Guía de lo que no hay que perderse en la feria
'Roca en el escritorio', de Mateo López.
'Roca en el escritorio', de Mateo López.

Qué comprar en Arco 2015

La mejor manera de visitar Arco es hacerlo con tiempo, de forma que el visitante pueda empaparse de todo el arte que ahí se expone (y encontrar alguna pieza que llevarse a casa). Aunque, como no siempre se dispone de él, para escudriñar la feria, proponemos a continuación una selección de artistas y obras que no debería dejar pasar quien pase por el evento español más importante del arte contemporáneo, que arranca el próximo miércoles día 25 de febrero hasta el 1 de marzo.

Recurra a un asesor antes de invertir

Si le asaltan las dudas a la hora de comprar una obra, puede recurrir al servicio First Collector, a cargo de la Fundación Santander. Sus asesores ofrecen a los interesados facilidades para sacar el mayor rendimiento a su visita.

También se organizan los talleres Arco Kids, dirigidos a introducir a los niños en el arte contemporáneo.

Empezando por los maestros, la Galería Leandro Navarro acude a la feria con una obra sin titular de Vasili Kandinski fechada en 1940. Se trata de un gouache sobre papel negro de 49,5 cm de alto y 32,4 de lado. Los precios de las obras no se conocerán hasta que arranque la feria.

Destaca también una instalación de Jimmie Durham, In the air, long before archeology, en la que porcelanas, huesos y una muñeca descansan sobre un andamio. Se exhibe en la galería Wien Lukatsch, que también muestra una obra de la joven artista mexicana Mariana Castillo Deball. En Zoomorph presenta una versión en miniatura de la escultura monumental del mismo nombre encontrada en un asentamiento maya de Guatemala y fechada entre los siglos VIII y IX. La Galería García apuesta, en esta edición, por la primera exposición en España de la artista conceptual y multidisciplinar Elena Bajo.

'Screenshots', de Óscar Murillo.
'Screenshots', de Óscar Murillo.

Llamará la atención del público Roca en el escritorio, una obra cuyo título no defrauda firmada por Mateo López, un artista emergente con obras en las galerías Casas Reigner y Travesía 4.

En la galería Juana de Aizpuru, por su parte, sobresale un cuadro de Heimo Zobernig, uno de los artistas más cotizados de la actualidad, así como lienzos de Jean-Marc Bustamante y fotografías de Wolfgang Tillmans.

Este último género, el de las instantáneas, es uno de los que cultiva el colombiano Óscar Murillo, que, sin haber cumplido los 30 años, vende sus obras por cientos de miles de dólares y tiene lista de espera. La galería Carlos/Ishikawa trae a la feria una fotografía del joven talento titulada Screenshots.

Normas