Pymes, un blanco demasiado fácil para los ciberdelincuentes

Solo el 40% de las empresas de nuestro país cuentan con la seguridad suficiente

Pymes, un blanco demasiado fácil para los ciberdelincuentes

Las pymes españolas son un blanco fácil para los ciberdelincuentes. Eso es lo que asegura la compañía auditora ZeedSecurity, que señala que siete de cada diez de los ataques que se llevan a cabo de estas características van dirigidos a compañías con plantillas inferiores a cien empleados.

Una focalización de los ataques por parte de los hackers, en este tipo de empresas, que esta compañía entiende por un solo motivo: la falta de protección con las que estas organizaciones cuentan en lo que respecta a su conjunto de infraestructuras digitales. Así, los ciberdelincuentes, subrayan, tienen más facilidad a la hora de obtener grandes volúmenes de datos.

En esta misma línea, hay que subrayar que solo el 40% de las empresas de nuestro país poseen una infraestructura digital en la que sus responsables gocen de total garantía. Unos datos que se encuentran en consonancia con la situación de la seguridad digital, la cual, según los expertos, atraviesa un momento delicado.

Así, son numerosos los agentes de Internet que penalizan las páginas web inseguras y desprotegidas, lo que está provocando a su vez una pérdida notoria de visibilidad para las empresas en los buscadores muy notoria, lo que hace que se generen pérdidas económicas en las mismas organizaciones.

España, en el punto de mira

En paralelo a este tema, está previsto que el presente año sea un periodo especialmente negativo para la seguridad digital. Así, son numerosos los piratas informáticos que han mostrado su eficacia, en el caso concreto de España con más de 70.000 agresiones cibernéticas. Una cifra que aupó a nuestro país, el pasado año, como la tercera potencia mundial en lo que respecta a la recepción de ataques. Solo por detrás de EEUU y Reino Unido.

En este sentido, subrayan desde ZeedSecurity, las empresas y fundamentalmente las pymes, han de ser conscientes de los peligros a los que se enfrentan. Así, agregan, “son especialmente sensibles las pequeñas compañías que no cuidan sus sistemas de seguridad” al no considerarse objetivo de este tipo de acciones.

Normas