China desembarca en CeBIT con Alibaba como buque insignia

Jack Más, ejecutivo de Alibaba en Hannover.
Jack Más, ejecutivo de Alibaba en Hannover. Getty Images

Más de seiscientas empresas chinas vinculadas a las tecnologías de la información han desembarcado en Hannover para participar en CeBIT, la mayor feria informática mundial, inaugurada hoy por la canciller alemana, Angela Merkel, y el fundador de la multinacional de comercio electrónico Alibaba, Jack Ma.

Merkel y Ma, considerado ya el hombre más rico de China, compartieron escenario en la ceremonia de apertura de la muestra, que tiene en esta edición al gigante asiático como país invitado.

Desde Pekín, en un mensaje de vídeo ante la imposibilidad de viajar a Hannover por la celebración del plenario anual de la Asamblea Nacional Popular, el primer ministro chino, Li Keqiang, mostró su determinación a aprovechar CeBIT para impulsar el sector tecnológico chino.

Su viceprimer ministro, Ma Kai, continuó en persona su discurso para garantizar la determinación de China de mejorar el acceso al mercado, eliminar barreras comerciales y tecnológicas y mejorar la protección de la propiedad intelectual, con el fin de impulsar las inversiones, sin olvidar, dijo, la garantía la seguridad.

Merkel defendió en la misma línea la necesidad de contar con reglas predecibles, igualdad de trato y protección para las patentes y mostró su apoyo al acuerdo sobre protección de las inversiones en el que trabajan China y la UE.

Tras subrayar la necesidad de “transparencia y seguridad”, abogó por el mercado digital europeo y por avanzar también hacia la integración de las telecomunicaciones.

Frente a los discursos políticos, el fundador de Alibaba, que en septiembre logró en Wall Street la mayor salida a Bolsa de la Historia (21.600 millones de euros), se hizo con el escenario al recordar su primera visita a CeBIT hace catorce años, cuando trató de alquilar un pequeño stand para vender productos chinos a los europeos.

Su trayectoria ejemplifica el sueño de muchos empresarios chinos, pero Ma mostró su preocupación ante el hecho de que muy pocas empresas de internet consiguen superar los primeros tres años de vida sin dificultades.

Instó por ello al sector a pensar en cómo será el mundo dentro de treinta años, un futuro en el que, auguró, el planeta no estará conectado y apoyado en el petróleo, sino en los datos, en el que el éxito de las empresas dependerá de su flexibilidad, no de su tamaño, y en el que triunfarán las mujeres líderes.

“Apple tal vez no sea el futuro, pero Apple nos dice cómo será el futuro”, señaló Jack Ma, quien describió el presente como un tiempo de “innovación, inspiración, invención y creatividad”, y aprovechó la ocasión para mostrar en directo uno de los avances de su plataforma para comprar online sin contraseñas, a través del reconocimiento facial

El desarrollado sistema de censura de la red vigente en China no ha desalentado a los organizadores de la CeBIT a la hora de elegir como país invitado a una potencia que supone un inmenso mercado para el sector de las telecomunicaciones y cuenta con centenares de empresas pujantes e innovadoras.

Según un estudio del Centro de Información de Redes de Internet de China, a finales de 2014 había en el país 649 millones de internautas, el 85,8 % de los cuales accedían a la red a través de teléfonos inteligentes.

Después de Estados Unidos, China es el segundo mercado más grande del mundo en tecnologías de la información y el país en el que el sector experimenta mayor crecimiento, tras Brasil, recuerdan los organizadores.

Hasta Hannover han viajado más de 600 empresas chinas encabezadas por firmas como Alibaba, Huawei, Lenovo, Xiaomi, Datang Telecom, ZTE o Neusoft.

CeBIT apuesta en esta edición por el auge de la economía digital y recoge la irrupción de las tecnologías de la información en todos los sectores económicos y sociales, con las interconexiones generalizadas o el internet de las cosas, la conexión a la red de objetos cotidianos.

Entre mañana y el 20 de marzo más de 350 empresas emergentes y alrededor de 3.400 expositores de setenta países mostrarán sus últimas innovaciones en una feria en la que se sucederán conferencias, talleres y foros con los principales expertos y empresarios del sector.

“Quien no se prepare para el futuro, desaparecerá pronto del mercado”, advirtió antes de la inauguración Dieter Kempf, presidente de la asociación de empresas del sector en Alemania Bitkom.

Normas
Entra en El País para participar