Deutsche Telekom, Orange o BT, en máximos desde 2001

Frenético inicio de año en Bolsa de las telecos

Una mujer habla por su móvil en una calle de Barcelona.
Una mujer habla por su móvil en una calle de Barcelona. Reuters

Las grandes telecos europeas han vuelto a convertirse en estrellas en los mercados bursátiles durante el inicio del año. Así, el Stoxx Europe 600 Telecommunications Index, que incluye a las empresas del sector del Viejo Continente, se ha revalorizado cerca de un 12% desde principios de enero, por encima del 7,2% del Eurostoxx 500. Un avance que ha llevado a distintas operadoras a situarse en sus precios máximos del último año. Esta vez, la aceleración del proceso de consolidación, con movimientos de relevancia en mercados como Reino Unido o Alemania, con el consiguiente freno al deterioro de los resultados de las empresas del sector, parece impulsar esta tendencia.

Por compañías, quizá la operadora más destacada es Deutsche Telekom. Desde principios de año, sus acciones acumulan una subida superior al 18%, que han llevado su capitalización bursátil hasta casi 72.000 millones de euros. Desde octubre, sus títulos han subido un 56%. El grupo germano cotiza en sus precios máximos desde principios de 2001, en plena resaca de la burbuja del puntocom. La desaparición de operadora en Alemania con la fusión de Telefónica Deutschland y E-Plus, así como la venta en Reino Unido de Everything Everywhere (EE) a BT, por la que Deutsche Telekom alcanzará un 12% del capital de la teleco británica, han marcado la evolución de la empresa.

Orange, a su vez, acumula en estas semanas un avance de casi un 13%. La compañía, que desde marzo de 2014 se ha revalorizado más de un 80%, registró ayer su precio máximo desde diciembre de 2001. Este avance ha situado la capitalización bursátil de la compañía en el entorno de los 43.000 millones de euros. Orange está en proceso de compra de Jazztel, su mayor adquisición en una década. La operación, con la que la empresa responderá a la compra de Ono por Vodafone, todavía debe ser aprobada por la Comisión Europea.

En esta carrera, BT también sube desde principios de año un 14,5%. La compañía británica, que va a adquirir EE por 16.800 millones de euros para volver al negocio del móvil en el mercado británico, marco ayer su precio máximo desde principios del año 2000. Con este crecimiento, el valor de mercado de la compañía se ha situado en 37.400 millones de libras (unos 50.000 millones de euros). BT está en pleno proceso de transformación estratégica. Este martes, la firma se adjudicó junto a Sky los derechos de la Premier League, por un importe total de 5.140 millones de libras, en una subasta histórica en el fútbol inglés.

De igual forma, grupos como Belgacom y KPN se han revalorizado más de un 13% en las sesiones bursátiles de 2015. La empresa belga marcó ayer su precio máximo histórico, mientras que KPN, que en octubre cerró la venta de E-Plus a Telefónica, registró su precio máximo desde octubre de 2012.

En la misma línea, Telecom Italia acumula una subida de casi un 13% en este periodo. El grupo transalpino está sondeando distintas operaciones de cara a su futuro en Brasil.

Telefónica, por su parte, acumula una subida cercana al 9% desde principios de año, lo que ha situado su capitalización bursátil por encima de los 60.000 millones de euros. La compañía española, que llegó a un acuerdo para vender su filial británica O2 a Hutchison Whampoa por 13.500 millones de euros, está en proceso de compra de la brasileña GVT. Una operación valorada en 7.450 millones.

Para afrontar esta compra, Telefónica Brasil ampliará capital en 4.660 millones de euros. El grupo español cubrirá su aportación de 3.400 millones, correspondiente a su participación del 74%, con otra ampliación. La subida en Bolsa ayudará a Telefónica en este incremento de capital destinado a comprar GVT, porque tendrá que emitir menos acciones.

Merkel y Hollande ganan con las subidas

La subida en Bolsa de las operadoras europeas de telecomunicaciones durante los últimos tiempos ha beneficiado indirectamente a distintos estados europeos por su participación en el capital de estas compañías. Y en algunos casos, el incremento del valor del patrimonio nacional ha sido muy relevante.

Así, por ejemplo, el valor del 31,7% del capital de Deutsche Telekom que está en manos del Estado germano (un 17,44% a través del KfW, similar al ICO) ronda en la actualidad los 22.500 millones de euros, cuando en octubre pasado se situaba en 14.400 millones. Sin duda, buenas noticias para Ángela Merkel, canciller germana.

En el caso de Orange, la participación del Estado francés del 26,94% del capital tiene en estos momentos un valor de mercado cercano a 11.500 millones de euros. En marzo del pasado año, el valor de esta participación se situaba ligeramente por encima de los 6.300 millones.

Para Bélgica, propietaria todavía de un 53,51% del capital de Belgacom, la situación es similar. En estos momentos, esta participación estaría valorada en cerca de 6.160 millones de euros. En abril de 2013, mes en que las acciones de la teleco marcaron su precio mínimo del último año, el valor rondaba los 3.800 millones de euros.

En el caso de TeliaSonera, cuyas acciones han subido un 17% desde abril, ganan tanto Suecia como Finlandia. En este sentido, el Gobierno finlandés anunció esta semana la venta de cerca de un 4% del capital de la teleco por 1.100 millones de dólares (unos 973 millones de euros).

Normas