Los efectos de una futura independencia en Cataluña

"Cataluña saldría de la UE, del euro y del BCE"

Rafael Pardo, director de la Fundación BBVA, y Akos Valentinyi, presidente del grupo consultivo de Economía del CESifo.
Rafael Pardo, director de la Fundación BBVA, y Akos Valentinyi, presidente del grupo consultivo de Economía del CESifo.

A la espera de que el Ejecutivo catalán convoque definitivamente las elecciones autonómicas para primeros de septiembre, tal y como anunció el presidente Artur Mas, los expertos europeos empiezan a alertarle sobre los efectos negativos que un voto a favor de la independencia de España puede tener en la economía catalana. Y para ello toman como referencia el caso escocés. Con un año de diferencia entre una y otra consulta, el 55% de los escoceses votó el pasado septiembre a favor de permanecer junto a Reino Unido frente al 45% que abogó por independizarse.

Akos Valentinyi, de la Universidad de Cardiff y presidente del grupo consultivo de Economía del CESifo, el organismo que aglutina a los principales servicios de estudio de Alemania, aprovechó ayer la presentación del último informe de esta entidad, realizada en la sede madrileña de la Fundación BBVA, para terciar en el asunto. En su opinión, la principal lección que dejó el caso escocés es que debe producirse un debate sobre los pros y los contras. “Hay que analizar los costes a corto plazo de la independencia y las ganancias inciertas a largo plazo”. Entre los primeros destacó la salida de la Unión Europea y de la zona euro y la ruptura de las relaciones con el BCE. “Tendría que crear una nueva divisa para volver a integrarse en esas estructuras y adherirse a sus tratados. Si finalmente gana la independencia, aumentaría la incertidumbre y habría una conmoción financiera”, advirtió Valentinyi. El experto fue muy descriptivo al dibujar el escenario al que tendría que enfrentarse una Cataluña independiente de España. “No sería miembro de la UE, ni de la zona euro ni del BCE. Este tampoco podría darle liquidez”.

Los últimos sondeos hechos públicos sobre el panorama electoral en Cataluña muestran un debilitamiento de las formaciones soberanistas, que no lograrían mayoría absoluta aún sumando sus votos en esas elecciones “plebiscitarias”. Frente a ese debilitamiento de las formaciones nacionalistas, las encuestas auguran un auge muy importante de los algunos partidos contrarios a la secesión, como es el caso de Ciudadanos, que casi multiplicaría por cuatro el número de escaños pasando de los 9 de las últimas elecciones autonómicas hasta 24.

Una UE a dos velocidades

Según las estimaciones del Cesifo, España crecerá un 2% en 2015, muy por debajo de la estimación de los expertos españoles (ya prevén alzas cercanas al 3%). Pese a ello casi doblará el avance de Unión Europea, que lo hará un 1,3%, y duplicará el de la zona euro, que se acelerará un 0,9%, según las previsiones del décimocuarto informe sobre la economía europea de CESifo.

El alza del 2% de España se sustentará sobre una mayor competitividad gracias al aumento en las exportaciones, lo que permitirá reducir su desempleo al 23% este año. Una tasa que, sin embargo, duplicará la media de la zona euro, que se situará en el 11,4%.

El informe subraya que este año servirá para que la zona euro abandone el riesgo de una recaída, apoyada por un menor precio del petróleo y por la depreciación del euro. Los grandes países europeos avanzaran a dos velocidades:por un lado, Reino Unido, Alemania y España, con alzas del PIB por encima del 1,5%, y en el otro lado, Francia o Bélgica, que crecerán por debajo de la media del euro, o Italia, que continará en recesión.

“La inestabilidad política es el único factor de riesgo”

El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaime Guardiola, se unió a las voces de los grandes empresarios catalanes que abogan por el diálogo para evitar que se llegue a una situación de ruptura unilateral. En una conferencia en el Foro Joly en Sevilla, Guardiola reconoció, preguntado por la situación política de Cataluña, “que es un problema complejo al que hay que darle solución, hay que enfocarlo y resolverlo”. Pese a que admitió que no tendrá afectación en la economía “que hace su propia valoración de riesgos, al margen de la política”, sí consideró necesaria la aplicación de medidas para resolver el conflicto abierto por la petición de independencia elevada desde CiU y ERC. “Hay que tener capacidad para dialogar y ser suficientemente clarividente para resolverlo; debe evolucionar hacia una situación positiva”, reclamó Guardiola.

A la incertidumbre abierta por el auge del independentismo en Cataluña, se ha unido una dispersión del voto, ya que todas las encuestas previas a las autonómicas, locales y generales vaticinan una importante pérdida de respaldo por parte de los dos grandes partidos (PPy PSOE) y una fuerte ganancia de Podemos y Ciudadanos, lo que puede afectar a la configuración de gobiernos estables en las distintas Administraciones Públicas. “Ahora se vive una época compleja con las elecciones, donde es difícil que se consiga un gobierno con altos niveles de estabilidad”, recalcó. El directivo reconoció que las mayorías absolutas “tienen sus defectos” y se mostró esperanzado por el inicio de una época de pactos. Respecto al ascenso de Podemos, lo relativizó citando el caso griego. “Estamos viendo cómo se cede ante el pragmatismo realista de Europa”, apuntó.

Normas