El reto de la consolidación fiscal

Italia pedirá más tiempo a Bruselas para rebajar la deuda pública

El ministro italiano de Finanzas, Pier Carlos Paodan.
El ministro italiano de Finanzas, Pier Carlos Paodan.

El pasado mes de febrero Francia obtuvo dos años adicionales para llevar el déficit público por debajo del 3% (de 2015 a 2017) ante el estancamiento crónico de su economía. A cambio de esa concesión, el Ejecutivo comunitario se garantizó diversos ajustes adicionales de medio punto del PIB para este año. Y parece que no va ser el último país que va a pasar por el aro de cambiar plazos por reformas. El ministro italiano de Economía y Finanzas, Pier Carlo Padoan, reconoció que recurrirá a esa vía para tratar de enjugar los abultados desequilibrios de Italia, más centrados en la deuda pública que en el déficit. El último informe de la Comisión Europea apuntaba que el déficit bajará del 3% del PIB este año. El foco lo tiene puesto en la deuda pública que este año, según sus estimaciones, podría llegar al 133% del PIB, muy lejos del 60% marcado en el pacto de Estabilidad y Crecimiento. “La intención del Gobierno es de valerse de la nueva flexibilidad de la UE en el modo más eficiente posible y en una perspectiva de medio plazo”, subrayó Padoan en una intervención ante la Cámara de los Diputados recogida por los medios locales.

Consciente de que Bruselas pedirá un detalle completo de la agenda de reformas pendientes, el titular de Economía insistió en la necesidad del país de “continuar por el camino de las reformas” que incentiven la creación de empleo, uno de los mayores problemas de Italia. Ypara presentó un pequeño avance de “un ambicioso programa de reformas estructurales” cuyo objetivo será promover “el empleo y las inversiones” públicas y privadas en el territorio nacional. “La UE tiene problemas estructurales anteriores a la crisis, como la caída de las inversiones que ha provocado una herida profunda que debilita su crecimiento potencial”, apuntó no sin antes ensalzar el plan promovido por Jean-Claude Juncker por valor de 315.000 millones.

 

Bajo crecimiento

Italia será el país entre los cuatro más grandes de la zona euro, junto a Italia, Francia y Alemania, que menos crecerá este año y el que viene. Bruselas prevé que el PIB italiano avanzará apenas un 0,6% este año y un 1,3% en 2015, muy por debajo de la media.

 

 

Normas