El envío se hará mañana por la mañana

Grecia retrasa al martes la presentación de las reformas

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, conversa con el ministro de Finanzas, Yanis Varufakis.
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, conversa con el ministro de Finanzas, Yanis Varufakis.

El Gobierno griego enviará finalmente mañana por la mañana a los ministros de Finanzas de la eurozona la lista con las propuestas de reformas acordadas la semana pasada con el Eurogrupo a cambio de la ampliación de la ayuda financiera. Fuentes gubernamentales dijeron que se enviará la lista por la mañana y por la tarde habrá una teleconferencia del Eurogrupo, sin precisar el motivo del retraso del envío, previsto inicialmente para hoy. Habrá un Consejo de Ministros en Atenas y reuniones del grupo parlamentario y de la cúpula de Syriza también por la mañana, añadieron las fuentes.

La lista incluirá todas las medidas del primer pilar del denominado Programa de Salónica, el plan elaborado por la izquierdista Syriza antes de la campaña electoral que definía las líneas maestras que seguiría en caso de asumir el Gobierno. En este primer pilar, se abordan las iniciativas abocadas a combatir la “crisis humana” con planes como luz gratuita y cupones de alimentos para 300.000 hogares que viven por debajo del umbral de la pobreza, así como de posibilitar el acceso a la sanidad pública gratuita para todos los ciudadanos. También reintroduce la paga extraordinaria a las pensiones inferiores a 700 euros.

En la lista se abordará además buena parte del segundo pilar del citado programa, con un plan para mejorar las posibilidades de devolver las deudas a Hacienda y a la Seguridad Social, así como la protección contra los desahucios de primeras viviendas.

Las fuentes gubernamentales añadieron que en la lista se mencionará también la lucha contra el fraude fiscal y la corrupción, iniciativas para eliminar trabas burocráticas y la reforma de la administración pública.

Necesidades de la banca

El ministro de Finanzas irlandés, Michael Noonan, ha dicho hoy que el sistema financiero griego habría colapsado en pocos días si el país no hubiera alcanzado ayer un acuerdo con el Eurogrupo para extender su programa de rescate otros cuatro meses a cambio de que Atenas presente un nuevo plan de reformas. 

Según apuntan los medios locales, en este compendio no se darán cifras concretas sobre la cuantía que el Gobierno espera recaudar a través de la aplicación de las medidas.

El acuerdo con el Eurogrupo de la semana pasada no incluía la mención de cifras sino de las líneas generales, que deberán de ser concretadas antes de finales de abril, cuando los socios valoren si Grecia ha aplicado las medidas y decida si se empiezan a desembolsar los fondos pendientes del rescate, es decir, 1.800 millones de euros procedentes de la eurozona y otros 1.900 millones del Banco Central Europeo.

Según cálculos de algunos medios de comunicación, el Gobierno espera poder ingresar de la lucha efectiva contra el contrabando de combustible y de tabaco unos 1.500 millones y 800 millones de euros, respectivamente, y otros 2.500 millones de deudas impagadas al fisco.

Brecha en Syriza y consenso de los ciudadanos

El compromiso alcanzado el viernes con el Eurogrupo ha abierto una brecha en el seno del izquierdista Syriza, donde no todos ven con buenos ojos que el Gobierno haya aprobado la prórroga del rescate.

A las críticas ayer del veterano eurodiputado Manolis Glezos, quien aseguró que el nuevo acuerdo no cambia nada respecto al programa de rescate y quien llamó a la movilización de los simpatizantes del partido para que decidan si secundan esta decisión, se sumaron hoy otros diputados y seguidores de la izquierda, como el compositor Mikis Theodorakis.

En su blog, Theodorakis emplazó al Gobierno de Syriza a decir “oxi” (no, en griego) al “nein” (no, en alemán) del ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, en alusión al rechazo radical de Berlín a las propuestas griegas. Según Theodorakis, solo con un rechazo Grecia puede recuperar así su soberanía nacional.

Otros diputados del ala más izquierdista de Syriza se sumaron hoy a esta línea, pero los ciudadanos parecen apoyar cada vez más al Gobierno y, según una encuesta realizada entre el 12 y el 17 de febrero, es decir, en plena negociación con el Eurogrupo, el 80% de los griegos respaldan al Ejecutivo. El sondeo, publicado por el diario “Avgi”, revela que solo un 13% no respaldó el modo en que el Ejecutivo negoció con sus socios.

Tsipras, "lo peor queda por venir"

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, se dirigió ayer a los griegos en un mensaje televisivo. En su primera declaración tras el acuerdo del Eurogrupo celebrado el viernes para extender por cuatro meses el rescate al país, Tsipras afirmó que “lo difícil empieza ahora” en las negociaciones con los socios de la eurozona".

En el mensaje, Tispras reiteró que el acuerdo "anula los compromisos de austeridad" acordados por los anteriores Gobiernos griegos. Pero, insiste, se trata solo de un acuerdo temporal para extender la asistencia financiera. “Hemos ganado una batalla, no la guerra", ha señalado en la citada intervención.

En su declaración del sábado, el primer ministro griego también ha declarado que seguirá trabajando para encontrar un nuevo acuerdo duradero, "por supuesto, dentro de la zona euro". Tispras también ha afirmado que el acuerdo de ayer supone el final de los rescates, de la austeridad y de la troika. 

En este sentido añadió que “el día de ayer es más importante para Europa que para Grecia” y ha apuntado que hace casi 20 días que se hizo cargo de un país “al borde del abismo y con las cajas vacías”.

Tsipras ha señado que el acuerdo conseguido “deja atrás la austeridad y los memorandos (programas de recate)” e inicia la negociación para lograr “el crecimiento, el empleo y nuestro futuro europeo”. Para el primer ministro heleno, este pacto “acaba con las reducciones de salarios y pensiones, con las medidas que llevan a la recesión y con los superávits exagerados”.

En su discurso Tsipras también ha tenido palabras para el pueblo griego a quien calificó de “mejor aliado del Gobierno” y ha agradecido su apoyo “sin el cual no podríamos haber ganado esta batalla”.

El Parlamento alemán, dispuesto a aprobar el acuerdo

El Parlamento germano deberá dar su visto bueno al acuerdo del Eurogrupo de ayer en el que Grecia y sus socios de la Unión Europea pactaban extender por cuatro meses el rescate al país heleno. Hoy, el líder del partido de Merkel en la Cámara, Volker Kauder, ha declarado que está dispuesto a aprobar la extensión del rescate si Grecia se compromete a presentar nuevos planes de ajuste. "Grecia debe hacer sus deberes. El país se ha dado cuenta de que no puede dejar de mirar la realidad", ha declarado en una entrevista publicada hoy por el diario Sonntag.

Más cautela han mostrado otros diputados conservadores como Ralph Brinkhaus, quien ha alertado contra las promesas vacías y ha señalado que "Grecia ha perdido cierta confianza de sus socios europeos en los últimos meses y ahora debe reconstruirla".

Alemania espera con cierto escepticismo la lista de reformas que deberá presentar mañana el gobierno griego de cara a la prórroga del plan ayuda, acordada el viernes en la última sesión del eurogrupo.

En la Unión Cristianodemócrata (CDU), el partido de la canciller Angela Merkel, y aún más en su ala bávara, la Unión Socialcristiana (CSU,) hay muchas voces que indican que es demasiado pronto para el júbilo y que la posibilidad de aprobar una prórroga depende de la lista de reformas que presente Atenas.

“El compromiso al que se ha llegado sólo da un respiro”, dijo en declaraciones que publica hoy el dominical “Bild am Sonntag” uno de los representantes de la línea dura de la CSU, el ministro de Finanzas de Baviera Markus Söder.

Hollande alaba el pacto

El presidente francés, François Hollande, se ha mostrado hoy satisfecho por el acuerdo alcanzado ayer en el Eurogrupo. “Se ha llegado a un buen compromiso para Europa y para Grecia”, declaró a la prensa Hollande durante la tradicional visita anual del presidente francés al Salón de la Agricultura de París.

Para el jefe del Estado francés, la “buena solución” pasa por dar más tiempo al nuevo Ejecutivo griego para “que asegure su transición y cumpla con sus compromisos”. “La buena solución también es darle tiempo para que entable sus reformas y que para que también se respete a los electores griegos”, agregó.

“Grecia ha hecho muchos esfuerzos en los últimos años. Se han pedido muchos sacrificios. Ahora hay que darle tiempo, pero al mismo tiempo respetar los compromisos porque son los contribuyentes franceses, alemanes y europeos los que han permitido que Grecia pueda funcionar”, concluyó el presidente francés.

Samaras, crítico son Tsipras

El exprimer ministro griego y líder del conservador Nueva Democracia, el principal partido de la oposición en Grecia, Andonis Samarás, lamentó hoy que el Gobierno está tratando de demostrar que el programa de rescate que ha firmado con el Eurogrupo, con “condiciones mucho peores”, es un “éxito” para el país.

“Tsipras y su Gobierno están tratando de probar que el regreso al memorando que firmaron ayer es un éxito para el país. En esencia es volver al mismo lugar, pero en condiciones mucho peores”, señaló Samarás en un comunicado, tras el discurso televisado que dio hoy el primer ministro, Alexis Tsipras.

Samarás acusó a Tsipras de no explicar “de dónde sacará el dinero para pagar las obligaciones del país en los próximos meses”, y aunque señaló que “lo peor se ha evitado por el momento” en alusión a una salida de Grecia del euro, precisó que “el mayor peligro aún no se ha superado”.

El exsocio del Gobierno de Samarás y líder de los socialdemócratas griegos, Evángelos Venizelos, también fue muy crítico con la postura del Ejecutivo. Coincidió en acusarlo de acordar un tercer programa de rescate y apuntó que en su discurso de hoy Tsipras “siguió el camino de las falsas promesas”, lo que, dijo, “reduce aún más la fiabilidad de las mismas y del Gobierno”.

Por su parte, el centrista To Potami (El Río), tendió su mano a colaborar con el Ejecutivo en las reformas y aseveró que “no hay tiempo para excusas”. “El primer ministro tiene razón, lo difícil está por llegar”, declaró su portavoz, Dimitris Tsiodras.

Normas