Unilever empleará este verano a 500 jóvenes en España

Carritos de helados contra el paro juvenil

Helados de Unilever en una tienda.
Helados de Unilever en una tienda.

La multinacional angloholandesa Unilever tiene un plan para luchar contra el paro juvenil en el sur de Europa.

La compañía informó la pasada semana en un comunicado enviado al regulador del mercado estadounidense, SEC, referido a sus cuentas anuales y sostenibilidad, que ha desarrollado un programa de empleo juvenil, Pies en la calle, “para ayudar a reducir la tasa de desempleo juvenil en Europa vendiendo helados en la calle”. El grupo, propietario en España de la marca de helados Frigo, explicó que facilitará la entrega de herramientas y equipos como carritos y congeladores “para proporcionar a los jóvenes su primer empleo”.

En el mismo comunicado al regulador estadounidense Unilever señala que la iniciativa pretende permitir a un pequeño empresario crear un mini negocio. “Nuestro objetivo es tener 50.000 microempresarios en 2020 con un potencial de facturación de 100 millones de euros”, añadió.

Desde las oficinas de Unilever en Barcelona se ha explicado a este diario que la iniciativa prevé la creación de 10.000 puestos en Europa de aquí a 2020. El pasado año el grupo llevó a cabo una prueba piloto en verano empleando a 250 jóvenes en España, que previamente realizaron un curso de formación. La compañía indicó que para este verano está previsto la creación de 500 empleos en España. Los jóvenes contratados utilizarán diversos medios aportados por la empresa, desde carritos hasta vehículos motorizados para vender los helados en todas las provincias.

De acuerdo a datos ofrecidos por Eurostat en enero, el 53,5% de los jóvenes españoles en disposición de trabajar está en paro. Se trata del porcentaje más elevado de la Unión Europea que, de media, presenta una tasa del 21,9%. Entre los años 2009 y 2013 más de 200.000 jóvenes han abandonado el país, según el Instituto de la Juventud de España, y seis de cada diez se lo plantean en la actualidad, según un estudio elaborado por Vodafone.

En la web de Frigo en España (compartefelicidad.es) la empresa ofrece la posibilidad de crear una franquicia de venta de sus helados en un sistema que denomina Happiness Station. Las inversiones necesarias para crear una de estas franquicias oscilan entre los 40.000 y 140.000 euros dependiendo del tipo de tienda que se quiera montar. Además el grupo advierte que es necesario “acceso a fondos líquidos de aproximadamente 100.000 euros para gestionar las operaciones”. Los establecimientos se dividen en locales de entre 20 y 30 metros cuadrados;pequeños locales de entre 15 y 20 metros cuadrados; y kioscos de entre tres y cinco metros cuadrados.

Sobre el mercado de helados la multinacional señala en sus últimas cuentas que en el mercado estadounidense, el mayor del mundo en consumo de helados, ha sufrido la competencia de supermercados que venden a muy bajo precio y con bajo margen. A pesar de todo, precisa la compañía, “nuestro negocio ha mostrado los mejores datos en años”.

En Europa el negocio de la venta de helados se resintió por un verano poco caluroso, “pero pudimos aumentar las ventas y ganar cuota de mercado”, afirma Unilever. El grupo explica que el veinticinco aniversario de Magnum, la introducción en el mercado de helados de pequeño tamaño al precio de un euro y “un enfoque responsable en nutrición con helados con 110 calorías o menos” fueron medidas que impulsaron el crecimiento.

La compañía es propietaria, además de los helados Frigo, de la marca Ben & Jerry’s, helados “superpremiun”, creada en 1978 en Estados Unidos y que el grupo adquirió en 2001. La primera heladería Ben & Jerry’s en España se inauguró en Barcelona en diciembre de 2001; hoy hay 29 en el país.

La multinacional adquirió el pasado mes de diciembre la marca Breyers Gelato, creada en 2003, helado que se vende en tarrinas, también considerada una marca premium, y con una previsión de ingresos en 2014 de 120 millones de euros.

2.000 millones de personas

De acuerdo a los datos enviados por Unilever a la SEC la pasada semana, el grupo ingresó el pasado año 48.400 millones de euros, incrementándose sus ventas un 2,9% en comparación con el ejercicio anterior.

Unilever, craeda en 1930, vende sus artículos en 190 países y son usados por 2.000 millones de personas todos los días. Marcas tan conocidas como los helados Magnum, Hellmann’s, Dove, Rexona, Flora o Knorr son propiedad de la multinacional europea.

El grupo divide su negocio en cuatro áreas, cuidado personal (por el que ingresó 17.700 millones de euros en 2014); alimentación (12.400 millones de facturación);refrescos (9.200 millones de euros); y artículos del hogar (9.200 millones).

Normas