilizadas generalmente en su uso como analgésico, antiinflamatorio ocasional o antitérmico – se asocien a un incremento de riesgo cardiovascular.

Pide además a los profesionales sanitarios que antes de iniciar tratamientos de largo plazo, y especialmente en cantidades elevadas, “se consideren los factores de riesgo cardiovascular de los pacientes”. También recuerda que, al igual que con todos los antiinflamatorios no esteroideos, se debe utilizar la dosis más baja posible durante el menor tiempo posible que permita controlar los síntomas de acuerdo con el objetivo terapéutico establecido.

Por su parte, el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, defendió ayer que el consumo moderado de ibuprofeno no presenta ningún riesgo. “Por tanto, lo que viene a confirmar, si le damos la vuelta, es que el consumo moderado, que es el que se hace en el 90% de los hogares españoles, es un consumo seguro, esto es lo que se ha acreditado”, subrayó en declaraciones a la prensa durante una visita a la Fundación del Lesionado Medular de Madrid.

Solo un 2% de los pacientes

La directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, Belén Crespo, también se pronunció ayer para aclarar que en España son muy pocas las personas que toman 2.400 gramos de ibuprofeno. “En torno a un 2% y están bajo estricto control médico”.

“Los casos de riesgo que recoge el estudio del Comité para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia europeo son mínimos”, explicó asimismo Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda, director general de la patronal de la industria farmacéutica de medicamentos genéricos, Aeseg.

Fuentes de la empresa farmacéutica Kern Pharma, productora y comercializadora de este medicamento, recordaron que la relación riesgo beneficios del mismo es muy positiva. “A pesar de que se consume masivamente nunca ha generado problemas graves”.

El ibuprofeno es uno de los fármacos más vendidos en España, ya que entre agosto de 2013 y julio de 2014 solo en el Sistema Nacional de Salud se dispensaron 17.992.836 envases de este medicamento en su prescripción de 600 miligramos, por un valor total de 48.208.756,57 de euros.

La alerta de Sanidad se produce después de que el Comité para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia europeo (PRAC) haya finalizado la revisión acerca del riesgo cardiovascular asociado a la administración de ibuprofeno.

Esta revisión es continuación de las realizadas anteriormente que concluyeron que el uso de los AINE se asocia a un pequeño incremento del riesgo cardiovascular

Adicionalmente, el PRAC ha evaluado la potencial interacción entre ibuprofeno/dexibuprofeno y ácido acetilsalicílico cuando este último se administra a dosis bajas en prevención cardiovascular.

Estos estudios han concluido que el ibuprofeno disminuye el efecto antiplaquetario del ácido acetilsalicílico, aunque no lo hace de forma significativa.

Los médicos apoyan un menor uso

El presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), José Luis Llisterri, se mostró ayer crítico con el abuso en la utilización del ibuprofeno. “Hemos ibuprofenizado a la sociedad española”, denunció en el acto de conmemoración del Día Nacional de Atención Primaria.

Llisterri, que abogó por la concienciación y la educación sanitaria para disminuir el consumo de este medicamento, defendió que la dosis de 400 miligramos también es eficaz y mantiene el efecto analgésico y antiinflamatorio.

En este sentido, afirmó que tras la recomendación de la Agencia Española de Medicamento y Productos Sanitarios, cuando un paciente acuda a la farmacia para un proceso amigdalar, faríngeo o gripal, por ejemplo, “se tendrá que dispensar este fármaco en esa cantidad y no de 600 miligramos”. Con la normativa actual, este último no puede obtenerse sin prescripción.

Recordó asimismo que en “procesos banales” como amigdalitis o faringitis, en los que se toma una dosis de 600 miligramos cada ocho horas durante tres o cuatro días, no hay efectos secundarios. “El problema viene cuando se extiende ese tratamiento a los 8, 10 ó 15 días, que es cuando se puede producir elevación de la presión arterial”, advirtió el presidente de Semergen.

Normas