La CNMC sanciona con 3,2 millones a diez de ellos

Los concesionarios de Land Rover, multados por pactar precios

Sede de la CNMC en Madrid.
Sede de la CNMC en Madrid.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha multado con 3,2 millones de euros a diez concesionarios de automóviles por formar sendos cárteles en Madrid y Barcelona, ha informado hoy este organismo.

Esta sanción se suma a la impuesta por la Comisión el pasado 13 de marzo a 45 concesionarios de Toyota, Hyundai y Opel, por formar varios cárteles, por un valor total de 9 millones de euros.

Son varios los concesionarios de Land Rover los afectados por el este nuevo expediente, al considerar la Comisión acreditado que llevaron a cabo prácticas prohibidas por el artículo 1 de la Ley 15/2007 de Defensa de la Competencia, constitutivas de cártel.

Se trata de dos infracciones independientes entre sí e imputables a cada grupo de concesionarios en función de la zona geográfica en la que se ha llevado a cabo la infracción, esto es, en la zona de Madrid y en la zona de Barcelona.

Según la CNMC, varias empresas concesionarias acordaron la fijación de precios y otras condiciones comerciales, e intercambiaron información estratégica en estas zonas, con el fin de limitar la competencia entre los integrantes del cártel.

Una de las particularidades de las conductas que es coincidente en ambas zonas geográficas, ha sido la participación de empresas externas contratadas por los propios concesionarios, cuyo cometido era controlar el cumplimiento de los acuerdos, a través de visitas periódicas a los participantes, con el objeto de recabar información que posteriormente era puesta a disposición del resto de concesionarios, explica la Comisión en una nota.

En el caso de la “Zona de Madrid”, la CNMC ha sancionado a Adventure Center, S.L Bruselas Motor 4x4; S.L; C. de Salamanca, S.A.; Deysa Land Rover (Dealer y Servicio Postventa, S.A.); Divento 4x4, S.A.; Movilcar, S.A; Quiauto, S.A.U por llevar a cabo dichas prácticas, con la colaboración de las empresas ANT y HORWATH.

En la “Zona de Barcelona”, las empresas son Accessoris Manresa 4x4, S.L.; Auto Pla de Vic 4per4, S.L y Land Motors, S.A. cometieron las citadas infracciones, con la colaboración de la empresa ANT.

El entramado organizativo diseñado por las partes presenta muchas de las características propias de los cárteles (ocultación deliberada de los acuerdos ilícitos, regularidad de celebración de los encuentros entre los concesionarios, represalias adoptadas contra las empresas incumplidoras y la utilización de terceras empresas para llevar a cabo un control y seguimiento de los acuerdos), añade la CNMC.

La CNMC recuerda que contra estas resoluciones no cabe recurso alguno en vía administrativa, pudiendo interponerse recurso contencioso-administrativo en la Audiencia Nacional en el plazo de dos meses a contar desde el día siguiente al de su notificación.

Cualquier persona o empresa que se considere afectada por las prácticas anticompetitivas descritas en estas resoluciones puede presentar una demanda de daños y perjuicios derivada de las citadas conductas por infracción de la normativa de defensa de la competencia ante los tribunales civiles, continua la Comisión.

La CNMC considera prioritaria la lucha contra los carteles y recuerda que para su detección cuenta con el Programa de Clemencia, mediante el que la empresa y/o el directivo que haya participado en un cártel puede aportar información sobre el mismo, escrita o verbalmente en la sede de la CNMC a cambio de la exención total (o a una reducción) de la multa que le correspondería.

La CNMC ha habilitado un Buzón de Colaboración donde cualquier ciudadano o empresa puede facilitar información a la autoridad de competencia sobre este tipo de infracciones muy graves, concluye.

Normas
Entra en El País para participar