Prepara la salida a Bolsa de su filial Cellnex

Abertis, el vértigo de los máximos

Abertis, el vértigo de los máximos

El grupo de infraestructuras se convertirá en las próximas semanas en uno de los protagonistas del mercado, cuando dé comienzo la colocación en Bolsa de su filial de telecomunicaciones, a la que ha rebautizado recientemente como Cellnex Telecom. Será una operación con la que Abertis se apuntará ingresos que podrían rondar los 2.000 millones de euros –gracias a la venta del 55% del capital de la compañía– y que permitirá poner en valor parte del negocio del grupo, en un momento altamente propicio para salidas a Bolsa y operaciones corporativas.

Los analistas aplauden la oportunidad estratégica que supondrá para Abertis la salida a Bolsa de su filial de telecomunicaciones, para la que prevén una valoración atractiva que contribuirá a que el grupo maximice los ingresos por esta colocación. Esta operación servirá para que Abertis continúe con su política de inversiones y consolide su reparto de dividendos, una de las características que dan atractivo al valor.

Abertis entregará el próximo lunes un dividendo complementario de 0,33 euros por acción, con lo que la retribución al accionista con cargo a 2014 será de 0,66 euros por título. Esto supone un incremento del 5% respecto al año precedente, un ritmo de crecimiento que el grupo se ha comprometido a mantener dentro del plan estratégico 2015-2017, presentado en junta de accionistas a finales de marzo. Con la retribución actual, la rentabilidad por dividendo resulta en el 3,7%, que ascendería al 4% con la previsión lanzada para este año y manteniendo estable la cotización. “La compañía tiene un flujo de caja recurrente, un apalancamiento relativamente bajo y un dividendo estable”, resume un analista que cubre el valor.

La colocación en Bolsa de Cellnex Telecom bien podría ser un catalizador para un valor que sin embargo ya cotiza muy cerca de máximos y podría tener dificultades para seguir avanzando. Abertis marcó récord histórico el pasado 26 de enero en los 17,965 euros y el viernes cerró a 17,47 euros, a un 2,83% de aquella cota. A los actuales niveles, la recomendación mayoritaria de los analistas, según recoge el consenso de Bloomberg, es de venta, con el 51,9% del total, por un 37% de mantener y un 11,1% de comprar. Solo tres firmas recomiendan adquirir títulos de Abertis: AlphaValue y CaixaBank, que además es el principal accionista del grupo con el 23% del capital.

“La colocación de Cellnex puede ser un revulsivo y contribuir un poco a una mejora de la valoración pero la acción está ya muy en precio”, señala otro analista que sigue al valor y que, con una recomendación de venta, también prefiere mantener el anonimato. “Nuestro consejo de venta es por un tema de valoración puro y duro”, añade.

La actividad de telecomunicaciones representó en los resultados de 2014 el 13% de los ingresos y el 11% del ebitda del grupo. Su contribución seguirá contando gracias a que Abertis conservará aún al menos el 45% del capital. “Abertis Telecom representa alrededor del 10% de nuestra valoración. Pondrá en valor el negocio pero no supondrá demasiado beneficio en valoración, puesto que el grueso del negocio del grupo está en las autopistas”, explica otro analista de una firma internacional.

Abertis está logrando encajar el descenso en el tráfico que vino aparejado con la crisis. En el caso de España, que tiene un peso del 38% en los ingresos del grupo y del 41% en el ebitda, el tráfico registró en 2014 el mejor comportamiento desde 2007, con un aumento del 2%. También hubo incrementos en el resto de los principales países en los que opera Abertis: del 2,4% en Francia, el 3,1% en Brasil y el 4,8% en Chile. Estados Unidos sigue siendo la asignatura pendiente de la expansión internacional de Abertis, que no ha logrado aún ninguna concesión de autopistas en este mercado. De hecho, una de las incógnitas a la que aluden los analistas es cuál será el destino que dará Abertis a los ingresos que obtenga de la colocación en Bolsa de su filial de telecomunicaciones.

El riesgo regulatorio en Francia, que amenazó con revisar los términos de los contratos de concesión de autopistas, es otro de los factores que ha pesado sobre el valor, junto con la venta del 7,5% del capital del fondo de capital riesgo CVC, que aún conserva otro 8% que el mercado prevé terminará por vender.

Normas
Entra en El País para participar