Cinco pasos para elaborar un plan de empresa

Cómo crear un plan de empresa en cinco pasos

Si te encuentras preparado para poner en marcha tu negocio y tan solo te queda diseñar un plan empresarial capaz de atraer inversores, consulta aquí los pasos necesarios para su elaboración.

Una vez definido nuestro producto o servicio y determinado el mercado hacia el cual dirigir nuestra estrategia, ya solo queda poner todo nuestro esfuerzo en la elaboración de un plan empresarial eficaz.

Si bien hay emprendedores que temen abordar este paso tan importante, ya que básicamente lo consideran algo innecesario, como complicados documentos que hacen aún más enrevesado el desafío del emprendimiento, la realidad es que están completamente equivocados. No sirve de nada tener ideas con fundamento para un negocio si no se analizan y estructuran en el orden correcto, porque lo más probable es que no se les pueda sacar el máximo provecho. Y aquí es donde un plan empresarial concebido con suma destreza puede salvar un negocio.

Estos son los pasos a seguir que expone en su blog Dougles Chan, de Singapore-Headhunter, dirigidos a todo emprendedor ya preparado para lanzar su negocio y que le serán muy útiles en la elaboración del plan empresarial:

  1. Sumario Administrativo. Desde un punto de vista técnico, esta parte debería realizarse al principio en un plan de negocios. Sin embargo, lo mejor es redactarlo una vez finalizadas el resto de secciones, y la razón es bien sencilla, como su nombre indica, el "Sumario Administrativo" resume todo el contenido del plan. Así pues, no es extraño que mucha gente ni siquiera se moleste en seguir leyendo después de esta sección, y por eso resulta imprescindible asegurarse de que este sumario queda perfectamente redactado y que además lo engloba todo.
  2. Visión general de la empresa. En este apartado se exponen las bases y fundamentos para llevar a cabo el negocio, ofreciendo a los lectores la oportunidad de conocer lo que verdaderamente tiene en mente el emprendedor. Se trata de dar una visión general de la empresa, explicando los fines perseguidos, perspectivas y la declaración de objetivos fundamentales. Es importante dejar claro que este paso es esencial cuando la compañía trata de recaudar financiación de una fuente externa. Y resulta muy eficaz realizar una descripción positiva de la empresa cuando lo que se pretende es vender acciones de la misma, ya que ayudará a fijar un precio más elevado. Una presentación de empresa con una base sólida asegurará que se conozca el verdadero valor de la misma y que los posibles compradores se sientan de verdad atraídos  por los beneficios potenciales del negocio. No haría falta mencionar que la elaboración y gestión de la documentación empresarial debe realizarse con suma diplomacia y saber hacer.
  3. Ámbito empresarial. Aquí debe incluirse toda la información clave en relación a la competencia, el mercado y el sector al que pertenece el negocio. Lo normal es llevar a cabo una investigación previa en profundidad si se desea que esta sección adquiera un gran valor. Para ello, habrá que hacer estimaciones de las tendencias y estructura del mercado e identificar los posibles obstáculos que pueden surgir en la creación de la empresa.
  4. Descripción de la compañía. Se requiere hacer un examen detallado del negocio para poder realizar esta parte del plan. Dejará mucho que desear si se define a la empresa solamente desde el punto de vista de las ventas. Es necesario reflejar otros factores como los recursos principales con los que se cuenta, la calidad en el tema laboral, los clientes potenciales y otros aspectos similares.
  5. Plan de acción. Aparentemente se trata del apartado más crítico de todo el sumario de un plan empresarial. Básicamente podemos sintetizarlo en todas las ideas y pasos que ayudarán al cumplimiento de cada uno de los objetivos fijados por la empresa. Por lo tanto, todos los propósitos y finalidades expuestas en la sección de información general deberían reflejarse aquí también. Finalmente, se ofrecerá una visión general de todo nuestro trabajo y esfuerzo en el proyecto de empresa para todo aquél que pueda estar interesado en colaborar.
Normas