El pacto final se deberá alcanzar antes del 30 de junio

El petróleo iraní volverá al mercado tras el acuerdo con Occidente

El barril de petróleo Brent cae un 3,8% y el West Texas, un 1,9%

Las reservas de crudo de Irán son las terceras mayores del mundo

 La jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini (c), el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif (d) y el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry (ij) a su llegada a la sala de prensa en la que se informó de los avances de las negociaciones sobre el programa nuclear iraní.
La jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini (c), el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif (d) y el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry (ij) a su llegada a la sala de prensa en la que se informó de los avances de las negociaciones sobre el programa nuclear iraní. EFE

Un acuerdo entre Irán y las cinco naciones con derecho de veto en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (Estados Unidos, China, Rusia, Reino Unido y Francia) más Alemania está próximo. Así se deduce del comunicado final del G 5+1 e Irán en el que se da por hecho que hay un borrador pra alcanzar un acuerdo final antes del 30 del junio.

El jefe de la Agencia Iraní de Energía Atómica, Alí Salehí, y la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini han dado una rueda de prensa conjunta. "Se ha dado un paso importante hoy. Hemos llegado a un punto de encuentro en parámetros fundamentales para un plan de acción", ha dicho Mogherini. El acuerdo, ha señalado, sienta las bases para un pacto final que deberá alcanzarse antes del 30 de junio.

En el preacuerdo alcanzado por Irán y las seis potencias occidentales se incluye el compromiso de aquel país de suspender dos tercios de su enriquecimiento de uranio. Será con una duración controlada. Una instalación de enriquecimiento de uranio se convertirá en una central nuclear sin fines armamentísticos y un centro de innovación. Se monitorizará el cumplimiento del acuerdo, han señalado en la rueda de prens. Irán también se compromete a empezar a adoptar algunas de las exigencias de la Agencia Internacional de la Energía Atómica. igualmente, se levantarán las sanciones al petróleo y al sistema bancario. Irán es el tercer mayor productor de petróleo del mundo.

Habrá cooperación en el desarrollo de energía nuclear con fines civiles y a cambio las sanciones terminarán cuando entre en vigor el pacto, ha indicado Mogherini. Las medidas restrictivas se levantarán durante un periodo acordado por todas las partes. Expertos y políticos debatirán cómo concretar las negociaciones finales.

Los representantes de las potencias y de Irán están explicando su visión del preacuerdo, sobre todo a través de Twitter. Nuevos tiempos. Así, el presidente iraní, Hassan Rohaní, ha dicho que se ha alcanzado un acuerdo sobre los principios básicos para el pacto y que seguirán trabajando en pos del acuerdo definitivo del 30 de junio. Similar declaraciones ha compartido en esta red social John Kerry, secretario de Estado de Estados Unidos. Mientras, Barack Obama ha anunciado que pospone un viaje previsto por el acuerdo.

Barack Obama ha declarado en una comparecencia desde la Casa Blanca que el pacto alcanzado es un "histórico acuerdo" con Irán que evitará que aquel país desarrolle un arma nuclear.

Quien también ha reaccionado con premura al anuncio del principio de acuerdo es el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha dicho que espera que el acuerdo suponga una restricción significativa del enriquecimiento de uranio de Irán.

“Estudiamos los asuntos técnicos y estamos cerca de ver el amanecer”, indicó Salehí, exministro de Exteriores de Irán, en referencia a la proximidad de una solución a la cuestión nuclear, según recoge la agencia iraní Fars. Las partes habían prolongado el plazo inicial para alcanzar un preacuerdo al día de hoy, ante la proximidad de las posturas.

Más tarde, a través de Twitter, Salehí ha dicho que se han encontrado soluciones y que están listos para empezar a elaborar el borrador para el acuerdo definitivo del 30 de junio.

Se entiende que esta convocatoria puede significar que ha habido un primer acuerdo, aunque el plazo para lograr un pacto definitivo sobre esta cuestión es el 30 de junio. De hecho, fuentes cercanas a la negociación citadas por la agencia Reuters han rebajado las expectativas de que en la rueda de prensa se vaya a anunciar un acuerdo. La idea inicial del G 5+1 e Irán era cerrar antes del 31 de marzo un preacuerdo. Estos dos días se han prolongado las conversaciones y ahora parece que el pacto está cercano.

Según la agencia Bloomberg, que cita a fuentes conocedoras de las negociaciones, se está discutiendo un anexo secreto que contendría detalles que conciernen a ambas partes. La idea es que en los tres próximos meses se pueda alcanzar un acuerdo definitivo.

La posibilidad de que Irán y Occidente alcancen un acuerdo sobre su programa nuclear, que conduciría al final de las sanciones sobre aquel país, se ha dejado sentir de forma inmediata en el mercado del petróleo. El barril de crudo Brent desciendió ayer un 3,8% y el West Texas un 1,9%.

En caso de que Occidente levante las sanciones a Irán a cambio de que este país garantice que el desarrollo de su programa nuclear no está encaminado a desarrollar un arma atómica, Damasco podría aumentar considerablemente sus exportaciones de petróleo, que están afectadas por estas medidas. Es decir, el exceso de crudo en el mercado, que algunas fuentes cifran en torno a dos millones de barriles de petróleo al día, se vería agrandado por esta noticia.

En los últimos dos años y medio, Irán ha conservado petróleo que no podía exportar a causa de las sanciones occidentales. De hecho, el país exporta ahora en torno a un millón de barriles de crudo al día, desde los 2,5 que exportaba a mediados de 2012, según datos de la Agencia Internacional de la Energía.

Irán forma parte de la influyente Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que forman doce Estados y que tiene un máximo de producción diaria de crudo de 30 millones de barriles.

Normas