Estudian reforzar su cartera y comprar valores nuevos

Los March estudian oportunidades para invertir 600 millones

Sede de Banca March en Palma de Mallorca.
Sede de Banca March en Palma de Mallorca.

El brazo inversor de la familia March, Corporación Financiera Alba, busca destino para los 640 millones de euros que había reservado para comprar el 8% de Aena. Fuentes financieras apuntan que podría reforzarse en compañías que ya tiene en cartera y adentrarse en otras nuevas.

Aena era el objetivo de inversión de los March, y por eso pujaron, para controlar el 8% del gestor aeroportuario a 53,33 euros por acción más una prima de 0,15. Comprometieron en total 640 millones de euros con ese objetivo fallido, y ahora buscan un destino para ese dinero o para parte de él, según fuentes financieras.

Los resultados de Corporación Financiera Alba, el brazo inversor de la familia de banqueros, se conocerán a finales de este mes, previsiblemente el día 27, según los datos de Bloomberg. Y revelarán una abundante posición de caja. A cierre de septiembre, contaban con tesorería neta (liquidez menos deuda financiera) de 487,5 millones.

El pasado 6 de febrero Corporación Alba anunció además un acuerdo de venta del 12,3% de Pepe Jeans. El 100% del grupo textil ha sido valorado en unos 720 millones de euros, de forma que el porcentaje en poder de Corporación Alba quedaría en unos 89 millones.

La capacidad de apalancamiento de Corporación Financiera Alba también jugaba a favor de la inversión en Aena, pero la utilidad de usar esta potestad cambia ante las actuales circunstancias.

Fuentes conocedoras de los deseos del holding de inversión de la familia de banqueros apuntan la posibilidad de, si hubieran conseguido entrar en el núcleo duro de Aena al precio propuesto, haber ido incrementado paulatinamente su peso hasta el 10% en la compañía controlada por el Estado.

El gestor de aeropuertos volvió a subir ayer un 2,6%, hasta un nuevo máximo de 76,87 euros por acción. La escalada desde el precio de 58 de la oferta pública de venta (OPV) se sitúa en el 32,5%. En todo caso, el mercado ha celebrado que Corporación Financiera Alba no haya entrado. Desde el cierre del pasado 9 de febrero, cuando se fijó el precio de la compañía parcialmente privatizada, Alba se ha disparado un 8% (véase gráfico). Ayer concluyó a 46 euros por acción, muy cerca de su máximo histórico de 47,8 euros alcanzado el pasado julio.

Analistas que cubren Corporación Financiera Alba, que cuenta con una capitalización de cerca de 2.700 millones de euros, avisan de que las plusvalías que hubiera podido acumular en Aena serían latentes y susceptibles de reducirse o de desaparecer, pues los March se habían comprometido a permanecer en el capital un mínimo de un año. En su filosofía no está actuar como un inversor de corto plazo.

Corporación Financiera Alba aún no ha decidido dónde invertirán, pero fuentes cercanas al holding confirman que están mirando nuevas oportunidades, así como también reforzarse en algunas de las compañías en las que ya tienen participaciones significativas.

Un analista que cubre el valor apunta en concreto a dos cotizadas de su cartera: BME y Viscofan, en los que entró el año pasado, con respectivas participaciones del 7,8% y del 5,9%. “Es habitual que en empresas cotizadas Corporación Alba alcance participaciones que ronden el 10%”, asegura. Las compañías en las que cuenta con más peso son Acerinox (23,1%), Clínica Baviera (20%), Antevenio, que cotiza en París (16,3%), ACS (11,3%), Indra (13,9%) y Ebro (10,0%).

En no cotizadas Alba participa en Panasa (26,4%), Flex (19,8%), Ocibar, 21,7%, Siresa Campus (17,4%), EnCampus (32,8%), Mecalux (24,4%) y Ros Roca (17,4%).

Seguirán haciendo caja con ACS en máximos

La participación de Corporación Financiera Alba en ACS ha pasado desde el 18,3% que tenía a finales de 2012, hasta el 13,9% que controla actualmente.

El grupo liderado por los March vendió un 5,00% de ACS por 514,9 millones a lo largo del presente ejercicio: un 1,30% en el primer trimestre y un 3,70% en el segundo. “En estas ventas, Alba obtuvo en total unas plusvalías antes de impuestos de 236,3 millones de euros y una tasa de interna de rentabilidad conjunta del 15,5% anual durante 20 años y medio”, explica Corporación Financiera Alba en una nota.

Los March llevan en el capital del grupo constructor y de servicios desde hace más de dos décadas, con participaciones por encima del 10%. Pero la corporación se propone ir reduciendo su participación en un proceso de realización de plusvalías, al calor de la subida en Bolsa de ACS, según indican fuentes financieras. Alba compite por el primer puesto en la empresa con el presidente de ACS, Florentino Pérez, que tiene el 12,5%. El grupo constructor y de servicios cotiza en entorno de máximos históricos. Ayer marcó un récord a 33,4 euros por acción, tras anotarse un 1,24%. La colocación de hasta el 78% de su filial de energías renovables, Saeta Yield, por más de 660 millones, ha propulsado al valor en Bolsa.

Normas