El Ibex 35 frena las subidas y cede un 0,77% en la semana

El euro sigue en caída libre y pierde los 1,1 dólares

Fuertes caídas de los índices estadounidenses por la perspectiva de subida de tipos

Panel de cotizaciones del Nasdaq en TImes Square, Nueva York.
Panel de cotizaciones del Nasdaq en TImes Square, Nueva York. REUTERS

Tras un mes seguido de alzas, el Ibex cierra  la semana con una caída del 0,77%. El selectivo encadenaba cuatro semanas consecutivas de subidas, una racha que el índice ha roto en las cinco últimas sesiones, a pesar de que el Banco Central Europeo (BCE) confirmó ayer que empezará a comprar deuda pública en el mercado a partir del próximo lunes. El índice cierra la sesión con una leve caída del 0,29% hasta los 11.091,9puntos. CaixaBank, inmersa en negociaciones para hacerse con el portugués BPI, liderá las alzas del día tras subir un 4,22%. 

Durante toda la semana, en especial en la parte final de la misma, los mayores movimientos se han registrado, de largo, en el mercado de divisas. Mientras las Bolsas caminan pesadas por el mal de altura (el Ibex comenzaba la semana en sus niveles más altos del año y llegó a tocar máximos desde 2010 en la sesión del lunes; el Dax alemán está en máximos históricos...), el euro cae sin freno en un continuo descenso hacia la paridad con el dólar. Hoy baja hasta las 1,08 unidades del billete verde, un nuevo mínimo desde 2003.

IBEX 35 9.229,70 1,45%

El detonante de esta nueva bajada del euro ha sido la publicación de un dato de creación de empleo en Estados Unidos mejor de lo esperado, lo que es una buena noticia económica pero, a la vez, acrecienta el temor en el mercado a que la Reserva Federal (Fed, por sus siglas en inglés) suba los tipos de interés antes de lo previsto. En febrero la primera economía mundial creó 295.000 puestos de trabajo, frente a los 240.000 que esperaba el consenso del mercado, y la tasa de paro bajó dos décimas hasta el 5,5%. El presidente de la Fed de San Francisco, J. Williams, ya ha advertido de que junio será el mes donde se tendrá una seria discusión sobre las subidas de tipos de interés en aquel país. El dato dará argumentos a quienes quieran adelantar el alza del precio del dinero, aunque no ha habido un aumento de los salarios, otra condición, en teoría, necesaria para empezar la normalización monetaria.

Esto ha provocado rápidamente dos efectos: la citada apreciación del dólar frente al resto de divisas y una subida de la rentabilidad (caída del precio) de la deuda soberana estadounidense. El bono a diez años ha pasado del 2,11% al 2,24%. En Wall Street, mientras, se intensificaron las caídas. El Dow Jones de industriales recortó un 1,54% y el selectivo S&P un 1,42. El  Nasdaq tecnológico cayó un 1,11%. Apple, por su parte, celebró con una moderada subida del 0,15% su entrada en el Dow Jones en sustitución de AT&T.

Cotización del euro ampliar foto
Cotización del euro

Esa posible subida de tipos en EEUU alimenta las mismas tendencias que anima el BCE con su programa de compra de deuda (oficialmente llamada PSPP, Public Sector Purchase Programme). Una de las más claras es el trasvase de dinero de fondos de inversión desde EEUU a Europa. Según datos de Citi, esta semana ha sido la novena de salida de flujos de inversión desde aque país y la novena de entradas en elViejoContinente. Desde Barclays estiman que esta tendencia continuará por la mejoría de la situación macroeconómica enEuropa, el mayor margen de aumento de beneficios empresariales (en gran medida gracias a la depreciación del euro) y el propio programa de estímulos del BCE frente a la esperada alza de tipos de la Fed.

A vueltas con el plan de compras del BCE, uno de los aspectos que más ha gustado a los expertos de la rueda de prensa de la comparecencia de Mario Draghi ayer es que reiteró que el programa de compras es abierto y solo acabará en septiembre de 2016 si la inflación se acerca para entonces al 2%. Los expertos de Nomura no creen que la inflación vaya a subir tanto como para que el BCE pueda detener sus compras en esa fecha, por lo que el plan de estímulos se alargaría.

El inicio de las compras del BCE es una de las razones que lleva a Javier Urones, analista de XTB, a esperar que "para la semana que viene, el selectivo español decida romper este rango lateral en el que está cotizando sin descartar que pueda hacer una tentativa para superar la resistencia de los 11.250 puntos".

De momento, el mercado de deuda sigue animado por la certeza de que contará desde el lunes con un comprador que adquirirá 60.000 millones al mes. El interés del bono español a diez años se mantiene en el 1,29%, cerca de su mínimo histórico, y el riesgo país desciende los 89 puntos básicos, su nivel más bajo desde 2010.

Otra de las referencias del día ha sido la publicación del crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro se aceleró en el último trimestre de 2014 al 0,3% en comparación con los tres meses anteriores, cuando había crecido un 0,2%, según refleja la segunda estimación publicada por Eurostat, que sitúa a Estonia, España y Alemania a la cabeza del crecimiento en la unión monetaria.

Normas
Entra en El País para participar