Los empresarios confían en que se repitan o mejoren los resultados del año pasado

Hacia otro verano récord

La industria turística mira con optimismo la campaña estival de este año

Entre enero y febrero se acumularon 6,5 millones de visitantes, un 4,5% más que en el mismo periodo de 2014

Hacia otro verano récord

Tras el pistoletazo de salida de la Semana Santa, la industria turística española comienza a prepararse para las próximas fechas vacacionales. Entre los empresarios existe una cierta sensación de optimismo. Coinciden en sus esperanzas de que se repitan o mejoren los buenos resultados del año pasado. España batió un récord por segundo año consecutivo: recibió 64,99 millones de turistas, un 7,1% más que en 2013. Además, confían en que una de las claves de la recuperación sea el turismo español, con un impulso del consumo y el gasto. Aunque las empresas no se atreven aún a aventurar datos, se muestran confiadas. Los buenos resultados de las vacaciones, que acaban de terminar, les animan a ello.

El 89,7% de los empresarios turísticos españoles espera que en 2015 vuelvan a crecer sus ventas y el 81% que ese incremento les permita mejorar sus resultados respecto a los registrados en el año anterior. Asimismo, son positivas las expectativas de generación de empleo: el 76,1% de las compañías espera incrementar sus plantillas durante 2015. Son algunos de los datos recogidos por la última Encuesta de confianza empresarial, publicada a finales de enero por la Alianza para la Excelencia Turística, organismo que agrupa a 25 empresas de la industria turística y de los subsectores del transporte aéreo, ferroviario, marítimo y terrestre. Estos anhelos parecen encontrar fundamento en la tendencia positiva que reflejan los resultados de los dos primeros meses de este año. Según las estadísticas de movimiento en fronteras, Frontur, del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, en este periodo se acumularon 6,5 millones de no residentes, un 4,5% más que en las mismas fechas del año anterior. Por comunidades la más beneficiada fue Andalucía con cerca de 82.500 turistas más, lo que supuso un aumento del 11,7%. La Comunidad Valenciana fue la única que no registro un avance, sino que perdió un 0,7% de llegadas. Las regiones que lideraron la clasificación de visitantes extranjeros fueron Canarias (2.044.029), Cataluña (1.594.677), Andalucía (787.101), Madrid (663.094), Comunidad Valenciana (534.650) y Baleares (229.911). En cuanto a mercados de origen, en las tres primeras posiciones se encontraron los nacionales de Reino Unido (1.219.499), Francia (1.015.388) y Alemania (972.455).

Si las expectativas en cuanto a los no residentes que visitarán España son positivas, también existen buenos augurios con respecto al turismo nacional. “Hemos constatado que ha habido un aumento del consumo y que los españoles cada vez se contienen menos a la hora de gastar”, señala Emilio Gallego, secretario general de la patronal de hostelería Fehr. “Hay una perspectiva de clara mejora para la temporada estival”, añade. El estudio TripBarometer Global Travel Economy, realizado por la consultora internacional de investigación Ipsos para el comparador de viajes TripAdvisor, viene a darle la razón. Según esta encuesta, en la que han participado 44.000 personas en todo el mundo y 1.322 en España, el 32% de los turistas españoles confirma que tiene previsto gastar más en 2015 que en el año anterior frente al 23% que afirma que lo reducirá. El resto se mantendrá en el mismo nivel. Además, la mayoría –el 57%– elige desplazamientos internos para su descanso mientras que el 43% se decanta por destinos internacionales. El presupuesto medio estimado por salida es de 4.100 euros para una familia de tres miembros, lo que supone un 20% más que en 2014. Este se reduce hasta los 2.337 euros en el caso de los viajes dentro de España.

Otro elemento que pone de manifiesto el auge de la industria turística en España es el aumento de la oferta que llevará a cabo este verano el grupo Iberia, que inaugura 39 nuevas rutas e incorpora 19 destinos adicionales a los ya existentes. Además, aumentan la oferta en otros 22 trayectos. Así, esta temporada se estrenan tres itinerarios, Madrid-La Habana, a partir del 1 de junio, y Madrid-Medellín-Cali desde el 3 de julio. La compañía vuelve a la capital cubana tras un paréntesis de algo más dos años, mientras que las dos ciudades colombianas se incorporan a la red aérea de Iberia por primera vez. Es, sin embargo, el mercado europeo el que presenta mayores novedades, con 5 nuevos destinos en Italia; la inauguración de vuelos directos a Hamburgo y una mayor oferta con Berlín, Fráncfort y Dusseldorf; nuevas conexiones con el aeropuerto de París Charles de Gaulle desde Madrid y desde Santander e inicio de vuelos a Lyon, Niza y Nantes; y una mayor oferta con Reino Unido mediante vuelos directos desde Madrid a Edimburgo, Mánchester y Londres Gatwitck, además de a Londres Heathrow desde Tenerife, Gran Canaria y Mallorca.

Entre los factores que pueden contribuir positivamente al devenir del turismo en España este verano hay que subrayar, según el estudio de Exceltur, un previsible aumento del número de viajes y del gasto de los visitantes de nuestros principales mercados extranjeros (Reino Unido, Alemania, Francia, Italia y los Países Nórdicos) debido a las mejores perspectivas del consumo familiar. En este sentido, Turismo ha apostado en 2015 por aumentar la rentabilidad de los visitantes alemanes mediante la captación de segmentos distintos al de sol y playa. Para ello ha centrado la promoción de España en este país en el turismo de salud, el de naturaleza, el gastronómico y el cultural, manteniendo eso sí la publicidad del descanso en zonas de costas como producto preferente, ya que atrae al 61% de los viajeros de esta procedencia. El gasto medio de los turistas alemanes en enero de 2015 ascendió a 1.118 euros y el gasto medio diario a 116 euros, un 9% más que en el mismo periodo del año anterior. Al aumento del número de visitas procedentes de países europeos puede contribuir además la sensación de inseguridad e inestabilidad en países como Marruecos o Túnez, tras el reciente atentado contra turistas en el Museo de El Bardo (Túnez). Asimismo, el abaratamiento del transporte, motivado por la caída del precio del petróleo, también puede conllevar un efecto positivo.

El turismo rural también se muestra expectante cara a este verano. Ha contado con datos muy positivos en Semana Santa con una ocupación del 85%, tras años negativos. Jesús Marco, presidente de la Asociación Española de Turismo Rural (Asetur) espera que los buenos datos se repitan en la temporada estival. Reconoce que en los últimos años, julio ha sido “muy flojo” y agosto ha funcionado “a medio gas”. Sin embargo, confía en que este año haya un cambio de tendencia. Remarca además la creciente importancia que está teniendo septiembre para esta actividad, ampliando la temporada alta. “Cada vez más gente espera hasta ese mes para irse de vacaciones”, afirma. Marco celebra también que este año Semana Santa ha sido más temprana, lo que se traducirá en un mejor funcionamiento de la demanda de turismo rural de cara a los puentes que quedan hasta el verano, principalmente en mayo. El sector cuenta con los buenos datos de comienzo de año que, según el INE, muestran una mejora del 20% interanual en el mes de febrero. Crecen las pernoctaciones tanto de turistas nacionales como de extranjeros y aumenta la ocupación media un 19,6%.

Normas