El selectivo desciende un 0,64% tras tres días al alza

El Ibex 35 se apea de los 11.700 puntos, las claves

Monitores informativos en el parqué madrileño con las variaciones, entre otros índices, del IBEX 35, el principal indicador de la bolsa española. Ampliar foto
Monitores informativos en el parqué madrileño con las variaciones, entre otros índices, del IBEX 35, el principal indicador de la bolsa española. EFE

Después de tres sesiones de subidas sin freno, revalidando nuevos máximos desde enero de 2010 en cada una de esas jornadas, hoy el Ibex 35 se toma un respiro. Aunque el selectivo español, de la mano del resto de Bolsas europeas, ha comenzado el día intentando mantener su desaforado rally alcista, a medida que ha ido avanzando la sesión los parqués del Viejo Continente han perdido más y más fuelle. Así, el Ibex cierra con un descenso del 0,64% hasta los 11.655,5 puntos.

OHL es la empresa que mejor comportamiento ha registrado en la sesión de hoy en el selectivo español, al subir un 2,66%. También ha registrado un buen comportamiento Sacyr, que avanza un 1,36% tras anunciar que ha vendido una participación del 30% de la sociedad concesionaria a través de la que construye y explotará un hospital en Chile a Dominion, una firma del grupo Cie Automotive, por 7,9 millones de euros. Amadeus, que cae un 1,38% y BBVA, que se deja un 1,35%, encabezan los descensos del selectivo español.

IBEX 35 9.260,80 0,51%

El sector petrolero ha sido el gran protagonista del día en los mercados tras anunciarse que la compañía Royal Dutch Shell comprará a la británica BG Group. Fruto de la fusión entre estas dos empresas nacerá la segunda mayor petrolera del mundo. Las acciones de la compradora descienden hoy un 5%, mientras que las de BG se disparan un 27%. El sector del petróleo europeo sube un 2,67% en el día, claramente el mejor de la jornada, gracias a este cuantioso movimiento corporativo. Natalia Aguirre, analista de Renta 4, señala que "si Shell está dispuesta a pagar una prima del 50% para comprar BG Group es porque ve valor a medio plazo, y esta es una buena señal en un sector en el que el mercado es muy precavido". En el selectivo español Repsol no saca partido del buen día del sector petrolero y desciende un 0,72%.

En cuanto a la actividad empresarial se refiere, otra referencia clave del día, que llegará ya con los mercados europeos cerrados, es el inicio de la presentación de la temporada de resultados en Estados Unidos de la mano de Alcoa. Como explican desde el departamento de análisis de Bankinter, “las ventas procedentes del exterior representan aproximadamente el 50% de la facturación” de la empresa, por lo que está expuesta, como muchas otras multinacionales estadounidenses, a la fortaleza del dólar. Las previsiones de los expertos auguran el peor trimestre de los beneficios empresariales para las compañías de aquel país desde 2009, con una caída del 4,5% para las empresas del selectivo S&P.

En Estados Unidos también fue noticia la publicación de las actas de la última reunión del Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed. El cuándo y el cómo subirá los tipos de interés el organismo presidido por Janet Yellen es uno de los mayores quebraderos de cabeza para los inversores en las últimas semanas. El mal dato de empleo publicado el viernes pasado lanza el mensaje de que el banco central tardará en decidir la primera subida del precio del dinero desde 2006.

Con todo José Luis Martínez Campuzano, estratega jefe de Citi para España, explica que  "leamos lo que leamos, muchos ya consideran que tras los últimos datos de empleo de marzo conocidos el viernes quizás se han quedado obsoletas". Las actas se conocerán a las ocho de la tarde, hora española, ya con las Bolsas europeas cerradas y en el compás final de la sesión en Estados Unidos.

De momento, a la espera de conocer las actas del último encuentro de la Fed, los principales índices de Wall Street anotan alzas que van desde la décima de subidas del selectivo S&P hasta las cuatro del Nasdaq tecnológico.

También el mercado de divisas está condicionado por la acción de la Fed y del resto de bancos centrales. El euro sigue depreciándose hoy frente a la divisa estadounidense. En las sesiones posteriores a la publicación del mal dato de empleo en Estados Unidos la moneda única se reforzó frente al dólar y llegó incluso a subir a las 1,1 unidades de billete verde, pero ha durado poco ese rebote. Hoy el euro cae a 1,079 dólares. 

Mañana será noticia otro banco central, el de Inglaterra, pues se reúne su consejo de Gobierno. En principio, nadie espera cambios del organismo presidido por Mark Carney, por lo que todo lo que no sea mantener los tipos de interés en su mínimo histórico del 0,5% y seguir adelante con su programa de estímulos sería una sorpresa para el mercado. Hoy, el Footsie británico desciende un 0,36%.

El día, por tanto, ha estado más marcado por la lógica toma de beneficios y por las noticias en el mundo empresarial que por las escasas referencias macroeconómicas, ya que la sesión apenas ha dejado novedades de interés. Tan solo un dato de ventas minoristas en la zona euro menor de lo esperado. Debido a los niveles alcanzados en las últimas sesiones, todas las Bolsas europeas corrigen hoy. El Dax alemán cae un 0,73%, el Cac francés, un 0,3% y el FTSE Mib italiano, un 0,5%.

Grecia no perturba, de momento

De fondo sigue la crisis en Grecia, que no inquieta a los inversores a pesar de que el país sigue sin alcanzar un acuerdo con sus acreedores. Mañana el país heleno afrontará un el pago pendiente al FMI, mientras continúan las negociaciones. Hoy se reúne el conocido como grupo de trabajo del euro, que está formado por los número dos de los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona. En este foro se preparan los siguientes pasos en unas negociaciones que, según la Comisión Europea, avanzan “paso a paso”. La reunión del Eurogrupo del 24 de abril es la próxima cita clave para la crisis griego.

Hoy, coincidiendo con la visita del primer ministro griego, Alexis Tispras a Moscú, la rentabilidad de la deuda helena a diez años ha vuelto a subir. Así, el interés del bono con vencimiento a una década avanza hasta el 11,54%, mientras que el del bono a tres años queda en el 21,3%.

En el mercado secundario de deuda, el interés del bono español a diez años baja al 1,2%, con la prima de riesgo en los 103 puntos básicos. Todo ello un día después de que el Tesoro español lograra colocar letras a seis meses a intereses negativos (-0,002%) por primera vez en su historia. Una tendencia, la de cobrar por colocar deuda, que se afianza. Hoy, Suiza ha colocado bonos a diez años a una rentabilidad negativa del -0,55%.

El petróleo, por su parte, vuelve hoy a los números rojos tras publicarse en Estados Unidos un aumento de las reservas de crudo claramente por encima de lo que esperaba el mercado. El barril de petróleo Brent cae un 3,5% hasta los 57 dólares. Hoy Arabia Saudí ha dicho que el mercado de crudo no está equilibrado, lo que empuja más a la baja al oro negro.

Normas