Los expertos analizan el valor financiero

Triple salto de Banco Sabadell

Triple salto de Banco Sabadell

La trayectoria de Banco Sabadell comprando otras entidades financieras es dilatada y exitosa. Natwest España (1996), Banco Herrero (2001), Banco Atlántico (2004), Banco Urquijo (2006), Transantlantic Bank de Miami (2007), Banco Guipuzcoano (2010), Caja Mediterráneo (CAM, 2012), Banco Gallego (2013).... y así hasta 14 operaciones en 19 años; 15, si se consuma la anunciada el jueves: la adquisición de TSB, una de las marcas británicas más emblemáticas. 

Durante la presidencia de Josep Oliu se han realizado el 95% de esas transacciones, convirtiendo al banquero catalán en uno de los mayores especialistas en la absorción de negocios bancarios. Banco Sabadell cada vez adquiere bancos más grandes –su mayor operación hasta el asalto a la City fue la adquisición en subasta de CAM, con 71.300 millones de activos–, y cada vez ha ejecutado la integración de forma más ágil y rápida.

Esta especialización en el crecimiento inorgánico es una de las claves que destacan los analistas para considerar que la operación de TSB tendrá un impacto positivo en la acción de Banco Sabadell. “Tiene una larga experiencia de compras en España, especialmente en cuanto a la integración de sistemas de información”, apunta en un informe Chintian Joshi, analista de Nomura. “Aunque se trata de la mayor adquisición internacional, Banco Sabadell parece muy bien equipado para hacer frente a esta operación”.

El precio ofrecido por Sabadell (340 peniques por acción) supone pagar una prima cercana al 29% respecto al precio que tenía TSB antes de darse a conocer la oferta. En total, el importe de la operación ascendería a 1.700 millones de libras (2.400 millones de euros), lo que equivale al 25% de la capitalización bursátil de Banco Sabadell.

La entidad catalana ya ha anticipado que la operación, si las partes alcanzan finalmente un acuerdo, se llevará a cabo con impacto neutral en ratios de capital por lo que se deduce que la compra se financiará mediante una ampliación de capital. “Al tratarse de una cuantía elevada, la posible ampliación de capital llevaría consigo un descuento en el precio de cotización, de modo que permita asegurar el éxito de la misma”, apunta Nuria Álvarez, analista de Renta 4 Banco.

Esta posible ampliación dilutiva es lo que lleva a varios a analistas a advertir del impacto que puede tener en los títulos bursátiles. “A corto plazo, deberíamos seguir viendo volatilidad en la cotización, a la espera de conocer si finalmente se cierra la adquisición y ver los detalles y condiciones de la misma”, explica Álvarez en una nota para clientes. Su recomendación es “mantenerse fuera del valor ante la presión a la baja en la cotización de una posible ampliación de capital y pendientes de contar con más información sobre las sinergias y potencial de crecimiento de beneficios a medio plazo”.

Desde Bankinter recuerdan que la operación permitiría a Sabadell avanzar en su objetivo estratégico de diversificación internacional, pero consideran que el precio ofrecido es “elevado”. Según sus cálculos, la probable ampliación de capital para acometer la operación supondrá una dilución de las acciones del 5%. “Este hecho perjudicará la cotización de Sabadell hasta conocerse los detalles de la adquisición y sobre todo cómo se financiaría la misma”. El equipo de análisis de Bankinter también recuerda que las últimas ampliaciones de capital realizadas por otras entidades bancarias se han realizado con descuentos comprendidos entre el 4,5% (BBVA, para aumentar su participación en Garanti) y el 10% (Santander, para reforzar capital).

Algunos analistas, como Javier Bernat, de Beka Finance, consideran que la dilución que provocará la ampliación de capital será algo mayor, del 8,3%.

Más allá del impacto a corto plazo, desde el equipo de Nomura se insiste en que la operación puede representar “una oportunidad atractiva para Sabadell, teniendo en cuenta el nivel de beneficios y capitalización de TSB y la experiencia de Banco Sabadell en integraciones y en el negocio de pymes”. A pesar de que al banco español le perjudica la depreciación del euro le beneficiará en cuanto a márgenes el mayor entorno de tipos al alza de Reino Unido. Aun así, la disparidad actual sobre las perspectivas de la evolución de Sabadell en 12 meses es notable entre analistas. Un tercio recomienda comprar acciones, otro tercio, vender, y el resto, mantener la inversión.

Las claves

 AMPLIACIÓN
Todos los analistas dan por seguro que Banco Sabadell tendrá que ampliar capital para acometer el pago de los 2.400 millones de euros ofrecidos por TSB, lo que implicará una dilución para los actuales accionistas de entre el 5% y el 8%.

CONTRAOPA
Algunos analistas consideran posible que en los próximos días alguna entidad financiera británica o incluso algún fondo de capital riesgo lance una contraopa por TSB, lo que podría obligar a Banco Sabadell a aumentar su oferta inicial.

ENCAJE ESTRATÉGICO
Las diferentes casas de análisis coinciden en que es una gran oportunidad para Banco Sabadell desembarcar en Reino Unido, si es que llega a materializarse la adquisición de TSB. En primer lugar, porque mejoraría la diversificación geográfica y le permitiría no ser tan dependiente de lo que pase en la economía española. Además, le brindaría la oportunidad de estar en un país con una moneda distinta al euro, y donde ya se baraja una subida de tipos.

Normas
Entra en El País para participar