Indicios que dan lugar a la esperanza

¿Está España recuperándose?

¿Está España recuperándose?

Hay datos que así parece que empiezan a demostrarlo. Tras más de siete años de recesión, desaceleración económica o crisis, según como se haya querido llamar, los datos que salen a la luz en el marco económico parece que comienzan a dar esperanza al futuro.

Aunque el gran reto para el país sigue siendo el del empleo. El paro ha castigado el inicio del año con un aumento en enero de 77.980 personas según el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, lo que supone que el paro se sitúa en una cifra total de 4.525.691 personas según los últimos datos referidos a enero.

Sin embargo hay otros ámbitos en los que la recuperación parece que deja de ser un deseo para convertirse en un hecho. El mercado hipotecario, la deuda de las familias y el sector del automóvil son algunos de ellos.

¿Por qué es posible pensar en la recuperación?

  • Aumentan las hipotecas. Según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) a través de su Estadística de Hipotecas y que corresponden a noviembre de 2014, el número de hipotecas que han sido constituidas en ese periodo han sido 15.900, lo que supone un incremento del 14,2% respecto al mismo mes de 2013. El importe medio hipotecado es de 104.817 euros. Además el mercado hipotecario se está reactivando. Las entidades han iniciado una pequeña “guerra” por ser la que establece los diferenciales más bajos, como por ejemplo Kutxabank con su hipoteca a Euribor +1%, ING Direct con su Hipoteca Naranja a Euribor +1,49% o Bankinter con la suya a Euribor +1,50%, entre otras entidades.
  • Cae la deuda de las familias. El pasado 2014 terminó con una buena noticia para los hogares, y es que la deuda de las familias cerró diciembre de 2014 con un saldo de 745.793 millones de euros, lo que significó que respecto al 2013 la deuda disminuyó un 4,7%. La deuda con estos niveles alcanza de nuevo los establecidos en 2006, antes del inicio de la crisis, todo ello según los datos publicados por el Banco de España (BDE).
  • Desciende la morosidad. También según los datos del BDE, hay otro indicio de recuperación de la economía española, al menos de la de las familias y que sin duda es un buen signo para las entidades bancarias. Y es que en los últimos datos sobre el balance del crédito, el importe de créditos dudosos, es decir la morosidad, ha descendido hasta situarse en el 12,5% respecto a la totalidad de los créditos, lo que significa alcanzar su nivel mínimo no solo en todo el 2014 sino también desde mayo de 2013.
  • Aumento en la ventas de vehículos. Este sector también supone un indicador de mejora del país. De Hecho según los datos de Anfac (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones), enero ha supuesto un crecimiento en el mercado de automóviles del 27,5%, lo que supone el mejor volumen de ventas en el mes de enero desde 2010.
  • Buena previsión de crecimiento. Desde Bruselas y la Comisión Europea empiezan confiar en la capacidad de recuperación de España y es que según sus estimaciones, creen que la economía española va a crecer un 2,3% durante este 2015.

Si las previsiones se cumplen y los datos siguen mostrando buenas noticias, no serán pocos los que puedan salir de una situación delicada provocada por una crisis económica que se antoja ya demasiado dilatada en el tiempo.

Normas