Tidjane Thiam

El directivo audaz

Caricatura de Tidjane Thiam, nuevo consejero delegado de Credit Suisse.
Caricatura de Tidjane Thiam, nuevo consejero delegado de Credit Suisse.

Algunos fichajes por parte de las grandes compañías pueden causar sorpresas. Tidjane Thiam (Costa de Marfil, 1962) es un claro ejemplo de ello, tras haber sido designado nuevo consejero delegado de la entidad Credit Suisse. Además de ser el primer africano –también tiene nacionalidad francesa– que estará al frente de una compañía cotizada en la Bolsa de Londres, Thiam se estrena al frente de un banco.

El nombramiento de Thiam no ha dejado indiferente a nadie. Ha generado muchos aplausos en el continente africano, por lo que supone para esta región empezar a tener visibilidad a niveles tan altos. Pero también está empezando a causar escalofríos entre sus rivales de la City de Londres y de Wall Street. Algunas voces le han calificado como “el tipo de consejero delegado que la industria temía, pero necesitaba”. ¿Por qué? Quienes le conocen como profesional están convencidos de que es un hombre “de movimientos audaces”. Por otra parte, el sustituto a partir del próximo mes de julio del actual CEO en funciones, Brady Dougan, no tiene vínculos ni relaciones con la banca privada o de inversión. Credit Suisse informó a través de una nota de que Thiam fue designado consejero delegado de la entidad por parte del consejo de administración, tras someterse a un profundo proceso de evaluación en el que participaron candidatos internos y externos.

Por el momento, Tidjane Thiam es el consejero delegado de Prudential, grupo de servicios financieros con base en Londres que opera en EE UU, Asia, Europa y América Latina. La firma tiene alrededor de 24 millones de clientes asegurados y gestiona activos por valor de 496.000 millones de libras esterlinas (684.000 millones de euros, aproximadamente).

Nacido en Costa de Marfil, este directivo creció y se formó en Francia. Ha pasado por la escuela politécnica de París y la Escuela Superior de Minas de la misma ciudad. Además, cursó un máster en Administración de Empresas en el Insead. Su trayectoria profesional empezó en 1986, cuando entró como consultor en McKinsey & Co. Pasó ocho años entre París, Londres y Nueva York. Después, se puso al frente de la Oficina Nacional de Estudios Técnicos y Desarrollo de Costa de Marfil, donde ejerció como presidente y consejero delegado. Entre 1998 y 1999, fue ministro de Planificación y Desarrollo del Gobierno de su país natal.

El hecho de ser el último de siete hermanos hizo que Tidjane Thiam desarrollara un fuerte espíritu competitivo

La etapa marfileña del nuevo responsable de Credit Suisse finalizó en el año 2000, en su vuelta a París para ser socio de McKinsey & Co. Dos años más tarde, entró en la aseguradora Aviva, donde ostentó varios cargos de responsabilidad. Durante sus dos primeros años, se encargó de la estrategia y desarrollo del grupo. Después, fue director general internacional de Aviva y ejecutivo jefe a nivel europeo. Thiam entró en 2008 en Prudential como responsable financiero, y un año más tarde fue nombrado consejero del grupo, cargo que habrá ostentado hasta el 30 de junio de este año.

El banco suizo señala que su nuevo fichaje –casado, con dos hijos adultos y doble nacionalidad (francesa y marfileña)– habla inglés, francés y alemán. Su fluidez en este último idioma deja impresionados a quienes le han escuchado hablar en público.

El currículum de este ejecutivo no acaba ahí. También ha sido director independiente del grupo farmacéutico francés Arkema (entre 2006 y 2009) y presidente de la Asociación de Aseguradoras Británicas (ABI, por sus siglas en inglés) durante los últimos tres años. Caballero de la Legión de Honor de Francia y expresidente del Panel de Inversión en Infraestructuras del G20, actualmente también es miembro del consejo de 21st Century Fox, del grupo de asesoría empresarial del primer ministro británico y de European Financial Round Table (Mesa Redonda Europea de Servicios Financieros).

Hijo de un senegalés que emigró a Costa de Marfil (donde llegó a ser ministro de Información) y una mujer proveniente de una familia muy influyente en el país africano, Thiam ha estado en contacto con diversas culturas desde el momento en que nació. Cuando tenía cuatro años, su padre fue nombrado embajador de Costa de Marfil en Marruecos, por lo que el ejecutivo de Credit Suisse vivió más de diez años en Rabat, donde su imán para el éxito empezó a ser visible para los demás.

El hecho de ser el último de siete hermanos le ayudó a desarrollar un fuerte espíritu competitivo frente a ellos y a sus compañeros del colegio. Los allegados de la familia cuentan que, cuando uno de los hijos destacaba en clase, los padres de Thiam les recompensaban con helado de vainilla. “Tidjane se los comió todos”, apuntan.

La vida profesional de quien será el jefe de Credit Suisse –a partir del próximo 1 de julio– cambió cuando, en 1994, el entonces presidente de Costa de Marfil le pidió personalmente que fuera a cenar con él. Ahí se produjo el salto de Thiam a la política marfileña, donde ocupó su primer cargo con solo 31 años de edad. Se suele decir que esos años estuvieron marcados por decisiones muy valientes como, por ejemplo, la promoción de inversiones privadas en el desarrollo de las principales infraestructuras del país o la renovación del aeropuerto de Abiyán.

Dicen que Thiam se alegró en su vuelta a Reino Unido cuando el presidente de Lloyds le hizo ver cuál era su verdadero problema en las islas británicas: “La dificultad no reside en que seas negro, sino en que eres francés”. El próximo consejero delegado de Credit Suisse siempre ha sabido cómo hacer frente a los prejuicios.

Normas