El juez sumará hoy las adhesiones al convenio

Martinsa estudiará el lunes la solicitud de liquidación

Fernando Martín, presidente de Martinsa Fadesa, en 2014.
Fernando Martín, presidente de Martinsa Fadesa, en 2014.

Martinsa Fadesa ha comunicado hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que en estos momentos "no tiene conocimiento oficial, del resultado de las adhesiones realizadas ante el juzgado o ante el notario". No obstante, indica la inmobiliaria al regulador del mercado, "como parecen confirmarse las noticias aparecidas en prensa en el día de ayer, se han convocado reunión extraordinaria del Consejo de Administración, para el próximo lunes 2 de marzo, con objeto de estudiar la solicitud de la liquidación de la compañía".

Sareb, CaixaBank y Popular, los principales bancos acreedores de Martinsa Fadesa, decidieron finalmente ayer al mediodía, tras mantener reuniones de última hora, optar por la liquidación de la compañía antes que por la propuesta de convenio presentada por la empresa. “La propuesta de convenio de Martinsa no es factible, el plan de negocio presentado no es creíble”, explicaron fuentes financieras. “Pretendía pagar el 95% del pasivo con el 60% del activo”, indicaron otras. La empresa “quería quedarse con los mejores activos dejando a los acreedores suelos sin valor suficiente, y tampoco los acreedores tenían el valor real”, añadieron. “Con la liquidación los acreedores tienen acceso a 980 millones de euros de valor en activos”, aseguraron, “y en un proceso de liquidación los acreedores tendrán acceso a información de forma más transparente”.

"Ha sido un mazazo”, comentaron ayer fuentes de Martinsa Fadesa pocos minutos después de que este diario publicara el rechazo de la banca acreedora a la última propuesta de convenio presentada por la inmobiliaria para evitar la liquidación. “Con todo lo que lo hemos peleado... por desgracia entra en liquidación”, dijeron.

Expertos en materia concursal consultados por este diario consideran que el proceso de liquidación de Martinsa Fadesa será el mayor de una empresa ocurrido nunca en España. También será “el mayor de una inmobiliaria en Europa”, indicaron. La compañía protagonizó en 2008 el mayor concurso empresarial sucedido en el país, con un pasivo cercano a los 8.000 millones de euros. A mediados de 2014 la deuda concursal de la compañía ascendía a 6.602 millones. En la actualidad, apuntaron ayer fuentes financieras, la deuda total del grupo asciende a 6.985 millones. En 2013 el grupo perdió 652 millones de euros, registrando un patrimonio negativo de 4.288 millones.

Fernando Martín, presidente de Martinsa Fadesa, acordó entre 2006 y 2007 la compra de Fadesa a Manuel Jove, en una operación valorada en 4.045 millones de euros. En 2008 Martinsa Fadesa se declaró en concurso de acreedores y en 2011 acordó convenio de pago saliendo así de la situación concursal en la que se encontraba. Ese mismo año la compañía decidió en junta de accionistas ejercer acción de responsabilidad social contra Jove y el ex consejero delegado de la empresa, Antonio De la Morena reclamando 1.576 millones de euros. Martinsa Fadesa sostenía que en la operación de venta se incluyeron activos erróneamente calificados y valorados. El Juzgado Mercantil número 1 de La Coruña y la Audiencia Provincial de La Coruña desestimaron la reclamación de Martinsa Fadesa, que recurrió al Supremo. Este mes el Supremo también ha desestimado la pretensión de Fernando Martín.

Martinsa Fadesa presentó el 30 de diciembre una nueva propuesta de convenio a los acreedores para evitar la liquidación, al no poder pagar determinados pagos contemplados en el anterior convenio. En la nueva propuesta, a la que ha accedido este diario, la empresa destacaba que si ganaba el recurso en el Supremo contra Manuel Jove destinaría los recursos al pago a los acreedores.

El varapalo del Supremo a la reclamación de Martinsa Fadesa ha sido la puntilla al intento de Fernando Martín de salvar la compañía de la liquidación. El Supremo ha condenado al pago de costas a la compañía, que supondrá el desembolso inmediato de varios millones de euros (hasta 60 millones según estiman fuentes judiciales).

 Así se liquidará el grupo de Fernando Martín

El juez del concurso de Martinsa Fadesa, Pablo González-Carreró, del mercantil de La Coruña, recibirá hoy las adhesiones a la propuesta de convenio presentada por la inmobiliaria y constatará previsiblemente que no cuenta con las suficientes como para ser aprobado y declarará la apertura de la fase de liquidación. El magistrado, explican expertos en materia concursal, después tendrá que designar a la anterior administración concursal de la empresa para hacerse cargo del proceso de liquidación.

El juez puede nombrar a los tres que estuvieron al frente del concurso de Martinsa, Ángel Martín Torres (KPMG), Antonio Moreno Rodríguez (Bankinter) y la abogada Antonia Magdaleno, a dos de ellos o tan sólo a uno.

Los liquidadores nombrados por el juez dispondrán de dos meses para actualizar la contabilidad del grupo, el activo y el pasivo;las quitas a los créditos acordados anteriormente se rehabilitan.

Una vez actualizados los activos y pasivos de Martinsa Fadesa, se presentan al juzgado y las partes afectadas pueden impugnar los datos y presentar incidentes. El juez deberá dictar sentencia sobre los mismos y resolver para disponer de los textos contables definitivos.

Los profesionales a cargo de la liquidación tendrán que presentar al juez un plan de liquidación, que deberá ser estudiado igualmente por las partes implicadas, que también podrán presentar alegaciones al mismo. Finalmente el juez aprobará un plan de liquidación y comenzará entonces la venta de activos con los que pagar a los acreedores.

Los expertos consultados resumen el proceso comparándolo con el inicio de otro proceso concursal.

Cronología

La compra de Fadesa por parte de Martinsa, entre 2006 y 2007, ha marcado la evolución de la compañía. Antes de llevarse a cabo aquella operación, Fernando Martín Álvarez ya dio pistas de estar preparando una gran operación. El dueño de Martinsa vendió su participación en Sacyr Vallehermoso, el 5,96%, por 266 millones de euros, de los que en torno a 150 millones fueron plusvalías, a mediados de 2005.

En noviembre de 2006 empezó a desprenderse de su participación en Unión Fenosa. A principios de ese mes Martinsa presentó en CNMV opa sobre Fadesa, a un precio 35,70 euros por acción, lo que elevó la operación a 4.045,2 millones de euros.

La compra efectiva de la inmobiliaria de Manuel Jove no se resolvió hasta mediados de 2007. Un año después, en junio de 2008, Martinsa Fadesa entró en concurso de acreedores, con cerca de 8.000 millones de euros de deuda.

En 2011 la inmobiliaria logró acordar convenio de pago con los acreedores saliendo así de la situación concursal en la que se encontraba. Ese mismo año el grupo presentó demanda de responsabilidad social contra Manuel Jove y el ex consejero delegado, Antonio de la Morena. La crisis económica, financiera e inmobiliaria de España han imposibilitado a la empresa cumplir con sus compromisos de pago con los acreedores.

Normas