Las empresas los prefieren blancos y con navegador

Las empresas los prefieren blancos y con navegador

Blancos, compactos y más pequeños, pero, eso sí, con Bluetooth, navegador y de cinco puertas. Las empresas españolas que recurren a los vehículos de renting ahora los prefieren así. “Cuando todo el mundo piensa en el coche de empresa se imagina al consejero delegado”, señala David Henche, director de marketing de la compañía de renting LeasePlan, pero una gran parte de las flotas de empresa se usan para trabajar en sectores como el comercio al por mayor, actividades profesionales, técnicas (empresas de mantenimiento) y la construcción, donde además de los colores más económicos y sufridos, también son más prácticos los modelos más pequeños o con espacio en la parte trasera para portar mercancías, herramientas, etc. De hecho, en esta compañía casi el 30% de los vehículos contratados son turismos compactos, el 21% corresponde a turismos medianos, el 19% son furgonetas y más del 13% son utilitarios.

El blanco es el color preferido por las empresas porque, como explica Frédéric Van Heems, director general de Parcours en España, en este color los coches son más baratos y además ahorra costes en climatización en verano. Pero también porque el blanco está de moda. Según un estudio realizado por la empresa especializada en pinturas y recubrimientos PPG Industries, el color de los vehículos nuevos más demandado por los españoles en 2014 fue también el blanco, seguido del negro y el gris. Tonos que también son los preferidos, en estos momentos, para las flotas frente a la pintura metalizada, desplazada por su mayor precio.

Pequeños y compactos. Esta es otra de las tendencias que se ha impuesto en renting en los últimos años. “Los más pequeños resultan más cómodos para desplazarse en entornos urbanos, son más fáciles de aparcar y consumen menos”, dice Ramón Biarnés, director comercial de Avis Budget Group para la región sur (Italia, España y Portugal), quien asegura que ha aumentado la preferencia por los coches diésel, por su menor consumo y su mayor eficiencia. Además del ahorro, “la toma de conciencia de las empresas por el respeto al medio ambiente ha traído una conducción más sostenible, reduciendo el consumo de combustible en un 15%”, según estima Van Heems.

No obstante, el precio todavía sigue siendo una de las principales motivaciones que mueve a las empresas al elegir coche, por encima de otros factores como la marca o la fiscalidad, como recoge el Observatorio del Vehículo de Empresa, y es el responsable de que ahora tengan mucho más tirón los turismos compactos y medianos (segmentos C y D) y los utilitarios (segmento B).

22.000 euros es el valor medio de la flota actualmente, frente a los 25.000 euros de hace unos años, según estiman en Parcours.

Una tendencia avalada por la Asociación Española de Renting en un estudio, donde se demuestra que en 2013 el 57% de los vehículos comprados por los españoles eran del segmento C y B, y solo un 12% eran comerciales e industriales. Nacho Aliaga, director de flota de Northgater, corrobora la importancia del precio en este tipo de transacciones, pero tampoco hay que desvincularlo del valor añadido de los servicios.

También ha bajado el nivel de exigencia de la potencia de los vehículos. Ahora la cilindrada más habitual de los coches de renting es de 1.600, frente a los 2.200 de hace unos años, y entre 80 y 110 caballos, reduciéndose el valor medio de la flota desde los 25.000 a los 22.000 euros, según estiman en Parcours. Aunque depende de la actividad, en esta compañía el Seat León (ranchera), el Golf (ranchera) y el Opel Astra son algunos de los modelos más demandados por las profesiones más manuales, y las berlinas Volkswagen Passat y Peugeot 508, entre otras, por los comerciales.

En LeasePlan, Renault, Opel y Fiat son las marcas preferidas, aunque las actividades financieras y de seguros se decantan por coches de alta gama, como Audi, BMW o Volkswagen, y el comercio al por menor, por Audi, Ford y Renault.

LeasePlan ha hecho un estudio donde se recoge que la duración media del renting ha aumentado hasta los 51 meses desde los 42,2 de 2007, y que son las empresas del comercio al por mayor las que más lo contratan.

El Estado es el que más gasta en extras


El Bluetooth y el navegador son los accesorios más solicitados por las empresas, ya que permiten a los clientes ser más operativos y eficientes, pero también se ha compensado la bajada de listón de los coches por una equipación con otros elementos de seguridad, entre ellos, el control de crucero o los sensores de aparcamiento, que evitan daños y costes añadidos en siniestros.
Pese a que los coches que hacen un menor número de kilómetros al año son los contratados por la Administración pública (22.237 kilómetros de media frente a los casi 37.000 de otros sectores como la industria de la alimentación), esta es la que más gasta en extras, según recoge el estudio de LeasePlan. Exactamente, 1.627 euros gasta la Administración en cada vehículo, frente a los 758 euros del sector del comercio al por mayor y los 302 euros de las actividades profesionales, científicas y técnicas, o los 450 euros de las empresas de construcción. De entre todas, destacan las compañías que se dedican a la fabricación de productos farmacéuticos, que solo destinan 85 euros a estos complementos.

Normas