El municipio recibió el año pasado el récord de 39.017 excursionistas

El auge de los cruceros oxigena la economía de Ferrol

Las llegadas de pasajeros al puerto gallego suben un 259% en 2014, la tasa más alta

Vista de la terminal de cruceros de Ferrol.
Vista de la terminal de cruceros de Ferrol.

En Ferrol ya casi no se construyen barcos, pero los salvadores de su economía están llegando por mar. Son los cruceros.

En 2014, esta pequeña ciudad del norte de Galicia fue el puerto español que más creció en llegadas de pasajeros, una nueva fuente de ingresos que está dando algo de alivio a una población arruinada por la quiebra de la industria naval, de la que dependía la mayor parte de sus 71.000 habitantes.

Según Puertos del Estado, el municipio recibió el año pasado 25 barcos y 39.017 excursionistas, lo que supuso un crecimiento del 259,5% frente a los 10.853 de 2013.

Si bien en volumen es una cifra modesta comparada con las de otros puertos de escala, como Málaga (407.870), Cádiz (381.285) y Valencia (373.014), en términos porcentuales es un resultado espectacular, que supera incluso el de puertos de cabecera como Barcelona, Baleares y Las Palmas. “Habla de lo bien que lo están haciendo”, apostilla Emiliano González, director general de MSC Cruceros en España.

Ferrol, el puerto que más crece en llegadas de pasajeros ampliar foto

El récord de llegadas ha sido un bálsamo para una población que en algún momento de los últimos dos años llegó a tener más habitantes en paro que trabajando. Aunque no puede atribuirse enteramente a los cruceros, la situación en algo ha mejorado: la tasa de desempleo cerró 2014 en el 24% y la de ocupación en el 38%, según el Instituto Gallego de Estadísticas (IGE).

“Sin ser todavía una gran fuente de negocio, poco a poco se va notando [el auge de los cruceros] en la economía de la ciudad”, afirma María Luisa Barro, gerente de la asociación de hosteleros Hosteferrol, que representa a 60 empresas de la comarca. “Llegan familias completas con niños y jóvenes a los que se ve disfrutando de nuestra gastronomía y patrimonio histórico”, celebra.

Las navieras británicas P&O y Saga, la estadounidense Windstar, la italiana MSC Cruceros y en especial la alemana Aida son algunas de las compañías que están programando paradas en Ferrol.

“Este puerto forma parte de nuestros itinerarios desde 2014 y constituye, junto con Vigo y La Coruña, una de nuestras escalas en Galicia, sobre todo de nuestros cruceros en tránsito desde y hacia el Mediterráneo”, comenta Hansjörg Kunze, vicepresidente de comunicación y sostenibilidad de Aida. “Desde allí podemos ofrecer a nuestros clientes una gran variedad de emocionantes excursiones de un día, especialmente a Santiago de Compostela y el Camino de Santiago”, explica.

Precisa que este año recalarán seis veces en Ferrol con sus barcos Aidabella, Aidamar, Aidaluna y Aidacara. La escala más próxima será el 1 de marzo, cuando está previsto que llegue el Aidamar con 3.000 pasajeros, y las siguientes, el 30 de marzo y 1 de abril, coincidiendo con la Semana Santa.

MSC, por su parte, ha programado para este año dos escalas, una el 25 de abril con el MSC Splendida (4.600 pasajeros) y otra a final de temporada, el 12 de septiembre, con el MSC Sinfonia en su regreso desde el norte de Europa hacia el Mediterráneo.

Actores disfrazados de soldados del siglo XVIII despiden un barco con salvas de honor en la ría de Ferrol.
Actores disfrazados de soldados del siglo XVIII despiden un barco con salvas de honor en la ría de Ferrol.

“Siempre que podemos incluimos a Ferrol en nuestras rutas porque el puerto tiene unas instalaciones adecuadas y brinda todo tipo de facilidades para que la atención al barco y a los pasajeros sea de su total agrado”, señala González.

La autoridad portuaria lleva 10 años promocionando Ferrol como escala de cruceros. “Las inversiones en infraestructuras prácticamente no han sido necesarias, solo tuvimos que reservar para estos buques los muelles situados en la zona más urbana. Lo más importante, que es tener un destino turístico interesante, ya lo teníamos. El esfuerzo se centró en promocionarlo ante las navieras, agentes y turoperadores”, apuntan.

“Como destino somos toda una sorpresa”, dice María del Carmen García, concejala delegada de Turismo del Ayuntamiento de Ferrol, quien destaca entre sus principales atractivos las playas de arena blanca y fina, la arquitectura “tremendamente modernista” del casco antiguo, y los dos castillos situados a ambos lados de la ría, desde donde se despide a los barcos con cañonazos de honor y música de gaita.

La autoridad portuaria estima que este año se mantendrá el mismo nivel de llegadas que en 2014 y que una nueva naviera podría llegar, Oceania Cruises.

Los buques permanecen en el puerto una media de ocho horas. A García le gustaría que esta estancia se prolongase y los barcos pernoctasen en la ciudad al menos en Semana Santa, a fin de que sus pasajeros puedan ver las procesiones que salen de noche y han sido declaradas de interés turístico internacional.

Por su ubicación en el norte de España, en la costa atlántica, Ferrol compite con los puertos de Vigo y La Coruña en Galicia, y Oporto en Portugal. El año pasado sus rivales gallegos tuvieron resultados diferentes:el primero aumentó un 2,46%, hasta los 176.019 pasajeros, mientras que el segundo bajó un 17,4%, hasta los 129.597. Oporto, entre tanto, creció un 39%, hasta los 64.440 pasajeros.

Bilbao, el segundo que más avanza

Crucero en la terminal de Getxo, en Bilbao.
Crucero en la terminal de Getxo, en Bilbao.

Bilbao fue el segundo puerto que más creció en 2014, un 43%, tras pasar de los 56.004 a los 80.161 pasajeros. Luis Gabiola, director de operaciones del puerto, atribuye este resultado a la decisión de MSC, Iberocruceros y Pullmantur de mantener Bilbao como base para sus barcos y al aumento de escalas de Celebrity Cruises.

“No va a ser así todos los años porque depende de muchos factores, pero lo importante es que a largo plazo la tendencia sea positiva. Este año, por ejemplo, tendremos ocho escalas menos porque MSC enviará un barco a mantenimiento, pero esperamos tener cifras parecidas en 2016”, explica.

Tarragona se situó en el tercer lugar, con un avance del 35%, al pasar de 1.394 a 1.887 excursionistas, aunque la razón de su crecimiento es básicamente estadística, ya que la base de comparación es bastante baja. Y es que la terminal catalana empezó a promocionarse como destino de cruceros hace apenas tres años.

Normas