La CNMC les sanciona con 9 millones de euros

Multazo a la red de ventas de Toyota, Hyundai y Opel

La patronal asegura que la sanción tendrá efecto en los 135.000 empleos del sector

Multazo a la red de ventas de Toyota, Hyundai y Opel

Llega el momento que el sector de los concesionarios españoles y casi la totalidad de la industria del motor lleva temiendo desde el verano de 2013. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha comunicado las primeras multas a las empresas vendedoras de coches de Toyota, Hyundai y Opel. En total, nueve millones de euros a 45 concesionarios de estas marcas por “considerar que han incurrido en prácticas prohibidas constitutivas de diversos cárteles”.

Según Competencia, los centros incluidos en los expedientes hechos públicos el viernes adoptaron e implementaron “acuerdos de fijación de precios y otras condiciones comerciales, que mantuvieron ocultos y secretos” y de acuerdos para la fijación de descuentos máximos e intercambiaron información sensible relativa a varios modelos. Las redes de venta pactaron limitar los descuentos a un máximo del 4%, entre otras prácticas, según adelantó Cinco Días el 22 de octubre.

Faltan por materializar las sanciones de Volkswagen, Seat, Audi, Land Rover y Nissan, contra las que también se abrió expediente en verano de 2013. Los 18 meses de plazo que tiene la CNMC para resolver la investigación y sancionar cumplen estas semanas para estas empresas también. Más tiempo tiene el organismo para resolver en el caso de Volvo, Renault, Orio, Porsche, Mercedes Benz, Mazda, BMW y B&M(importadora de Mitsubishi en España), contra las que incoó expediente en mayo de 2014.

En paralelo, la CNMC también ha considerado probado que 23 marcas del sector de la automoción actuaron entre ellas como cártel, intercambiando información sensible y adoptando acuerdos. Las empresas han recibido ya el pliego de concreción de hechos y están en el proceso de presentación de recursos contra la resolución. Es el mayor expediente manejado nunca por Competencia y se inició tras un chivatazo del grupo Seat, que presuntamente cuenta con inmunidad y no será multado. 

Además, la CNMC aseguró que ha quedado acreditado que las empresas contrataron a un tercero, la firma especializada en servicios de atención al cliente, estudios de mercado y realización de evaluaciones de comprador misterioso ANT Servicalidad, para controlar el cumplimiento de los acuerdos anticompetitivos adoptados en las llamadas Zona de Madrid y Zona de Galicia, zona que sólo aplica a Opel. ANT Servicalidad tendrá que hacer frente a tres multas de 14.514 euros, una por cada expediente.

Las sanciones más elevadas recaen sobre los concesionarios Seligrat de Automoción (Opel), con 989.541 euros; Roauto (Opel), con 505.793 euros; Agrogil (Opel), con 565.881 euros; Motor Gamboa (Hyundai), con 644.627 euros; Motor Leyva (Opel), con 474.090 euros o Talleres Prizán (Opel), con 686.026 euros. La CNMCha estimado que “ha quedado acreditada la participación de la asociación de concesionarios Opel España (Ancopel)”, a la que ha impuesto una multa solidaria de 15.000 euros con Anco Central de Compras.

En este caso, en el que se ha determinado la infracción como “muy grave”, para la fijación de la multa se ha tenido en cuenta “la dimensión y características del mercado afectado por la infracción; la cuota de mercado de la empresa; el alcance y duración de la infracción; el efecto de la infracción sobre los derechos de los consumidores y los beneficios obtenidos”.

La CNMC recuerda que solo existe recurso contra estas sanciones por la vía contencioso-administrativo en la Audiencia Nacional en el plazo de dos meses. Ante la resolución, todos los concesionarios de Toyota afectados consideran que no ha cometido “ninguna irregularidad”. Analizan la posibilidad de interponer un recurso ante la Audiencia.

Unos 135.000 empleos en juego tras la multa

La Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) emitió el viernes un comunicado, tras conocerse la fijación de las multas a los concesionarios, en el que afirma que “no existen prácticas ilícitas en la distribución de automóviles, que es el sector de la economía española con mayor competencia entre marca y entre las empresas vendendoras de la misma marca”. Basan sus afirmaciones en que “el precio real de los coches ha caído un 8,5% en los últimos tres años”.
Faconauto también destacó que se han impuesto multas y sanciones a pequeñas y medianas empresas concesionarias que “llevan siete años en pérdidas, ya que aún no se han recuperado de la caída de más de un 60% de sus ventas que han sufrido desde 2007”, año desde el cual el mercado de matriculaciones de vehículos se ha reducido en más de un 50%. Las sanciones de la CNMC “afectarán a los 135.000 empleos del sector de la distribución de automóviles”, en opinión de los concesionarios. Faconauto también alerta de que se producirán “cierres de concesionarios” en este ejercicio a raíz de la sanción y de que “se podrían perder 100.000 ventas de vehículos este año”. Así, afirmaron que “los concesionarios recurrirán ante la Audiencia Nacional las sanciones impuestas, sin pruebas ni argumentos, por la CNMC”.
El presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos (Ganvam), Juan Antonio Sánchez Torres, en declaraciones a Europa Press, indicó que estas multas tendrán un efecto negativo sobre la proyección del sector del automóvil sobre la sociedad. El presidente s mostró en contra de las malas prácticas “si es que se hacen”, aunque aseguró que el automóvil es uno de los sectores con mayor competitividad.

Normas