El selectivo avanza un 0,29% y el euro sube a los 1,09 dólares

El Ibex 35 consolida máximos con toda Europa en rojo

Bolsa de Barcelona. Ampliar foto
Bolsa de Barcelona. ACN

Tras el frenético acelerón del viernes, los inversores de las Bolsas europeas han decidido hoy recoger beneficios. Lo han hecho con determinación en todo el Viejo Continente salvo en España, donde el Ibex 35 ha alternado durante toda la sesión los números rojos con los verdes, sin terminar de despegarse de los máximos desde abril de 2010 en los que el selectivo empezaba la semana. A cierre de sesión, el índice cosecha una leve subida del 0,29% que le permite revalidar la ruptura de resistencias técnicas y avanzar hasta los 11.452,8 puntos.

La situación técnica del selectivo español marca la diferencia sobre el resto de índices europeos. El Dax alemán cede un 1,2%; el Cac francés, un 0,8% tras el triunfo del UMP de Sarkozy en las elecciones locales por delante de la formación de extrema derecha Frente Nacional, y el FTSE Mib italiano, un 0,52%. El mejor comportamiento del Ibex se debe a que rompió el viernes la resistencia técnica de los 11.200 puntos. Para Roberto Prieto, analista técnico de Noesis, ahora ejercen como soporte los 11.090 puntos. “Mientras no pierda estos niveles, el selectivo español presenta objetivos al alza en la zona de los 12230 puntos (máximos de enero de 2010), estableciendo un nivel intermedio en 11566 puntos”, destacas. Este experto también resalta que el Ibex muestra un menor nivel de sobrecompra que el resto de Bolsas europeas.

En Wall Street se vive una jornada de indecisión, tras conocerse un aumento del 1,2% de la venta de viviendas de segunda mano en aquel país. El Dow Jones de industriales y el selectivo S&P registran leves alzas, mientras que el Nasdaq tecnológico cotiza en rojo.

En ausencia de cifras macroeconómicas de relieve a ambos lados del Atlántico, los inversores han tenido varios factores a vigilar, entre los que se encontraba la resaca de las elecciones autonómicas en Andalucía, donde ganó el PSOE y Podemos entró en el Parlamento como tercera fuerza política. El efecto ha sido mínimo, o incluso positivo. En el mercado de deuda, apenas ha habido cambios. El interés del bono a diez años sube levemente hasta el 1,24%, con la prima de riesgo en los 102 puntos básicos. Varios bancos de inversión como Barclays o RBS han destacado hoy que la irrupción de Podemos, aunque fuerte, le deja sin opciones de entrar en el Gobierno, lo que les lleva a rebajar su inquietud por las expectativas electorales del partido liderado por Pablo Iglesias.

Evolución de la deuda española a diez años en 2015. ampliar foto
Evolución de la deuda española a diez años en 2015.

Grecia sigue preocupando lo justo a los inversores. El mercado siguió de cerca la reunión entre el primer ministro griego, Alexis Tsipras, y la canciller alemana, Angela Merkel, en un momento crítico para el país heleno, ya que el Gobierno ha reconocido hoy que Tsipras le había enviado a la líder alemana una carta en la que señalaba que le resultaría imposible hacer frente a los vencimientos de deuda de las próximas semanas si no recibe nuevas ayudas. Con todo, la Bolsa griega sube un 2,97% y la deuda apenas se ve perturbada. El interés de la deuda griega a diez años avanza al 11,48% y el del bono a tres años, al 21,7%.

El plan de estímulos del BCE sigue amortiguando los temores en los mercados. Su presidente, Mario Draghi, ha dicho hoy en la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo que el ritmo de las compras de su plan de estímulos le permitirá llegar al objetivo de adquirir deuda por 60.000 millones en marzo y que “el feedback de los participantes del mercado sugiere que la puesta en marcha ha sido muy delicada y que la liquidez sigue siendo amplia”. Hoy mismo, el organismo ha informado de que hasta el viernes pasado compró deuda pública por 26.300 millones.

Draghi también ha dicho que la inflación seguirá en zonas negativas o en torno a cero durante los próximos meses, pero que repuntará gradualmente a finales de año. En cuanto a Grecia, el banquero central ha recordado que el país heleno debe cumplir sus compromisos para poder entrar en el plan de compras del banco central. Draghi se ha mostrado confiado en que las negociaciones acabarán "satisfactoriamente". 

Las compras del BCE presionan a la baja al euro frente al dólar, pero las pocas prisas de la Reserva Federal por subir los tipos de interés, expresada en su reunión de la semana pasada, está permitiendo al dólar recuperar posiciones. James Bullard, presidente de la Reserva Federal de San Luis, declaró ayer a la CNBC que el dólar no está lejos de su valor justo frente al resto de divisas y que no cree que la divisa estadounidense se siga fortaleciendo mucho más. Estos comentarios también han ayudado al dólar a debilitarse algo más frente al euro. Hoy, la moneda única sse cambia a 1,09 dólares. La semana pasada fue la de mayor caídas para el dólar desde 2011.

Mientras, el petróleo empieza al alza una decisiva semana para las negociaciones sobre el programa nuclear iraní entre este país y Occidente. Un hipotético acuerdo entre las dos partes que redujera o eliminara las sanciones a Irán sería un nuevo factor bajista para el crudo, ya que permitiría al país aumentar su producción de petróleo. De momento, el barril Brent avanza un 0,5% hasta los 55,6 dólares y el West Texas, un 2,65% hasta los 46,9% dólares.

Normas
Entra en El País para participar