Transfiere el negocio de su filial a Bélgica

Por qué Levi Strauss ha reducido a un tercio sus ventas en España en dos años

Por qué Levi Strauss ha reducido a un tercio sus ventas en España en dos años

Puede que se vendan menos vaqueros, pero el desplome de la facturación de Levi Strauss en España tiene además otra explicación. En apenas tres años la filial española de la marca estadounidense ha pasado de facturar 70,26 millones de euros a reducir su cifra de negocio hasta los 25,8 millones, según las cuentas anuales correspondientes al ejercicio 2013, las últimas depositadas en el Registro Mercantil.

Este descenso del 63% de sus ventas en España viene de la mano de un proceso de reestructuración de la compañía, que tal y como aparece recogido en sus resultados, se inició en 2011. Ese año, en concreto el 1 de julio, la firma de ropa estadounidense inició una nueva operativa según la cual las ventas realizadas en España y Portugal “son reconocidas directamente por la sociedad Levi Strauss & Co. Europe Comm”. Es decir, la compañía computa las ventas de conseguidas en estos dos países como si se efectuarán en Bélgica, estado en el que la firma tiene su sede central europea y a la que, por tanto, ha transferido el negocio de la Península Ibérica. A cambio, Levi Strauss en España recibe una comisión. Una operativa similar a la que siguen otras grandes empresas multinacionales como Apple o Microsoft que reducen su facturación (y por tanto su carga tributaria) en España con estructuras similares.

La evolución de la facturación de Levi Strauss en España y Portugal (la empresa cuenta con una sucursal en el país vecino que se encuentra integrada en el balance y la cuenta de pérdidas y ganancias de Levi Strauss España) ha evolucionado de la siguiente forma. A cierre de 2011, año en que se produjo el trasvase del negocio a Bélgica, la filial facturó 70,26 millones. De esta cantidad, 57,74 millones correspondían a ventas y los 12,52 millones restantes a ingresos por comisión. A partir del ejercicio 2012 la facturación de la compañía se reduce de manera significativa y ese año concluye con una cifra de negocios de 25,25 millones, todos ellos referentes a ingresos por comisión. Las cuentas del último ejercicio del que se tienen datos muestran un ligero repunte de la facturación hasta los 25,8 millones, que como en el caso anterior corresponden a comisiones.

Desde la compañía aseguran que Levi Strauss España opera como un proveedor de comisiones y de comercialización de servicios de la empresa belga Levi Strauss & Co. Europe. “Ambas están sujetas al impuesto de sociedades de sus respectivas jurisdicciones”, indican. El grupo estadounidense reitera que estos cambios no obedecen a un trato de favor por parte de Bélgica a las multinacionales.

Levi Strauss factura sus ventas en España en Bélgica. La Comisión Europea investiga a este país por supuestas ventajas fiscales a las grandes multinacionales

El cambio organizativo de Levi se conoce en un momento  en el que la Comisión Europea ha abierto una investigación sobre la fiscalidad belga ante las sospechas de que el país otorga ciertas ventajas fiscales a multinacionales que supuestamente se benefician de rebajas de impuestos. Bélgica se suma así al club de países investigados por la laxitud de su sistema impositivo a las multinacionales. También están en el foco Luxemburgo, que supuestamente benefició a Amazon y Fiat, Irlanda, que pudo beneficiar a Apple para reducir su carga fiscal y Holanda, con Starbucks.

Fuentes de la compañía aseguran que el cambio en la organización obedece a factores logísticos para aumentar la agilidad y seguir siendo competitivos. Levi Strauss “ha racionalizado su organización europea incrementando el papel de los servicios compartidos a nivel mundial y centralizando la facturación”.

Por su parte, mientras los ingresos sufrían esta modificación, el resultado se ha mantenido en línea en los tres últimos años. En 2011 registró 2,8 millones, en 2012 la cantidad cayó un 28,6% a los dos millones y en 2013, subió un 25% hasta los 2,5 millones. “El beneficio operativo de Levi Strauss España refleja las funciones que realiza así como los riesgos que realmente afrontan”, aclara.

Levi reduce su beneficio un 54% en 2014

La multinacional estadounidense, que se encuentra en pleno reestructuración de su negocio, redujo su beneficio un 54% en 2014 hasta los 104,3 millones de euros (95 millones de euros), niveles de 2012. Una de las razones que justifican este descenso es la externalización de sus servicios centrales al grupo Wipro Limited, lo que supone el despido de alrededor de 500 personas.

Mientras el beneficio sufre este fuerte correctivo, sus ingresos se mantienen en línea con los registrados en 2013. La compañía cerró el ejercicio pasado con unas ventas de 4.753 millones de dólares (4.336 millones de euros), un 1,5% por encima de la obtenida un año antes.

 

 

Normas