Lorenzo Amor, presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA)

“Puede haber más rebajas fiscales para los autónomos”

“Puede haber más rebajas fiscales para los autónomos”

Lorenzo Amor (Córdoba, 1965) levantó ATA de la nada y hoy es la la asociación de autónomos que más ruido hace. Es su presidente desde hace 10 años y ahora vuelve a presentarse a la reelección, sin rival alguno, en las próximas elecciones, que se celebrarán en Córdoba el 14 de marzo.

Pregunta. Los últimos Gobiernos han ido haciendo, más o menos, lo que se le ha demandado desde ATA, ¿qué es lo próximo que va a aprobar el Ejecutivo para los autónomos?

Respuesta. El Gobierno tiene que mejorar aún más la protección social del autónomo, sobre todo de la mujer autónoma. No puede ser que no puedan reducir la jornada por cuidado de hijos o conciliar nada más tener un hijo. Esto es algo que nos separa de la mujer asalariada. Estaríamos hablando de que las autónomas se pudieran beneficiar del coste cero (en las cotizaciones) por sustitución durante la baja de maternidad; o una cotización reducida especial.

P. Sin embargo, los autónomos tienen mucho más acceso a la protección social que hace unos años...

R. Yo diría que los Gobiernos en esta crisis han dejado muy tirados a los autónomos que lo han perdido todo. Somos el único colectivo que no ha tenido ni renta básica, ni renta mínima, ni plan Prepara, ni nuevas ayudas para los parados de larga duración con cargas familiares. Esto es otra cosa que habría que cambiar y que podría hacer el Ejecutivo en esta legislatura.

En concreto, esperamos que el autónomo que pierda todo y cobre el cese de actividad, cuando lo agote debería tener acceso al Prepara y si es mayor de 45 años y con cargas familiares, a la nueva ayuda. Igualmente, el autónomo que contrate a un beneficiario del plan Prepara con carácter indefinido a jornada completa tendría que poder recibir los 426 euros para pagar cotizaciones. Y si es fijo a media jornada, el 50% de esa cantidad.

Esto debería aplicarse a todas las empresas y autónomos, máxime cuando la tarifa plana para la contratación de fijos termina el 31 de marzo.

P. Hablando de tarifas planas, la de 50 euros para los nuevos autónomos está siendo un éxito ¿peligra?

R. No. En absoluto. Va a seguir.

P. El Gobierno también ha respondido a sus demandas fiscales y ha bajado la retención al 15% a los autónomos que ganan menos de 15.000 euros ¿se puede pedir más?

R. Sí y nos han dicho que hay margen para ir más allá. Puede haber más rebajas fiscales para los autónomos. Hemos propuesto extender esta retención a todos los que ganen hasta 30.000 euros al año, aunque sea de forma paulatina.

P. Pero ya no da tiempo en esta legislatura...

R. No, pero está bien saber que puede haber ese margen.

P. Después de la nueva ley de morosidad ¿se siguen ustedes quejando?

R. La morosidad pública es hoy cuestión de siete comunidades autónomas y 100 ayuntamientos en toda España. Se ha avanzado muchísimo. Gran parte de estos ayuntamientos están en Andalucía, Madrid, Valencia y Castilla-La Mancha.

Ahora, el problema está en la morosidad privada. En concreto, con algunos que se dedican a dar lecciones desde el Consejo Empresarial de la Competitividad y luego sus empresas pagan a 150 días. Hay muchas del IBEX 35 que presumen de ser socialmente responsables, pero luego se financian a costa de los proveedores, fundamentalmente autónomos. Esto tiene que saberlo la gente.

Hay grandes empresas que se deducen el IVA de facturas que no han pagado y esto les da un flujo de caja que les supone más de 4.000 millones. Mientras que no haya un régimen sancionador, esto no se corregirá. Pero estas multas deben sancionar las malas praxis, no a quien puntualmente no puede pagar.

P. Y los problemas entre las asociaciones de autónomos por la representatividad, ¿se han terminado?

R. Tras recurrirlo en los tribunales y perder, reconocemos que UPTA tiene dos puntos más que ATA. Y aunque no coincidamos con la sentencia del TSJM, la acatamos. Pero en julio debe haber otro nuevo proceso de evaluación del peso que tenemos cada uno. Y esperamos que cambien los criterios de medición. Una memoria de actividades no puede ser un criterio objetivo.

P. El Gobierno ultima la ley de segunda oportunidad, algo muy pedido por el colectivo, ¿qué esperan de ella?

R. Es algo que hay que potenciar. El autónomo cuando fracasa lo pierde todo y responde con sus bienes presentes y futuros. Y hay que permitirle que vuelva a levantar cabeza y a iniciar una nueva actividad. Estamos hablando de que con la ley actual hay 1.200.000 autónomos que lo eran en 2008 y que ya no están, aunque hayan sido sustituidos por otros. En esta regulación el problema del autónomo no suele ser sus deudas con el banco, sino los impagos a Hacienda y a la Seguridad Social. Y aquí es donde hay que poner el acento y facilitar los aplazamientos y el pago de deudas. Pero también actuar sobre los embargos, porque a los autónomos se les embarga todo menos el colchón. Pedimos que se fije un mínimo inembargable, similar al salario mínimo, que te permita vivir y pagar las deudas. Como pasa con una nómina embargada.

P. Pero Hacienda y la Seguridad Social ya conceden aplazamientos…

R. Sí. Pero es una brutalidad que un autónomo que se demore 24 horas en pagar su cotización, le caiga un recargo del 20%. Ni Hacienda, ni las Administraciones, ni los bancos, nadie cobra esa barbaridad por retrasarse en el pago 24 horas. Eso es usura y hay que cambiarlo, porque hunde los negocios.

P. Desde el 1 de enero las condiciones para acceder a la prestación por cese de actividad son más sencillas ¿se está notando?

R. Es aún pronto, pero debe estar yendo bien, porque a ATA no le han llegado aún quejas. Antes, al autónomo que tributaba por módulos se le rechazaba esta ayuda sistemáticamente, ahora parece que ya no. Esa ley ha quedado bastante bien, sobre todo en la justificación que se exige para el cese de actividad.

P. El próximo acuerdo salarial también afecta a los autónomos con asalariados, aunque ATA no esté en la negociación...

R. Sí, pero eso no le preocupa tanto al autónomo porque esos acuerdos van por un lado y la realidad por otro. Muchos autónomos ya están subiendo los salarios más de un 1%.

 

“Los que ganan más deberían cotizar más”

El fraude es algo que sobrevuela siempre sobre el colectivo de los trabajadores autónomos. Lorenzo Amor es más que consciente de ello: “Sabemos que el 86% de los autónomos que cotizan por la base mínima, no ganan menos de 11.000 euros, que es a lo que corresponde esa base”. Ante esta situación, hay quien plantea que los autónomos deberían cotizar a la Seguridad Social por lo que ganan realmente y no elegir libremente su base de cotización como ahora.

Al líder de ATA no le disgusta esta solución, pero advierte que “en España hay un problema para eso: de los 3,1 millones de autónomos que hay, solo unos 450.000 tienen rendimientos íntegros por debajo de 15.000 euros anuales (8.000 euros netos)”. Según esto, explica Amor, el problema de adecuar la cotización a los ingresos reales es que supondría que, en términos generales, los autónomos pasarían a cotizar más. “Y eso, creo que la gente no lo ha valorado”. “Dicho esto, creo que se debería adecuar para que coticen menos los que ganan menos y coticen más los que ganan más, pero con tramos y paulatinamente, como se hizo con el régimen agrario”. Además, “en España hay 700.000 autónomos con rendimientos netos superiores a 30.000 euros; esos tendrían que cotizar más de lo que lo hacen. Porque las pensiones con estas cotizaciones siguen siendo de risa”.

“Debemos tener un mínimo que no se embargue”

Pregunta El Gobierno ultima la ley de segunda oportunidad, algo muy pedido por el colectivo, ¿qué esperan de ella?

Respuesta Es algo que hay que potenciar. El autónomo cuando fracasa lo pierde todo y responde con sus bienes presentes y futuros. Y hay que permitirle que vuelva a levantar cabeza y a iniciar una nueva actividad. Estamos hablando de que con la ley actual hay 1,2 millones de autónomos que lo eran en 2008 y que ya no están, aunque hayan sido sustituidos por otros. En esta regulación, el problema del autónomo no suele ser sus deudas con el banco, sino los impagos a Hacienda y a la Seguridad Social. Y aquí es donde hay que poner el acento y facilitar los aplazamientos y el pago de deudas. Pero también actuar sobre los embargos, porque a los autónomos se les embarga todo menos el colchón. Pedimos que se fije un mínimo inembargable, similar al salario mínimo, que te permita vivir y pagar las deudas. Como pasa con una nómina embargada.

P Pero Hacienda y la Seguridad Social ya conceden aplazamientos…

R Sí. Pero es una brutalidad que un autónomo que se demore 24 horas en pagar su cotización, le caiga un recargo del 20%. Ni Hacienda, ni las Administraciones, ni los bancos, nadie cobra esa barbaridad por retrasarse en el pago 24 horas. Eso es usura y hay que cambiarlo, porque hunde los negocios.

P Desde el 1 de enero las condiciones para acceder a la prestación por cese de actividad son más sencillas, ¿se está notando?

R Es aún pronto, pero debe estar yendo bien, porque a ATA no le han llegado aún quejas. Antes, al autónomo que tributaba por módulos se le rechazaba esta ayuda sistemáticamente, ahora parece que ya no. Esa ley ha quedado bastante bien, sobre todo en la justificación que se exige para el cese de actividad.

P El próximo acuerdo salarial también afecta a los autónomos con asalariados, aunque ATA no esté en la negociación...

R Sí, pero eso no le preocupa tanto al autónomo porque esos acuerdos van por un lado y la realidad por otro. Muchos autónomos ya están subiendo los salarios más de un 1%.

Normas