Julia Gómez, directora general de Stage

"El Rey León' es el espectáculo más taquillero de la historia"

La productora ha traído a España musicales como ‘Chicago’ o 'Los Miserables'

“En Argentina todos nos dedicamos al teatro o a la psicología”, bromea la ejecutiva

"El Rey León' es el espectáculo más taquillero de la historia"

La decoración no se dejó al azar cuando la productora Stage escogió sus actuales oficinas. Ubicadas en la madrileña calle de Fernando el Santo, en pleno barrio de las Salesas, el visitante que entra en la empresa experimenta una sensación similar a la que viven los espectadores de los musicales ante el despliegue de escenografía.

Los altos techos del inmueble y los modernos ornamentos en blanco, negro y rojo producen en el recién llegado el efecto de estar en un lugar poco convencional. A ello contribuyen decisivamente los maniquíes con vestuario de algunas de las producciones más conocidas de la firma holandesa: El Rey León, Los Miserables, Chicago o Cats. Incluso se ambientó una de las salas de reuniones inspirándose en el palacio de La Bella y la Bestia, otro de los números que ha tenido en cartel la firma.

Deporte, cocina y espectáculos

Se podría decir que Julia Gómez tiene poco tiempo para aburrirse. Su trabajo consiste en definir la programación de musicales de la productora, tarea que incluye revisar guiones, asistir a los castings y revisar las puestas en escena. Sin olvidar la constante búsqueda de nuevos talentos. También viaja por toda España para ver qué tal funcionan los espectáculos en cartel. Y una vez al mes toca reunión en Holanda en la empresa matriz. Sin descuidar nunca la gestión propiamente dicha de la compañía.

También es docente en IE Business School, ESIC y en la Universidad Complutense de Madrid. Y, desde hace algo más de un año, cuenta con el añadido de ser una entregada madre.

Su ocio lo dedica, entre otras cosas, a ver espectáculos. “Trato de ir al menos una vez a la semana al teatro o a ver un musical. Es importante ver qué están haciendo los demás”, se justifica. También le gusta hacer deporte, principalmente correr, nadar e ir en bicicleta. Y desde que es mamá está aprendiendo a cocinar.

Si mañana tuviera que abandonar su despacho, no se iría sin una foto dedicada de Meryl Streep, a quien tuvo la ocasión de tratar en el Festival de Cine de San Sebastián. La actriz protagonizó Mamma Mia, película que Stage versionó en un musical. “Poder conocer a tus ídolos es una de las recompensas de este trabajo”, confiesa.

El despacho de Julia Gómez, la directora general de la filial española de Stage, sigue también esa estética. Todo el mobiliario, como las paredes, es de color blanco. El contraste lo pone el negro de los cuadros (todos ellos sacados de actuaciones de la productora), de las pantallas de ordenador y de la enorme lámpara colgante que preside el rincón reservado a los sofás. Gómez ha conseguido unir su profesión a su pasión: los espectáculos. “Los argentinos o nos dedicamos a la psicología o al teatro”, bromea esta bonaerense nacida en 1971. O quizá no. Porque pese a estudiar Economía nunca se desvinculó de las tablas. Durante la carrera hizo tres años de teatro. Y cuando, recién licenciada, entró a trabajar en un banco, decidió colaborar de manera gratuita en una radio local para hablar de lo que a ella más le gusta.

Llegó a España en 1999, tras haber entrado ya en contacto con el mundo de los musicales en México con otra compañía. “En Stage España empezamos cuatro personas. Ahora somos 300, y durante el camino los musicales han pasado de ser marginales a un fenómeno”, apunta.

El arrollador éxito de El Rey León marca un antes y un después para esta industria (y, sobre todo, para la productora). El musical inspirado en el largometraje de Disney se dejó ver por primera vez en Madrid en 2011, en el peor momento de la crisis. Lleva ya cuatro temporadas en cartel y ahora llena las salas más que nunca. “No sabemos dónde está el techo. Se trata del espectáculo más taquillero de la historia. Ya ha triplicado la facturación total de Avatar, que durante varios años ostentó el récord mundial”, explica. Se trataba de una fórmula que funcionaba bien en Broadway, donde lleva ya 16 años. “El proyecto fue una locura desde el principio: un músico africano haciendo arreglos sobre el tema de Elton John, un montaje elaboradísimo... Ha funcionado bien”. Stage tiene parte de la culpa de que los musicales gocen actualmente de tan buena reputación en un país sin demasiada tradición en este formato. “Hay un auge del entretenimiento en vivo. Creo que la digitalización de la sociedad hace que los espectáculos sean más necesarios que nunca”, opina Gómez.

Se trata, además, de un subsector que atrae turismo. “El 70% de los espectadores de El Rey León son de fuera de Madrid. La compra de entradas, además, se realiza con cinco o seis meses de antelación, algo que en España no sucede ni con las vacaciones”.

La tecnología, cuenta la directiva, desempeña un papel cada vez más importante en su negocio. “Estamos trabajando en la geolocalización, para enviar ofertas personalizadas. Y en Londres tenemos lo que llamamos twitter seats: asientos reservados a tuiteros relevantes que entran gratis para que generen contenidos sobre los espectáculos”.

Normas