La primera cita del año electoral

El PSOE gana las elecciones e irrumpen Podemos y Ciudadanos

Las décimas elecciones autonómicas en Andalucía dejarán un Parlamento formado por cinco formaciones políticas, algo que no sucedía desde 1982. El PSOE fue la opción política más votada y mejoró las cifras que le otorgaban la mayoría de encuestas. Logró el 35,5% de los votos y 47 diputados, los mismos que en las anteriores elecciones. Aun así, supone el peor resultado en porcentaje de voto registrado por los socialistas en unas elecciones autonómicas en Andalucía. Incluso en 2012, cuando el PP fue la formación más votada –aunque no pudo formar Gobierno–, el PSOE logró más apoyos.

En cualquier caso, la alegría era evidente entre los socialistas por mantener su principal feudo y por el descalabro electoral del Partido Popular. La formación liderada Juanma Moreno, a quien el adelanto electoral le perjudicó porque era poco conocido por los andaluces, logró el 26,7% de los votos y 33 escaños. Respecto a las últimas elecciones de 2012, el PP ha perdido medio millón de votos y 17 escaños.

PSOE y PP todavía suman el 62% de los sufragios, lo que refleja que el bipartidismo en Andalucía aguante, pero muy debilitado. Ambas formaciones superaban el 80% de los votos. Los dos grandes partidos han visto cómo sus apoyos se reducían a la par que aumentaban para dos formaciones que se presentaban por primera vez: Podemos y Ciudadanos. El partido de Pablo Iglesias, con una estructura organizativa muy precaria en Andalucía, atrajo a casi 600.000 votantes. Se convierte en tercera fuerza política, lugar que hasta hoy ocupaba Izquierda Unida. La candidata de Podemos, Teresa Rodríguez, dejó su puesto de eurodiputada para concurrir a los comicios andaluces y ahora lidera un grupo parlamentario con mucho peso en la cámara regional. De hecho, solo en 1994 el tercer partido más votado había obtenido más apoyos que los logrados por Podemos.

Junto a Podemos, también irrumpe Ciudadanos, la formación liderada por Albert Rivera que se presentaba por primera vez en unos comicios autonómicos fuera del ámbito catalán. El candidato de Ciudadanos, Juan Marín, obtuvo más de 360.000 votos, el 9,26% del total. El grupo parlamentario contará con nueve fundamentales escaños y será la cuarta formación política. El PSOE, con los votos de Ciudadanos, suma mayoría absoluta. Marín es teniente de alcalde en Sanlúcar de Barrameda –municipio gobernado por el PSOE con el apoyo de Ciudadanos–.

Izquierda Unida, la tercera fuerza política hasta ahora y que formaba Gobierno con el PSOE también perdió apoyos. Se quedó con menos de 300.000 votos frente a los 438.000 obtenidos en 2012. Así, pasó de 12 escaños a 5. Se convierte en la última fuerza más votada con representación en un Parlamento que contará con cinco partidos políticos.

Estos comicios levantaron mayor interés que los anteriores y cuatro millones de andaluces acudieron a las urnas, lo que supone una participación del 64%. En 2012 hubo mayor abstención y votaron el 60,8% del censo.

Por provincias, el PSOE fue el partido más votado en las ocho circunscripciones con la excepción de Almería, donde se impuso el PP. En todos los territorios, ambos partidos obtuvieron menos apoyos en porcentaje de voto que en las anteriores elecciones. Sin embargo, el PSOEsacó más escaños en Huelva, Jaén y Almería que en 2012.

En Sevilla, el PSOE fue con diferencia la fuerza más votada al lograr el 38% de los votos frente a los 22% del PP. Podemos surgió con el 16,5% de los sufragios para auparse en la tercera posición. Ciudadanos, la otra gran sorpresa de la noche, obtuvo algo más del 9% de los sufragios y logró dos escaños. Izquierda Unida se quedó el último diputado de la circunscripción de Sevilla frente a los dos logrados en 2012.

En Málaga, la segunda provincia más poblada, el resultado fue más ajustado y el PSOElogró el 30% de los votos y se hizo con seis escaños. El PP se quedó a menos de dos puntos de los socialistas y logró cinco diputados. Podemos, Ciudadanos e Izquierda Unida se repartieron tres, dos y un escaño, respectivamente.

Almería sigue siendo el gran feudo del PP en Andalucía. Se impuso en esta provincia a los socialistas, aunque perdió muchos apoyos. En las anteriores elecciones, más del 50% de los votantes eligió el partido entonces liderado por Javier Arenas. Ayer, logró 15 puntos menos.

En todas las provincias, Podemos fue la tercera fuerza política más votada. Y Ciudadanos ocupó el cuarto lugar en todas las circunscripciones, salvo en Córdoba, donde le superó IU.

 

Normas