Tribuna

La financiación llega a las pymes españolas

Nunca antes las pymes van a tener a su disposición mayor financiación. A la firma de la Comisión Europea de la nueva iniciativa PYME con España se suma ahora la línea de crédito de 323,6 millones de euros para financiar a pymes innovadoras, puesta en marcha por el Ministerio de Economía y Competitividad y el de Hacienda y Administraciones Públicas a través del Instituto de Crédito Oficial.

La nueva iniciativa PYME con España liberará más de 3.200 millones de euros en créditos para las empresas españolas con menos de 250 empleados, y en función de la absorción por parte del mercado, podría ascender hasta los 5.300 millones de euros. Tras la firma, corresponde al Fondo Europeo de Inversiones (FEI) implantar la iniciativa PYME en España. El FEI publicará en breve una convocatoria abierta en la que se invitará a participar a bancos e intermediarios financieros, que, una vez seleccionados, pondrán en conocimiento de las pymes españolas las nuevas posibilidades de financiación.

La novedad reside en que el Plan de Inversiones para Europa insta a los Estados miembros a hacer un mejor uso del presupuesto de la UE, abandonando las subvenciones tradicionales a favor de préstamos y garantías. Concretamente invita a duplicar el uso de instrumentos financieros innovadores, dentro de su asignación de los Fondos Estructurales Europeos. España es el primer país de la UE en ponerlo en práctica para las pymes. Los primeros préstamos deberían estar disponibles en verano.

Los Estados miembros emplearán el dinero de la Unión Europea de manera inteligente y más innovadora, apoyando así al motor de nuestra economía, las pymes. No olvidemos que en España representan más del 74% del empleo del sector privado y el 85% de los puestos de trabajo de reciente creación.

Todos los socios compartirán el riesgo. En caso de impago, será cubierto primeramente por la contribución española a los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (unos 800 millones de euros); posteriormente por el presupuesto de la UE y luego por el Grupo del Banco Europeo de Inversiones. En lugar de otorgarse como una subvención clásica, esta cantidad que se pone en común se canalizará a través de la iniciativa PYME y se utilizará como garantía para asumir riesgos en proyectos. En los préstamos que concedan bancos y entidades financieras, la iniciativa PYME lo cubrirá parcialmente, asumiendo parte de los riesgos. De esta forma, cada euro de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos se traducirá en al menos cuatro euros de préstamos concedidos a pymes españolas. Se trata en definitiva de un uso más eficiente de los recursos públicos en beneficio de las pymes.

La financiación de la iniciativa PYME se suma a la financiación española, nacional y regional, a las pymes en forma de subvenciones o instrumentos financieros, también a través de los recursos de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos. Es complementaria con el nuevo Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE), que permitirá movilizar más de 315.000 millones de euros de financiación de la inversión pública y privada durante los próximos tres años, y con programas como el Mecanismo Conectar Europa, Horizonte 2020 y el programa COSME.

Las pymes innovadoras están también de enhorabuena. Más de 12.000 empresas podrán beneficiarse de la línea de crédito de 323,6 millones de euros puesta en marcha por el Ministerio de Economía y Competitividad y el de Hacienda y Administraciones Públicas a través del Instituto de Crédito Oficial para financiar a pymes innovadoras. La línea de crédito será distribuida por las entidades financieras colaboradoras y estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2015. El Fondo Europeo de Desarrollo Rural, a través de su Programa Operativo Fondo Tecnológico, aportará el 75% de los 323,6 millones de euros. El ICO asumirá el riesgo de las operaciones de financiación y ofrecerá a las empresas innovadoras un tipo de interés preferencial.

Podrán optar a las ayudas las empresas que hayan sido valoradas como innovadoras por el Ministerio de Economía y Competitividad, además de aquellas cuya actividad se encuentra bajo los códigos nacionales de actividades económicas calificados de media o alta tecnología por el Instituto Nacional de Estadística.

Los recursos que obtenga el ICO por la devolución de los préstamos e intereses generados por su actividad deberán ser utilizados para los mismos fines hasta la liquidación de esta línea de financiación. El fondo servirá además de complemento a la línea de crédito de 150 millones de euros aprobada recientemente por el Banco Europeo de Inversiones para financiar el capital circulante de las pymes innovadoras. Las dos líneas movilizarán alrededor de 475 millones de euros para financiar inversión y capital circulante. La pyme española empieza pues a contar con los mimbres necesarios para desarrollar su futuro, crecer e innovar.

Emmanuel Mielvaque es country manager de España y Portugal de Alma Consulting Group.

Normas