Editorial

Mejorar la segunda oportunidad

Tal y como reclamaba toda la oposición parlamentaria, el Gobierno tramitará como proyecto de ley el decreto que regula la segunda oportunidad para las pymes y autónomos, reducción de carga financiera y otras medidas del orden social. El anuncio, realizado por el ministro Luis de Guindos ayer en el Congreso, permitirá a todos los grupos plantear modificaciones al texto a través de enmiendas, lo que constituye una oportunidad para enriquecer y consensuar la norma. El objetivo del texto es ofrecer una opción a personas físicas y pymes sobreendeudadas de buena fe para que puedan retornar al tráfico mercantil y no arrastren deudas de por vida. Inspirada en la tradición jurídica anglosajona, el concepto de segunda oportunidad quiere ser una ayuda para un colectivo que ha sido especialmente golpeado por los efectos de la recesión y las restricciones de financiación. Precisamente por ello, la decisión de tramitar el texto como ley constituye una excelente oportunidad para diseñar un régimen jurídico que estimule –en lugar de desanimar– el inicio de una actividad emprendedora en el mercado. Con ese objetivo en mente, el trámite de enmiendas debería servir no solo para perfeccionar el texto, sino también para eliminar el exceso de aversión al riesgo que suelen dejar como resaca las crisis económicas.

Normas
Entra en El País para participar